BRILLANTE ORGANIZACIÓN

Los nombres propios del éxito de la Convención Nacional del PP

Se ha clausurado este domingo en Madrid el cónclave donde "el todo PP" se ha juntado para darse fuerzas de cara a las importantes citas que se avecinan en España

Los nombres propios del éxito de la Convención Nacional del PP
Arenas, González Pons, Rajoy y Aznar. EP

Hoy seré más breve que en otras ocasiones. Supongo, además, que mis lectores incondicionales lo agradecerán. Casi taquigráfico.

Con tres cosas me quedo de la Convención Nacional que acaba de clausurar este domingo Mariano Rajoy en Madrid.

En primer lugar, con el magnífico trabajo que ha realizado el cuartel general de los populares para su organización. Brillante.

La familia popular, tan machacada estos años, necesitaba juntarse (y a conciencia no digo «reunirse»). Lo hizo masivamente estos tres últimos días. Lógicamente, hubo tiempo para los discursos, para las reflexiones políticas. Sí. Pero, sobre todo, hubo tiempo para los saludos, las charlas entre compañeros de partido… en definitiva, se hizo el espacio justo para que los amigos de «fatigas» políticas, mirándose a los ojos, pudiesen insuflarse ánimos antes de tantos compromisos electorales, y tan vitales, como se les vienen encima.

Cuando pintan oros, es periodísticamente necesario dar nombres, por injusto que sea para quienes no aparecen. Vayan por tanto unos cuantos en representación de muchos otros que trabajaron en silencio para que todo rodara a la perfección: María Dolores de Cospedal, Carlos Floriano, Pablo Casado, Juan Carlos Vera, Vicente Tirado, Alfonso Serrano, Ramón Moreno, Angel Luis González, José Ramón García-Hernández, Julieta de Micheo y, como siempre, Marilar de Andrés.

En segundo lugar, hay que destacar el gran discurso de José María Aznar el día de la apertura. Toda una pieza.

Lo que expresó en alto el presidente de honor del PP fue lo que necesitaba oír su partido allí congregado cuando una parte de la «parroquia» más fiel del PP está muy contrariada por los actos y posturas de «su» Gobierno.

Un «pero» sólo a esa gran muestra del aznarismo: le faltó algo de generosidad con su sucesor. No hubiese sobrado, desde luego, una mención grata a Rajoy, más allá de las estrictamente protocolarias que utilizó Aznar en su intervención.

Como tercera cuestión, resaltaría la constatación política que sale de esta Convención del Partido Popular: a día de hoy, los estrategas del centro derecha han llegado a la conclusión de que la alternativa de la izquierda española ya no es el PSOE de Pedro Sánchez sino Podemos de Pablo Iglesias.

Esto entraña a partir de ahora otras formas de afrontar el debate, incluso el calendario político. También va a hacer que cambie la percepción que muchos españoles tienen del PP, al contraponerse a una fuerza con una identidad distinta a la que hasta ahora era el reverso del espejo popular.

Por ello, Génova 13 deberá replantearse, de forma seria, sus argumentos futuros, las caras que tienen que ser su avanzadilla mediática, las formas y hasta los asuntos en los que hay que confrontar con sus adversarios.

La izquierda está cambiando con pasos de gigante. España observa esa transformación. La nueva izquierda en constitución trae otros aires a la política, juega en un campo muy distinto del que se ha jugado hasta ahora. Por ello, el centro derecha, sin pánicos, necesita también un «aggiornamento» que le permita una maquinaria electoral más eficiente.

Por último ya, me quedo con una frase resumen que considero el espíritu que ha flotado estos días entre los llegados al cónclave de Madrid. La pronunció Aznar el viernes por la tarde: «La crisis institucional y económica se van a superar con el PP y no a costa del PP». Veremos.

SIGA LEYENDO EN EL SEMANAL DIGITAL

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído