Guía simple para gozar un internet más veloz

Las 8 claves para mejorar la conexión WiFi y navegar más rápido por Internet

Resulta frustrante contratar la mejor oferta de Internet, y no poder conectarse desde toda la casa

Las 8 claves para mejorar la conexión WiFi y navegar más rápido por Internet
Internet, trabajo, gente y wifi. PD

Muchas veces resulta frustrante contratar la mejor oferta de Internet, y que desde una habitación de la casa no poder conectarse a la WiFi porque la conexión no va todo lo fluida que debería pero, ¿cuál es el problema? y sobre todo y más importante, ¿cómo solucionarlo?

En primer lugar hay que tener en cuenta lo que es una señal WiFi: No dejan de ser ondas electromagnéticas que se propagan por el aire, con lo que los objetos físicos pueden ser un bache. Un muro de carga opaco puede detener hasta el 100% de la señal.

Asimismo, otras ondas, como pueden ser hasta las de un microondas, pueden interferir y alterar la señal.

Una videocámara puede llegar a anularla y un teléfono inalámbrico reducir hasta un cuarto su potencial -existen modelos específicos que no afectan en absoluto-, también los teclados y ratones BlueTooth aunque su incidencia es mucho menor.

Sin embargo, puede haber otro tipo de interferencias. Si vivimos cerca de un estadio o de un edificio de administración pública pueden tener instalados inhibidores de frecuencia para evitar ataques terroristas, si se vive cerca de repetidores de telefonía o generadores de energía éstos afectarán directamente a la señal, e incluso la cantidad de espejos -que funcionan como una pared que rebota la señal- pueden afectar en el resultado.

Entonces, ¿qué hacer para mejorar la conexión al WiFi?

Aquí una relación de consejos:

  1. – Coloque el router en un lugar estratégico: Fundamental para un correcto funcionamiento. Si encontramos un lugar que no tenga obstáculos de salida, mejor. Además, existe la opción de comprar amplificadores de señal que van conectados a cualquier enchufe. No son caros y funcionan bien. No es bueno colocarlo al lado de una televisión. También debemos evitar colocarlo en el suelo. Cuanto más alto, mejor.
  2. – Cambie el canal del router: Podemos estar compartiendo canal con la red de un vecino ya que muchos usan el mismo por defecto. El más habitual es el 6 en la banda de 2.4 Ghz. Hay hasta once canales distintos. Cada modelo se cambia de una forma. Tendremos que recurrir al manual de instrucciones o a la página web del fabricante.
  3. – Actualice el firmware: Cada marca ofrece constantes actualizaciones para nuestros aparatos. Lo mejor es visitar la página web del fabricante del router y actualizar con el último firmware. Siempre comienzan con 192.168xxxxxx.
  4. – Asegurar que nadie piratee la señal: Quizá esté pagando la conexión a un vecino gorrón. Cambiar la contraseña cada cierto tiempo es una buena forma de impedirlo. Programas como el Wireless Network Watcher pueden ayudar a comprobarlo.
  5. – Cambie las antenas del dispositivo. Quizá esté ahí el problema. Podemos instalar antenas de mayor ganancia. Si tenemos un módem con antenas internas la instalación es muy complicada ya que tendremos que abrir la caja y tocar en su interior lo cual requiere un conocimiento previo que no muchos tienen. Los routers que tienen antenas exteriores nos permiten una instalación tan sencilla como desenroscar las antiguas y colocar las nuevas.
  6. – El problema puede ser del equipo: Puede ser que su ordenador, tableta o móvil tengan algún problema y se esté centrando en el router y su señal. Revise que el driver del adaptador WiFi esté actualizado en la página oficial del fabricante.
  7. – Compre un router mejor: Los aparatos que suelen colocar las compañías de teléfonos son de gama media e incluso baja. Si trabaja en casa o necesitas imperiosamente una buena conexión, no es descabellado gastar dinero en un router mejor de doble e incluso triple banda. A la larga, lo agradecerá.
  8. – Limite el número de dispositivos: Quizá tenga conectando demasiados aparatos a su red. Lo mejor es crear una lista de direcciones MAC («Media Acces Control») con el que sólo se podrán conectar los aparatos que tú integres en dicha lista. Para ello, necesitas la dirección MAC de cada dispositivo. Cada teléfono, tableta u ordenador tiene una forma diferente de acceder a ella según el fabricante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído