Crónicas Bárbaras

Manuel Molares do Val

Enfriamiento Global

En los últimos meses Barak Obama ha reducido notablemente sus alarmas sobre el calentamiento global, lo que desconcierta a quienes las recuerdan tan dramáticas durante su exitosa campaña electoral.

Ahora autoriza la apertura de nuevos pozos petrolíferos, de nuevas minas de carbón y la construcción de centrales nucleares. Aparte de que recientísimas técnicas extractivas han multiplicado en su país y en casi todo el mundo –en España parece que no– las reservas de gas natural.

Y es que el planeta quizás esté en un período de enfriamiento, en contra del negocio de los calentólogos y demás vivaces alrededor del Protocolo de Kioto, que para mantener sus teorías llegaron a falsificar datos, como se descubrió con el “Climagate”.

Hay estudios señalando que la Antártida tiene más hielo que nunca. Y que en el polo opuesto, en el Ártico, en los tres últimos años creció el volumen del hielo el veintiséis por ciento (sí, 26), según datos de los científicos de la Marina estadounidense.

Como siempre, el clima está cambiando, pero parece que hacia el frío a causa de la actual inactividad solar, porque la ausencia de manchas solares enfrió el planeta en otros momentos históricos.

La temperatura media del planeta no se elevó durante la última década, sino que disminuyó levemente y la tendencia parece ampliarse, advierte en CO2, su página de internet, el profesor Antón Uriarte, el sabio español del clima.

Y va a resultar que tenía razón Mariano Rajoy, tan ridiculizado porque parafraseó a su primo, catedrático de Física en Sevilla, que decía lo del calentamiento global era muy dudoso.

Zapatero no se ha enterado aún de los silencios de Obama, pero cuando los descubra alabará su propia sagacidad, gracias a la cual apoya ahora la extracción del paupérrimo y muy contaminante carbón español.

———

Atentos al semanario TIME y a algunas de sus portadas en números de diferentes años interpretando los cambios climáticos.

Y SALAS, http://armandosalas.weebly.com . Aunque el cronista se equivoque, interpreta su dibujo como un símbolo de las apocalípticas proclamas zapateriles sobre el calentamiento global . Sus medidas industriales y económicas para evitarlo dan este resultado entre españoles del oeste y del este, por ejemplo.

Vea aquellas portadas de TIME y a SALAS en las otras Crónicas Bárbaras.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Manuel Molares do Val

Manuel Molares do Val (Vigo/Pontedeume, Galicia), trabajó para la Agencia EFE como corresponsal permanente en México, Bélgica, la República Popular China --el primer peridista español destinado allí--, y EE.UU. Fue enviado especial en todo tipo de acontecimientos en los cinco continentes.

Lo más leído