Orlando es Orlanda

Orlando es Orlanda

Sobre una novela publicada por Virginia Wollf en 1928, Vanessa Martínez presenta una versión teatral que convierte en parodia lo que fueron grandes dotes de sutileza e ironía para reflexionar sobre la condición de la mujer hace un siglo. Convertida en una sucesión de situaciones jocosas, pierde todos sus méritos literarios e intelectuales y termina siendo una simplona sarta de equívocos que se prolonga durante dos largas horas.

Woolf construyó este relato de ciencia ficción partiendo de algunos pasajes de la vida de su amiga íntima Vita Sackville-West, convertida en un personaje que vive cinco siglos de la historia inglesa, primero como hombre y luego como mujer, una fantasía que le permite abordar aspectos bien reales de la vida, no solo la discriminación social de la mujer en aquella época, también las angustias de la creación literaria, las imposturas de los intelectuales -biógrafos y críticos literarios en este caso- y sobre todo el eterno misterio de los dos géneros que reproducen y mantienen la vida en nuestro planeta. Hasta el momento, cuando están siendo sustituidos por la reproducción artificial y las convenciones LGTB, que han hecho de la autora una santa mártir y de esta novela no sé qué simbólico manifiesto de género.

Una novela fantástica -hablando de clasificación, no de méritos- que esta adaptación convierte en un divertimento un tanto desmadrado, basado en la vieja convención teatral de hombres haciendo de mujeres y mujeres de hombres, en el que la directora usa todos sus recursos para crear personajes graciosos en situaciones hilarantes. El reparto completo no tiene otra misión que hacer reir y harán reir a los que gozan de un bendito sentido del humor mientras irritarán a aquellos de natural serio que solo ríen cuando está muy justificado. Rebeca Sala hace un delicado Orlando y una resuelta Orlanda que son el mismo con calzas o con miriñaque. La secundan Gustavo Galindo, Pablo Huetos, Pedro Santos y Gemma Solé en mil y un personajes, unos más acertados que otros, todos en clave de burla. La compañía Teatro Defondo llega a Madrid después de una gira nacional, pero aún así hubo titubeos en los actores.

La escenografía de Alessio Meloni resulta de lo más discreto, y es el vestuario de Paola de Diego el que lleva siempre la batuta sugestionadora con la modesta ayuda de ilustraciones animadas e iluminación estable. El espectáculo cuenta con la coproducción de la Comunidad de Madrid y el apoyo del INAEM, el Centro Dramático Nacional y el Fondo Iberescena entre otras instituciones. Es lo que se dice un espectáculo correcto políticamente en un momento artístico asfixiado de corrección política y vindicación plurimultigénero.

En este mundo mimético, el boom Orlando se retroalimenta con la moda Woolf. En 1989 Robert Wilson hizo una versión dramática; otra estrenó en 2010 Sarah Ruhl en Estados Unidos que se acaba de reponer en Boston; la compañía británica Some Kind of Theatre presentó en 2017 una versión; en septiembre pasado, la directora Katie Mitchell ha estrenado su versión teatral en Berlin, que visitará Londres la próxima primavera. Y bastante celebrada fue la película de Sally Potter en 1992. Encima, este diciembre se estrenára una ópera de Olga Neuwirth en Viena.

La adaptación se permite bastantes libertades como inventarse a una gitana española, mencionar una y otra vez a la reina Isabel I -lo que omitiera premeditadamente la autora- duplicar el largo sueño del protagonista, y no consigue explicarnos bien la naturaleza ambigua de Shelmerdine, convirtiendo sus relaciones en explícitamente sexuales sin que lo sean en el original. Tenemos la impresión de que Orlando ganaría con una puesta en escena más en serio, como la que a esta misma sala trajo Katelijne Damen en 2017, que no pudimos ver pero que fue tan distinta.

VALORACIÓN DEL ESPECTÁCULO (del 1 al 10)
Interés: 6
Dramaturgia: 6
Dirección: 6
Interpretación: 6
Escenografía: 5
Producción: 5
Programa de mano: 5
Documentación a los medios: 7

Teatros del Canal – Sala Verde
Orlando, de Virginia Woolf
Dramaturgia y Dirección: Vanessa Martínez
Entre el 16 y el 20 de octubre

Reparto
Gustavo Galindo: Biógrafo Poeta, Archiduquesa, Shelmerdine, Swift…
Pablo Huetos: Biógrafo Crítico, Greene, Lady R., Sra. Bartholomew…
Rebeca Sala: Orlando
Pedro Santos: Biógrafo Experto, Isabel I, Scrope, Sra. Grimsditch, Addison…
Gemma Solé: Biógrafo Aprendiz, Sasha, Penelope, Pope…

Equipo artístico y técnico
Escenografía: Alessio Meloni (AAPEE) | Construcción: Miseria y Hambre SL
Vestuario: Paola de Diego | Ayte. vestuario: Íñigo Álvarez de Lara Moreno
Ilustraciones: Luis Frutos | Animación: Chicken Assemble
Iluminación: David Martínez | Coord. técnica: Miseria y Hambre SL
Asesoría de movimiento: Arnold Taraborrelli | Lucha escénica: Mon Ceballos
Producción y Distribucion: Pablo Huetosf
Una Producción de la Compañía Teatro Defondo (Comunidad de Madrid)
Coproduce · Comunidad de Madrid

Colaboradores
Fondo IBERESCENA | Centro Dramático Nacional | INAEM
Área de Políticas LGTBI de la Comunidad de Madrid
Ayuntamiento de Coslada | Círculo de Bellas Artes de Madrid
La Olla Producciones (ARG) | Cris Gil Produçao (BRA)

Duración: 1h 50 minutos (dos horas en realidad).

Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído