El socialista Illa deja Sanidad con los contagios marcando récords, las regiones pidiendo el confinamiento y retrasos en las vacunas

Covid-19: con 93.822 casos y 767 muertos es el peor fin de semana desde que llegó la ‘Peste China’

Los médicos vuelven a la carga contra el 'experto' Simón: "vuelve a errar y genera desconfianza"

Covid-19: con 93.822 casos y 767 muertos es el peor fin de semana desde que llegó la 'Peste China'
Pedro Sánchez y su mascarilla. PD

Devastador y el Gobierno PSOE-Podemos sigue ‘tocando el violón’ este 25 de enero de 2021 y aparentemente ajeno a la tercera ola de coronavirus que se abate sobre la población española.

El Ministerio de Sanidad, que miente a menudo, falla en los pronósticos y suele maquillar cifras, ha notificado este lunes 93.822 contagios, el peor fin de semana desde que comenzó la pandemia de coronavirus en España.

Del total de nuevos casos, 7.698 se diagnosticaron el día previo, es decir, este domingo.

Desde el principio de la crisis sanitaria se han infectado 2.593.382 personas.

La incidencia acumulada sigue subiendo y se encuentra ya en los 884 contagios por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Una cifra que aumenta 56 puntos respecto al viernes de la semana pasada.

Entre las comunidades que más preocupan se encuentran las seis que superan la tasa del millar de contagios: Extremadura (ha conseguido bajar levemente su incidencia a 1.381), Murcia (1.371), Castilla y León (1.351), Comunidad Valenciana (1.339), La Rioja (1.266) y Castilla-La Mancha (1.248).

La tercera ola de la pandemia de Covid-19 mantiene a los hospitales bajo una altísima presión y con un pico de casos que las autoridades confían haya llegado a su máximo. Los médicos alertan de «un escenario de colapso inmediato» del sistema sanitario español debido al volumen de contagios, hospitalizaciones y ante la «extenuación» que viven los profesionales.

En este sentido, las comunidades autónomas aplican desde hoy nuevas restricciones sin llegar al confinamiento domiciliario, aunque algunas piden a sus ciudadanos que lo hagan de manera voluntaria. Madrid adelanta el toque de queda a las 22.00 horas, Euskadi cierra todos sus municipios, Sevilla prohíbe también entradas y salidas y la Comunidad Valenciana impide reuniones sociales de más de dos personas.

En lo peor de la tercera ola, el Gobierno ha comunicado este lunes que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, dimitirá este martes para centrarse en la campaña electoral catalana, de la que será el candidato del PSC.

LOS MÉDICOS ESTÁN HARTOS DEL ‘EXPERTO’ SIMÓN

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, acusó este lunes a Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, de «volver a errar» y generar «desconfianza» al decir la semana pasada que «la curva» de la curva de Covid-19 se estaba aplanando cuando no es así.

El doctor Romero ha destacado, sin nombrar a Simón, que «el portavoz que tenemos encomendado vuelve a errar», en sus afirmaciones sobre el desarrollo de los contagios por Covid-19.

«La curva acabará aplanándose, claro, porque tomaremos más medidas y todo llega», pero «no parece que todavía haya llegado ese momento», aseveró Romero.

«Nos vienen semanas tremendas y el tema no es si se está aplanando la curva o no, sino de lo que estamos haciendo para revertir la situación. En muchos sitios estamos en una situación límite. Tenemos temor de lo que se nos avecina», vaticinó Romero.

No es la primera vez que la OMC cuestiona la labor del portavoz gubernamental de la pandemia, Fernando Simón.

El 13 de noviembre de 2020 la Asamblea de este órgano, que agrupa a los 52 Colegios de Médicos de España, ya solicitó la destitución inmediata de Fernando Simón porque cuestionó la profesionalidad del colectivo médico a la hora de prevenir la infección del Covid-19.

Sobre las medidas adoptadas para frenar este tercera ola «cuando en ningún momento llegamos a tener controlada la segunda ola», Romero abogó por «medidas más estrictas y cortas, no medias tintas».

«Ya lo pedimos a primeros en diciembre. Si hubiéramos tomado medidas más restrictivas entonces, no habría habido relajo en Navidad. No se puede estar contrastando medidas sanitarias avaladas por la comunidad científica, con medidas económicas. Lo que hay que plantear es que estas medidas sanitarias duren el menor tiempo posible, que sean agudas y efectivas, más que estar en un escenario medio. No puede ser que la hostelería abra cuatro horas al día, porque el riesgo de contagio sigue estando presente. Más vale cerrar 14 días, que no medias tintas. Y que los sectores afectados tengan ayudas».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído