Un chico de 17 años dispara en la cabeza a sus padres después de castigarle sin Xbox 360

Un chico de 17 años dispara en la cabeza a sus padres después de castigarle sin Xbox 360

(PD)-. «¿Podríais cerrar los ojos? Tengo una sorpresa para vosotros», dijo Daniel Petric, natural de Ohio, antes de disparar en la cabeza a sus padres. El motivo: haberle castigado sin Xbox 360. El desenlace: su madre muerta y su padre herido grave. El joven de 17 años colocó el arma homicida en la mano de su padre para simular un suicidio, y se marchó de la escena del crimen no sin antes recoger el Halo 3 que le habían confiscado.

Petric llegaba a jugar hasta 18 horas al día al videojuego de Bungie con sus amigos. Su abogado defensor ha argumentado que la adicción del acusado a los videojuegos le hace menos responsable del suceso.

La postura de la defensa no ha convencido al juez encargado del caso, que ha señalado, informa Times Online, que el chico sabía en todo momento lo que estaba haciendo a pesar de su adicción. El hijo de los Petric se enfrenta a una posible pena de cadena perpetua.

El magistrado ha afirmado que el acusado jugó tantas horas a los videojuegos que su cerebro quedó dañado. «Cuando paras, tu cerebro no lo puede soportar, al igual que si dejaras la heroína o la cocaína», ha señalado, para añadir que no cree que Daniel fuera consciente de que sus padres «estarían muertos para siempre» después de aquel episodio.

La saga Halo es uno de los shooters más célebres de los videojuegos. Cuando tu personaje muere retorna a la vida unos segundos después, por lo que el joven desequilibrado pudo perder la noción de la realidad.

Microsoft, propietaria de la desarrolladora Bungie, ha declinado hacer comentarios.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído