En Madrid, cortadas la M-40 y M-30, cerrado el Aeropuerto de Barajas, suspendido el AVE y cadenas obligatorias

Ejército, Policía, Emergencias y Bomberos se lanzan contrarreloj al rescate de conductores atrapados por la nieve

En Madrid, Albacete, Cuenca, Toledo, Guadalajara, Valencia, Castellón, Tarragona, Teruel y Zaragoza se espera que se acumulen 20 centímetros de nieve

Ejército, Policía, Emergencias y Bomberos se lanzan contrarreloj al rescate de conductores atrapados por la nieve
Conductores y coches atrapados por la nieve. PD

Las normas son sencillas, pero esenciales para sobrevivir sin problemas graves al desastre que supone que tu coche se quede atrapado en la nieve.

El primer consejo es permanecer en el interior del coche.

El segundo, mantener con el motor en marcha.

Como tienes la calefacción conectada, hay que oxigenar de vez en cuando, abriendo una ventanilla, y sobre todo, salir en alguna ocasión y comprobar que el tubo de escape no queda tapado por la nieve.

A partir de ahí, paciencia y esperar, porque llegarán a ayudarte. Ejército, Policía, Emergencias y Bomberos se lanzan contrarreloj al rescate de conductores atrapados por la nieve.

Mantén el motor en funcionamiento.

Los tuits de Pablo Iglesias, cuando había atascos por nieve y no tenía chalet en la sierra.

La histórica nevada de la borrasca Filomena ha dejado atrapados en las calles y carreteras de Madrid a miles de conductores.

La Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 ha señalado este 9 de enero de 2021 que, aunque en algunos puntos de la Comunidad de Madrid «se está avanzando y liberando vehículos», queda todavía «mucho trabajo por delante».

El Equipo de Respuesta Logística Inmediata de Voluntarios de Protección Civil ante Emergencias (ERIVE) ha repartido mantas en la carretera M607 entre los afectados, que, debido al estado de la calzada, siguen sin poder circular.

La Unidad Militar de Emergencia (UME) ha salido esta madrugada al rescate de las personas atrapadas en su vehículos en Madrid a causa de esta histórica nevada que azota también varias comunidades del centro peninsular.

Asimismo, varios parques de bomberos de la Comunidad de Madrid están atendiendo incidencias en las carreteras de la región.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha alertado de que en la jornada de este sábado la situación puede ser todavía peor.

Los camiones y el transporte en general -viajeros y mercancías- las están pasando canutas.

Sigue cerrado el aeropuerto internacional de Barajas (Madrid), mientras decenas de sus vuelos han sido desviados a otras ciudades, al tiempo que numerosos camioneros han tenido que interrumpir su ruta en varias provincias y esperar en estacionamientos invernales a que las carreteras sean transitables.

Las carreteras de circunvalación de Madrid como la M-30 y la M-40 y algunas de sus principales autovías están paralizadas y hay kilométricas colas de vehículos atrapados.

Ante el caos circulatorio y los cientos de personas atrapadas en el interior de los vehículos, se solicitó al Ministerio de Defensa la activación de la UME, que envió de madrugada sus efectivos militares a varios puntos como las carreteras A5, en los ejes de Móstoles y Alcorcón; a la A3, en la zona de Rivas Vaciamadrid y Arganda, y a la A-4, en Aranjuez y Ciempozuelos.

Las tres columnas militares salieron en el marco de la Operación de Tormentas Invernales Severas (TIS) para tareas de apoyo de limpieza de calzada y salvamento de vehículos atrapados en diferentes puntos de las carreteras afectadas.

Cancelaciones por tierra, mar y aire

Las históricas nevadas que deja la borrasca Filomena desde este jueves en buena parte de España han provocado, además de numerosos cortes de carreteras, cancelaciones y retrasos en los trenes y suspensiones de vuelos y enlaces marítimos, el cierre del aeropuerto de Madrid desde primeras horas de la noche del viernes.

Mientras se producía el colapso circulatorio en las carreteras madrileñas, Aena paralizó las operaciones en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas debido a las malas condiciones de las pistas y de visibilidad.

Los aviones que tenían previsto aterrizar por la noche continúan desviados a primeras horas de la madrugada a los aeropuertos de Barcelona, Valencia, Alicante, Sevilla y Bilbao, mientras se prosigue con las labores de limpieza de las pistas a causa de la nieve caída.

En cuanto al transporte ferroviario, las fuertes nevadas y la acumulación «excesiva» de nieve a lo largo de la línea de Alta Velocidad Madrid-Cuenca-Valencia obligó a Renfe a suprimir los cuatro últimos servicios de este viernes, según han informado fuentes de la entidad ferroviaria.

Renfe ha suspendido también el servicio de Alta Velocidad de todas las relaciones que unen Madrid con la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia, desde la apertura de este sábado hasta las 12:00 horas, por la acumulación de nieve a lo largo de la línea.

Muchos servicios de cercanías como los de Madrid y el País Vasco acabaron la jornada del viernes con numerosos retrasos a causa de la nieve.

El centro peninsular ha sido hasta ahora el más castigado por la borrasca, que recorre España de sur a norte y que se prevé continúe activa hasta el lunes próximo.

Espesores nunca vistos

Madrid es una de las comunidades más afectadas por los efectos de la borrasca, que ha dejado cantidades de nieve nunca vistas.

De hecho, la gran cantidad de nieve ha obligado al Ayuntamiento de Madrid a suspender el servicio de autobuses de la EMT para el sábado, así como la recogida de basuras.

La Comunidad de Madrid, que se encuentra en alerta roja y naranja por nevadas, permanece desde ayer cerrada al tráfico de camiones y vehículos articulados.

También todas las carreteras de la provincia de Guadalajara tienen restringido el tráfico de vehículos pesados debido al riesgo que representa la acumulación de nieve, lo que ha supuesto que más de 1.300 camiones se encuentren estacionados en las zonas habilitadas para ello en distintos puntos de la provincia.

La Delegación de la Junta en Guadalajara ha informado a última hora del viernes de que, además, en gran parte de las vías tanto de la red nacional, como en la regional y en la provincial es obligatorio el uso de cadenas para circular, incluida la A-2.

Asimismo, el subdelegado del Gobierno en Ávila, Arturo Barral, ha solicitado la activación del protocolo para atender a los 150 transportistas que se encuentran esta madrugada atrapados en la localidad abulense de Arévalo.

LOS PEOR ESTA POR LLEGAR

Por fuerte que suene, lo peor está por llegar. Aún queda por delante una jornada muy adversa a causa del formidable temporal de nieve, lluvia, viento, mala mar y bajas temperaturas surgido de la interacción de Filomena con la masa de aire frío instalada en la Península.

Filomena continúa desplazándose y se situará este sábado en el Mediterráneo.

Los vientos húmedos del Mediterráneo le darán aún más combustible para intensificar las precipitaciones en el este peninsular, la mayoría en forma de nieve.

Si el viernes el mapa de los avisos era insólito e histórico ―nunca antes se había activado una alerta máxima o roja por nieve en la zona centro desde 2007, cuando entró en vigor el sistema actual de Meteolaerta― para el de este sábado faltan calificativos: pasan de seis a 10 las provincias en rojo de las regiones de Madrid, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Cataluña y Aragón.

Se trata de Madrid, Albacete, Cuenca, Toledo, Guadalajara, Valencia, Castellón, Tarragona, Teruel y Zaragoza.

En todas estas provincias, se espera que se acumulen 20 centímetros de nieve a cualquier cota, nevadas que estarán acompañadas de ventisca.

Algunos de los avisos que afectan a Castilla-La Mancha, que provienen de las diez de la mañana del día anterior, se levantarán a las seis de la mañana, como es el caso del de La Mancha albaceteña y conquense. Otros, como los de Madrid ―área metropolitana, Henares-Madrid, sur, Vegas y oeste― y la Alcarria conquense y de Guadalajara, que se activaron a las seis de la tarde del viernes, permanecerán hasta el mediodía. Los nuevos avisos, los de Castellón, Tarragona, Teruel y Zaragoza, durarán todo el día.

Además, otras 19 provincias están en alerta naranja, la segunda en una escala de tres, por nevadas de 30 a cinco centímetros. Son Cáceres, Ávila, Huesca, Valladolid, Burgos, Segovia, Salamanca, Palencia, Soria, Barcelona, Girona, Lleida, La Rioja, Navarra, Zaragoza, Cantabria Gipuzkoa, Álava y Bizkaia.

Por último, otras siete provincias, Badajoz, Ciudad Real, Murcia, Alicante, Asturias, León y Zamora, tienen aviso amarillo, el menor, por acumulados de 15 a dos centímetros.

En total, 36 de las 50 provincias tienen algún tipo de aviso por nieve. Estas nevadas serán, además de más extensas, más copiosas que en días anteriores, con una probabilidad superior al 80% en “prácticamente” todo el interior salvo el oeste de Andalucía y de Extremadura, Galicia y puntos del tercio norte.

Son las peores nevadas en lo que va de siglo en general, y en la zona centro, las peores en 40 años.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído