Tras analizar la grabación en móvil del suceso y tomar declaración a varios testigos

La juez ve el vídeo y decide archivar la causa de la supuesta violación múltiple en Málaga

Los cinco acusados por la chica grabaron la escena

Dos de los detenidos declararon ante el juez que habían mantenido relaciones sexuales con la joven, pero que estas fueron consentidas

La juez ha archivado la causa de la supuesta violación múltiple que presuntamente había sido perpetrada por cinco jóvenes en la feria de Málaga, según han confirmado fuentes judiciales.

La titular del Juzgado de Instrucción número dos ha tomado esta decisión tras analizar el vídeo de los hechos grabados por uno de los señalados como agresores sexuales y después de toma de declaración a varios testigos.

Cinco jóvenes de entre 17 y 23 años fueron detenidos como supuestos autores del ataque sexual a una mujer de 20 años, que trabajaba de relaciones públicas en una caseta del ferial.

Las fuentes consultadas del juzgado malagueño no han querido precisar el motivo por el que la juez ha decidido archivar las diligencias previas.

No obstante, el archivo indica que al menos de momento no ha hallado indicios de delito, lo que apuntaría -tal y como habían declarado los detenidos- que se trataría de relaciones consentidas.

Dos de los detenidos declararon ante el juez que habían mantenido relaciones sexuales con la joven, pero que estas fueron consentidas.

Este 19 de agosto de 2014, tres de los cinco jóvenes detenidos el pasado domingo por la mañana como supuestos autores de la violación de la chica de 20 años quedaron en libertad provisional.

La juez instructora había dictado para los supuestos autores de la agresión una orden de alejamiento de 500 metros respecto a su víctima, que fue hallada por policías locales llorando en el suelo en una calle cercana al recinto ferial de Cortijo de Torres.

La decisión de la magistrada fue adoptada en consonancia con el criterio de la fiscalía de Málaga, que ante la presencia de testimonios contradictorios y elementos de prueba poco claros, decidió no pedir prisión provisional para los imputados, según fuentes jurídicas.

El fiscal, supuestamente tras analizar el vídeo que grabó en su móvil uno de los señalados como agresores, tomó la decisión de no pedir la prisión. Fuentes judiciales explicaron que ni la acusación particular, es decir, el letrado que representa a la denunciante, pidió la prisión tras contemplar las imágenes del teléfono móvil.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído