El culto morboso a los vampiros

El culto morboso a los vampiros

Una exposición dedicada a la evolución del mito vampírico en la cultura popular del último siglo despertará mucha curiosidad. En sus salas se puede pasar un largo rato ante tres centenares de fotografías y objetos alusivos, más  quince montajes audiovisuales con fragmentos de 60 películas y series televisivas.

Esta exposición propone un recorrido a partir de la publicación a finales del siglo XIX de la novela Drácula, de Bram Stoker. Terroríficos, seductores, manipuladores, malvados, apasionados, elegantes, inteligentes, repulsivos, sádicos, contradictorios, melancólicos, hilarantes… Los vampiros y las vampiras forman parte intrínseca de la mitología popular en sus múltiples facetas. El mito ha ido evolucionando de acuerdo con los tiempos y se ha ido metamorfoseando, sobretodo a través del cine y,en los últimos años y de modo muy especial, de las series televisivas, aunque los vampiros han invadido todos los ámbitos de la cultura, desde la literatura hasta el cómic, pasando por las artes visuales.

El itinerario dividido en cinco ámbitos incluye fotografías, dibujos, vestuario real y sus esbozos de diseño, manuscritos, libros, cómics, carteles, pinturas, grabados, documentos y objetos varios, como la máscara utilizada en el rodaje del Nosferatu de Werner Herzog, los trajes del filme Drácula de Francis Ford Coppola, el guion de Bram Stoker para la primera adaptación teatral, y obras de Andy Warhol, Jean-Michel Basquiat o Cindy Sherman, entre otros.

La página de Wikipedia dedicada al vampiro como criatura mítica es muy completa y extensa y tiene 83 referencias. Un vampiro es, según el folclore de varios países, una criatura que se alimenta de la esencia vital de otros seres vivos (usualmente bajo la forma de sangre) para así mantenerse activo. En la cultura europea y occidental, así como en la cultura global contemporánea, el prototipo de vampiro más popular es el de origen eslavo, un ser humano convertido después de morir en un cadáver activo o retornado depredador chupador de sangre. Es probable que el mito provenga de la necesidad de personificar la «sombra», uno de los arquetipos primordiales en el inconsciente colectivo, según la conceptualización de Carl Gustav Jung, y que representa los instintos o impulsos humanos reprimidos más primitivos. Así, sería la encarnación del mal como entidad y una representación del lado salvaje del hombre o de su atavismo bestial, latente en su sistema límbico y en conflicto permanente con las normas sociales y religiosas.

Tras su exhibición en París en otoño de 2019, la muestra llega a CaixaForum Madrid y posteriormente viajará a CaixaForum Barcelona, donde podrá versea partir de julio. El catálogo pretende ser un ensayo pluridisciplinario sobre el tema a partir de textos de especialistas. Cada capítulo se cierra con entrevistas a cineastas que ha realizado filmes de género vampírico: Francis Ford Coppola (Drácula de Bram Stoker); Werner Herzog (Nosferatu, vampiro de la noche); Albert Serra (Història de la meva mort); Olivier Assayas (Irma Vep) y Bertrand Mandico (Ultra Pulpe).El libro incluye también una extensa filmografía de más de 300 títulos de películas de vampiros y un conjunto de pequeños ensayos sobre algunas películas de culto del género.

El recorrido de la exposición propone sucesivamente vistazos a vampiros históricos, poéticos, políticos, eróticos y cotidianos, vampiros para todos los gustos, siempre claro que te atraiga el persistente mito. Exorcistas e incredulos, abstenerse. Para quienes quieran más datos, estas son las cinco salas vampirescas:

Vampiros históricos

Existe constancia de vampiros con muy variadas formas en leyendas y mitologías desde la antigüedad y los tiempos bíblicos. Pero la figura del vampiro, tal y como la conocemos hoy en día, arraiga en la Edad Media en la Europa Central, a partir de un rumor que nace en los cementerios de los países destrozados por las guerras y las epidemias. En el siglo XVIII, las historias de vampiros procedentes de zonas rurales de la Europa del Este y Grecia llegan a oídos de filósofos ilustrados como Voltaire y Rousseau, que discuten sobre su significado e importancia. Goya, en su arte a caballo entre la Ilustración y el Romanticismo, representa monstruos con alas de murciélago en sus estampas. Es en el siglo XIX cuando el mito irrumpirá con fuerza en la literatura gótica,con obras seminales como El vampiro (1819), de J.W. Polidori, basada en un relato inacabado de Lord Byron, y Carmilla (1872), de Joseph Sheridan Le Fanu. Pero es Drácula (1897), la novela del irlandés Bram Stoker, la obra que acabará sentando las bases del vampiro moderno y que estableció algunos elementos que asociamos al mundo de los vampiros: las estacas, los ajos… El autor se basó para su personaje en dos figuras históricas: Vlad Drácula Tepes, el Empalador de Transilvania, y la húngara Erzsébet Báthory, conocida como «la condesa sangrienta». De este Drácula se exponen en la muestra varias ediciones del libro, así como el manuscrito de Stoker para la versión teatral de la obra. El cineasta expresionista alemán F.W.Murnau reinterpretó la novela de Stoker en su obra maestra Nosferatu. Una sinfonía del horror (1922), abriendo paso así a una larga lista de vampiros cinematográficos. En la muestra se exponen dibujos originales del productor artístico del filme y notas delguion de este filme clásico. Werner Herzog realizó un remakede la película de Murnau en 1979, Nosferatu, vampiro de la noche, del cual se exhibe vestuario y la máscara que cubría el rostro del actor Klaus Kinski, entre otros objetos del rodaje.

Vampiros poéticos

El cine tiene también algo de vampírico,ya que es un arte que se ve en la oscuridad, que no envejece y que es eterno. Quizá por ello la relación entre cine y vampiros es tan fructífera. En la década de 1910 surge el término vamp para calificar a algunas estrellas de Hollywood. La primera en recibir este apelativo fue Theda Bara (1882-1956), un personaje cargado de erotismo y con un gran magnetismo. La artista Cindy Sherman se autorretratacomo una Judith vamp en una obra de 1990 que pertenece a la Colección de ”laCaixa”. Otro actor ligado para siempre a su personaje vampiro es Bela Lugosi (1882-1956), que interpretó a Drácula primero en escenarios teatrales y que posteriormente triunfó con las adaptaciones cinematográficas de los años treinta, creando la imagen seductora y aristocrática con capa del personaje. Andy Warhol, en la serigrafía The Kiss(1963), utilizó la imagen de este actor. Este artista pop americano hizo una incursión cinematográfica en el mundo de los vampiros cuando produjo el filme Sangre para Drácula (1974), dirigido por Paul Morrissey,.

Vampiros políticos

Aunque el cine vampírico se inscriba habitualmente dentro del género fantástico, arraiga profundamente en la realidad,ya que propone parábolas políticas. Así, según la época y la geografía,el vampiro ha resurgido como espía comunista, capitalista corrupto, gurú al margen de la ley o drogadicto de los bajos fondos. El vampiro es una metáfora de los peligros que desestabilizan a la sociedad. Por ejemplo, en la serie de diez episodios cinematográficos Les Vampires (1915-1916), de Louis Feuillade, la banda de criminales Los Vampiros siembra el caos en París. La figura del vampiro también se ha utilizado para señalar los abusos de los políticos y del capitalismo salvaje, como en los carteles que vampirizan a Richard Nixon y Margaret Thatcher. Artistas contemporáneos como Mike Kelley, Marcel Dzama y Jean-Michel Basquiat reflejan esta relación. Niki de Saint Phalle construye un altar-tumba vampiro en una obra de 1962. Por otra parte, los vampiros contemporáneos sufren los embates de la marginalidad, la droga y enfermedades como el sida en películas como The Addiction(1995), de Abel Ferrara, y Solo los amantes sobreviven (2013), de Jim Jarmusch.

Vampiros eróticos

El vampiro es un ser eminentemente sexual. Obsesionado por reproducirse, convirtiendo a humanos en nuevos vampiros a base de succionar su sangre, se identifica con una libido compulsiva y devoradora. Su figura, tanto en la versión masculina como en la femenina, suele ser altamente seductora. Pocas presas, de todo género y condición, pueden resistirse a su atractivo. No es casualidad que el cine haya generado un gran número de películas eróticas que tienen a los vampiros como protagonistas. Las películas de la productora británica Hammer explotaron al máximo el sexapil de Drácula, dentro de los límites de la época. Muchos de estos filmes, en ocasiones sexistas en su representación de la mujer, mezclan erotismo y parodia. Además, la sexualidad de los vampiros está siempre liberada de los códigos burgueses tanto en su opción sexual como en las convenciones de género. La pintora surrealista Leonor Fini, por ejemplo, pinta a Carmilla, la heroína de la primera novela protagonizada por una vampira en el siglo XIX, abiertamente lesbiana. Parte importante de este ámbito está dedicada a la película Drácula de Bram Stoker(1992), de Francis Ford Coppola, muy fiel a la novela original, que incorporó también el erotismo, pero en este caso como consecuencia de la pasión amorosa a través del tiempo. De esta aclamada película, se exponen vestidos y esbozos de la diseñadora japonesa Eiko Ishioka, que ganó un óscar por su trabajo en el vestuario del filmede Coppola. También se exponen vestidos de los personajes de Tom Cruise y Kirsten Dunst para Entrevista con el vampiro(1994), de Neil Jordan.

Vampiros pop

Más allá del cine y la literatura, los vampiros invaden todos los rincones de la cultura pop: están en los juegos de rol, en los cómics y en los videojuegos. Siguen siendo seres sobrenaturales, pero se han librado de las reglas del vampiro tradicional y pueden ser divertidos y tiernos, llevar una vida normal como el resto de las minorías, estar integrados en la sociedad y tenerlos mismos derechos que los humanos, como plantea la serie True Blood. El vampiro también se ha convertido en héroe para adolescentes (y en protagonista de una serie superventas),como el sufrido Edward Cullen de la saga de novelas y películas Crepúsculo, en la que el género romántico prevalece frente al de terror. En la serie Buffy, cazavampiros, también dirigida al público adolescente, la protagonista lucha contra unos monstruos que están totalmente diluidos en la sociedad y que no se distinguen de los humanos. Otros vampiros aspiran a ser felices y tener una familia, como los de la saga de Entrevista con el vampiro, de Anne Rice.

Aproximación a la exposición (del 1 al 10)
Interés: 7
Despliegue: 7
Comisariado: 7
Catálogo: 8
Programa de mano: n/v

CaixaForum Madrid (Paseo del Prado, 36)
Vampiros. La evolución del mito
Hasta el 7 de junio
Coorganizada con La Cinémathèque française

ACTIVIDADES EN TORNO A LA EXPOSICIÓN

”laCaixa”ha preparado un completo programa de actividades relacionadas con la exposición pensado para todos los públicos, que incluye desde un ciclo de proyecciones de películas imprescindibles,como Nosferatu, Drácula de Bram Stoker o Solo los amantes sobreviven, hasta un ciclo de artes visuales a cargo de la especialista en cultura popular Mery Cuesta. Destaca la propuesta Al caer la noche, una noche vampírica prevista para el viernes 6 de marzo con lectura, poesía, cine, televisión y música.

CONFERENCIA A CARGO DEL COMISARIO
Jueves 13 de febrero de 2020
Matthieu Orléan, comisario de la exposición y director de Exposiciones Temporales deLa Cinémathèque française, introducirá la exposición y presentará los detalles del proyecto.

CICLO DE ARTES VISUALES
¡MALDITO VAMPIRO! EL MITO DENTRO Y FUERA DEL CINE
Del 3 de marzo al 23 de abril de 2020, ofrece una visión caleidoscópica del valor del mito del vampiro en la actualidad, ahondando en sus implicaciones estéticas y simbólicas en el arranque del siglo XXI.
•Transformaciones del mito del vampiro en el siglo XXI
Mesa redonda con Javier Arries, Pere Parramon y MeryCuesta
Martes 3 de marzo de 2020,19.30 h
•El vampiro: fantasía, mito y realidad
Jueves 26 de marzo de 2020,19.30 h
•La vampira: orígenes y transgresiones contemporáneas
1 de abril de 2020,19.30 h
•El vampiro audiovisual: de Nosferatu a Penny Dreadful
Una conversación entre Paco Cabezas y Desirée de Fez
Jueves 23 de abril de 2020,19.30 h

CICLO DE CINE MIEDO Y PLACER. CINE DE VAMPIROS
Del 27 de marzo al 29 de mayo de 2020
Las cuatro películas que forman este ciclo dan fe de la potencia artística de unos seres de los que nunca se ha podido probar su existencia,pero que habitan desde tiempos inmemoriales enla imaginación de los artistas y en los sueños de las personas.

Además, en colaboración con la Cruz Roja, en la plaza exterior de CaixaForum Madrid se podrá donar sangre. Hasta el 12 de abril, todos los donantes de la Comunidad de Madrid recibirán una entrada para visitar la exposición.

En la propia muestra se ha creado el Vamp Club, un espacio familiar para entrar a formar parte de la comunidad vampírica.

Una degustación del menú vampírico creado especialmente para la ocasión, se inscribe dentro de la undécima edición de Gastrofestival.

Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído