La barcelona de Ada Colau y sus cuates es una ciudad sin ley

16 heridos, comercios saqueados, coches incendiados y sólo un detenido en la batalla campal entre Mossos y ‘okupas’ del ‘Banco Expropiado’

El manifestante fue arrestado cuando llevaba encima una mochila con pastillas inflamables para prender fuego

Durante los altercados, una moto y un vehículo de los servicios municipales de limpieza fueron quemados por grupos de encapuchados

Justo cuando se cumple un año de la llegada al poder en el Ayuntamiento de Barcelona, con respaldo de los socialistas y apoyo de los convergentes, de Ada Colau y sus cuates.

Dos furgones de los Mossos d’Esquadra siguen custodiando a primera hora de este martes 24 de mayo de 2016 la antigua sucursal bancaria ‘okupada‘ de CatalunyaCaixa situada en la Travessera de Gràcia de Barcelona tras los incidentes ocurridos durante la noche.

Los violentos incidentes registrados anoche en el barrio barcelonés de Gràcia, donde hasta fueron saqueados comercios después de una manifestación contra el desalojo policial de una antigua oficina bancaria ocupada, dejan al menos 16 heridos leves y un detenido, han informado fuentes sanitarias y policiales.

Fuentes de los Mossos confirman por el momento la detención de un manifestante que fue arrestado cuando llevaba encima una mochila con pastillas inflamables para prender fuego.

Durante los altercados, una moto y un vehículo de los servicios municipales de limpieza fueron quemados por grupos de encapuchados, que también volcaron otro coche, incendiaron contenedores, rompieron cristales de sucursales bancarias y de algunos comercios, y causaron daños en el mobiliario urbano.

Estos grupos levantaron además barricadas y protagonizaron enfrentamientos con la policía, que efectuó cargas y utilizó proyectiles de precisión para dispersar a los alborotadores, mientras un helicóptero de los Mossos sobrevolaba la zona.

Los enfrentamientos comenzaron alrededor de las 22:30 horas y se prolongaron hasta pasadas las 23:00 horas en diferentes calles del barrio de Gràcia.

Los incidentes de anoche son los más graves que se han registrado en Barcelona desde los ocurridos en mayo de 2014 por el desalojo de otro inmueble ocupado, Can Víes, y los primeros de esta magnitud desde que Ada Colau asumiera la alcaldía de la ciudad, hace ahora un año.

Varios diputados de la CUP, organización que abraza al terrorista Otegi y que apoya a los verdugos en Venezuela, denunciaron en las redes sociales el «uso y abuso» de la fuerza policial y calificaron de «intolerable» la actuación de los Mossos d’Esquadra.

El concejal de la CUP en el Ayuntamiento de Barcelona, Josep Garganté, se encontraba en el escenario de los disturbios y participó en la algarada, como ha recogido gráficamente hasta el diario ‘La Vanguardia’.

Los incidentes comenzaron al término de la manifestación que se celebró anoche en Gràcia para protestar por el desalojo del llamado «banco expropiado», una antigua sucursal bancaria ocupada en 2011, en la que han participado más de un millar de personas.

La manifestación estaba encabezada por una pancarta en la que se leía «El banco expropiado no se toca» comenzó en la plaza de la Revolució alrededor de las 21:00 horas y transcurrió por diferentes calles y plazas del barrio de Gràcia.

El desalojo del edificio, situado en el número 181 de Travessera de Gràcia, se había iniciado hacia las 09.40 horas de la mañana, en cumplimiento de una orden judicial, y se prolongó hasta las 19.05 horas de la tarde, una vez que los Mossos pudieron acceder al interior de una cámara acorazada y liberar a dos activistas que se habían encadenado a un bidón lleno de cemento.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído