Muchos quieren entrar en el programa, pero son pocos los que se mantienen

Cinco colaboradores que han caído en la más absoluta ruina económica y personal tras pasar por ‘Sálvame’, ¿culpa de ellos o del programa?

Desde Sergio Alis a Víctor Sandoval, pasando por Terebere y Mónica Vergara

Cinco colaboradores que han caído en la más absoluta ruina económica y personal tras pasar por 'Sálvame', ¿culpa de ellos o del programa?
Mónica Vergara.

Sálvame’ es, hoy por hoy, uno de los pocos refugios que hay en TV para todos aquellos que se dedican a la crónica rosa. Son muchos los que quieren entrar a formar parte del cortijo. Cada cierto tiempo hay un tertuliano nuevo, pero son pocos los que se quedan. De hecho, los hay que, tras su paso por el programa han terminado muy mal. ¿Es el precio de la fama o se lo han buscado ellos solitos?

Si ‘Sálvame’ fuese un programa del corazón al uso, se contrataría únicamente a periodistas especializados que se dedicaran a dar noticias sobre personajes famosos. Pero aquí los personajes famosos son los que dan las noticias por lo que para trabajar ahí sólo tienes que dar de qué hablar, vender tu vida y crear, continuamente, tramas nuevas. Esto es algo que muchos colaboradores no comprenden y se empeñan en hacer periodismo rosa tradicional cuando no es eso lo que se les pide.

También existe el caso de tertulianos que entran a trabajar allí con la lección excesivamente aprendida y que se dedican, de buenas a primeras, a atacar a sus compañeros. Este es un juego peligroso porque si te pasas de la raya te pueden mandar a la calle sin contemplación alguna ( y si no, que se lo digan a Olvido Hormigos).

Resumiendo, no todos valen para trabajar en ‘Sálvame’. Algunos han pagado un precio demasiado alto tanto el lo personal como en lo profesional. ¿Son víctimas de un programa que tiende a hacer sufrir a sus trabajadores o son éstos los que no hacen bien las cosas? ¿Cuáles son los cinco ex colaboradores más perjudicados?

‘Chiqui’ : ¡Sorpresa, sorpresa!

 

 

Lo de esta chica es un misterio. A Almudena Martínez, alias ‘Chiqui’, la descubrimos haciendo el gamberro en ‘Gran Hermano’, pero tras salir de la casa, hacerse algún que otro plató y posar desnuda en ‘Interviú’ quedó claro que era flor de un día. Pronto la gente se olvidó de ella. Puso un bar pero se arruinó. Al tiempo, apareció en ‘Sálvame’ llorando, diciendo que estaba hasta arriba de deudas, que pedía trabajo en las esquinas y que, incluso, en un Decathlon la habían rechazado como cajera.

Pobrecita Chiqui. La mala racha terminó cuando apareció Jorge Javier Vázquez, quien haciendo las veces de hada madrina la fichó-primera sorpresa- para sustituir a la altísima y simpática Adriana Abenia como reportera de ‘Sálvame’. Todo iba viento en popa: la ex de ‘GH’ hacía audiencias millonarias, se convirtió, de buenas, en la preferida del público -algo incomprensible porque su sección era ideal para echarse la siesta- .

Y, de pronto, el segundo shock. El 29 de septiembre de 2011 la productora de ‘Sálvame’, La Fábrica de la Tele anunció que ambas partes habían llegado al acuerdo de prescindir el contrato por «un problema de índole personal» de la colaboradora. ¿Qué pasó? Tercera sorpresa: el problema de índole personal era más bien económico. Según contó Jesús Manuel Ruiz en ‘La Atalaya’ de COPE, la joven pudo haber estado estafado, supuestamente, a la Seguridad Social, cobrando el paro y su sueldo al mismo tiempo.

Luego, regresó a su puesto en ‘Sálvame’ pero volvió a irse. Bueno, más bien la echaron con la excusa de la crisis aunque pocos nos lo creímos puesto que semanas más tarde, contrataron a otros colaboradores.

En 2013, tras volver a quejarse de falta de dinero, Chiqui se casó en ‘Las bodas de Sálvame’, Su enlace cosechó muy buenas audiencias, pero por lo que nos dijeron los mismos novios, la luna de miel fue un auténtico infierno.

De momento, a Chiqui la vimos hace poco asegurando que quiere adelgazar pero el programa ni siquiera ha querido contratarla para ‘El reto más pesado’ (sección en la que distintos famosos y colaboradores hacen dieta y ejercicio para perder peso). No sabemos si al final, Almudena será concursante de ‘Supervivientes 2014’ como se le había prometido.


Terebere: La duda de los 1.100 euros

 

 

En 2011, Teresa Berengueras, alias Terebere, aseguró en directo que le iban a quitar su casa, que estaba en la ruina y que no tenía qué comer. Así se presentaba una de las periodistas del corazón más famosas de Cataluña. Y así consiguió un puesto en ‘Sálvame’. Pero hubo muchas dudas.

La mujer, que tiene una minusvalía del 84% lloró por las esquinas porque le iban a quitar su casa en la que llevaba viviendo los últimos 33 años y que estaba en una de las mejores zonas de Barcelona. Eso sí, junto con su pareja, cobraba 1.100 euros al mes de pensión. Este número provocó un auténtico revuelo entre sus nuevos compañeros ya que muchos argumentaban que con tal cantidad de dinero uno no está en la ruina, otra cosa es querer seguir llevando el alto ritmo de vida que, según dicen, le gusta a la periodista.

En ‘Sálvame’ se le prometió un puesto fijo, pero la vimos un par de semanas y poco más.

Sergio Alis: Situación extrema

 

 

Sergio Alis fue uno de los periodistas del corazón más populares y con más contactos de nuestro país. Se codeó con todos los grandes presentadores por lo que, por una época, participó como colaborador ocasional de ‘Sálvame’. Debe ser que como no daba mucho juego (es decir,que no se peleaba demasiado con la gente) no le volvieron a llamar.

Su vía crucis comenzó el 12 de septiembre de 2011, día en el que el tertuliano acudió al plató, pero no abrió la boca en cuatro horas para preocupación de sus compañeros. Una vez terminado el programa fue ingresado en el Hospital de La Paz de Madrid sin saber las causas.

Tras recibir el alta, el 19 de septiembre de 2011, Alis habló con sus compañeros en directo y dijo que había abusado de la medicación ya que estaba siendo una época muy dura para él después de que, meses antes, le dieran una paliza en la calle.

Dos años más tarde, Alis parece que no está mejor. El 15 de noviembre de 2013, el periodista fue entrevistado en ‘Sálvame’ y confesó, llorando, que ha tocado fondo, que no tiene dinero para comer, ni trabajo y que se lo gasta todo para pagar una residencia a su madre.

No quiero dar lástima, sólo pido trabajo

Rogó Alis. De momento, ‘Sálvame’ no le ha dado un puesto pero, eso sí, María Teresa Campos le mandó un mensaje de apoyo. Algo es algo.

Mónica Vergara: Juego peligroso

 

 

Lo de Mónica Vergara es un caso extraño. A priori esta chica no cae mal (de hecho, cuentan los que la conocen que es un encanto de mujer). Su presencia en ‘Sálvame’ se justificaba con aquello de «que algo hay que comer», pero cuando uno se mete ahí, hay que andarse con mucho cuidado.

Su primera aparición (a finales de diciembre de 2012) en el Deluxe’ fue polémica. Ella acudió para denunciar que su padrastro no le permitía acceder a la herencia de su madre, la famosa periodista del corazón Maika Vergara fallecida hace 9 años, pero, de repente, salieron a la luz polémicos capítulos del pasado de la progenitora, como sus ‘malas artes’ profesionales (al parecer era amiga de los montajes) y, lo más grave, la posibilidad de haberse inventado un cáncer.

El caso es que Vergara hija terminó fichando por ‘Sálvame’ como colaboradora habitual y cuando hace acto de presencia tampoco es que haga mucho. Pero si por algo le pagaban era por los continuos ataques a los que le sometía su compañera (y ‘enemiga’ de su madre), Mila Ximénez.

Y de víctima, Mónica Vergara pasó a ser acusada de traficar con la memoria de su madre de una manera bastante repulsiva. Todo por culpa de ese circo de la ‘verdad’ llamado ‘Polideluxe’ en el que la periodista (de abultado CV, por cierto) salió muy mal parada. Ella juró no volver a aparecer en el programa y allí se dedicaron a machacarla. De hecho, Mónica confesó en Periodista Digital que su paso por ‘Sálvame’ le había puesto en una situación muy complicada tanto a nivel laboral como personal.

Víctor Sandoval: El exceso

 

 

Víctor Sandoval iba camino de ser el niño mimado de la TV en España. De hecho, durante un tiempo lo fue. Su tragedia comenzó cuando se mudó a Miami y allí, según sus palabras, se gastó todo su dinero en vivir a todo tren y, tras la picadura de una araña, los problemas de salud le atormentaron.

El periodista comenzó a trabajar en ‘Sálvame’ vendiéndonos sus penas, desgracias y su divorcio de Nacho Polo. Durante un tiempo, su vía crucis fue el tema favorito del programa pero Víctor se desató. Sólo gritaba, manipulaba y, supuestamente, mentía para tener más audiencia. Sus compañeros no le podían ni ver e incluso en T5 le dieron la espalda.

La última vez que le vimos fue en el ‘Deluxe’ para llorar la muerte de su perro Casper y para repetir que estaba en la más absoluta de las ruinas.

 

Te puede interesar

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído