JOHN BANVILLE, 'ANTIGUA LUZ' (ALFAGUARA)

Un viaje a través del recuerdo y las emociones de la mano del brillante novelista irlandés

El ganador del Premio Kafka seduce con su evocadora y sensual prosa

Un viaje a través del recuerdo y las emociones de la mano del brillante novelista irlandés

Consecuente con los diálogos que a John Banville le gusta establecer entre sus obras, en ‘Antigua luz’ reaparecen los personajes de ‘Eclipse’ (Alexande Cleave y su esposa Lydia) e ‘Imposturas’ (Axel Vander y Cass Cleave). ‘Antigua luz‘ permite una lectura completamente independiente, lo que no quita que el fan acérrimo del escritor pueda establecer conexiones y añadir nuevas piezas al puzzle de sus atormentadas personalidades.

En ‘Antigua luz‘ reaparece, por tanto, el personaje de Alexander Cleave y lo hace, además, como protagonista.

Lejanos ya sus días de gloria como actor de teatro clásico y marchita su relación matrimonial, Alexander Cleave pasa los días encerrado en el desván de su domicilio, escribiendo de forma furtiva con el fin de poner orden al flujo de instantes y escenas de su pasado que acuden a su atribulada y confundida cabeza.

Los recuerdos se arremolinan en trono a un verano concreto de su adolescencia en que vivió un dulce y tempestuoso affaire con la madre de su mejor amigo. Dulce porque lo apartó de la grisura que se respiraba en la casa de huéspedes que regentaba su madre y porque le brindó su bautismo en los placeres del cuerpo femenino.

Tempestuoso por la constante amenaza de ser descubiertos con el consiguiente escándalo y porque su juventud le imposibilitaba entender tanto la naturaleza como las consecuencias de una relación tan compleja. Cleave convoca con mimo los preciados momentos y sensaciones que le despertó la compañía de Celia Gray, un torbellino de sensualidad y confusión, de éxtasis e impotencia, con la pretensión de que la mirada reflexiva del adulto arroje algo de luz sobre todo aquello que estaba en sombras para el joven que fue.

Sin embargo, una y otra vez asoman las mismas dudas: ¿qué grado de fiabilidad merece su memoria?, ¿hasta qué punto las imágenes y palabras que adquieren forma en su cerebro no son elaboraciones producto de la tentación de embellecer o dramatizar el relato de nuestra vida?, ¿cuánta distancia hay entre la realidad desnuda y los ropajes con la que la viste el transcurso del tiempo?, ¿qué creer y qué no y qué dice todo ello del ser humano?

Esta madeja de saltos al pasado y la consiguiente cadena de interrogantes que activa se va entrelazando puntualmente con el nudo en el estómago que le provoca el recuerdo de la trágica muerte de su hija Cass quien, aquejada de problemas mentales, decidió poner fin a su vida en la costa italiana, arrojando a sus padres a una zozobra íntima y de pareja imposible de espantar.

La suerte de limbo que habita el protagonista, centrado en consignar episodios clave de su existencia, se ve alterado con la inesperada oferta de unirse al rodaje de un biopic centrado en la figura de un académico y filósofo belga de turbia personalidad, Axel Vander, el cual supondrá su primera incursión en el cine.

Al aceptar la oferta poco puede sospechar que descubrirá una posible conexión entre Vander y su hija que, de confirmarse, quizás pueda proveerle de alguna respuesta urgente.

Asimismo, la película lo reunirá con una gran estrella del celuloide, Dawn Devonport, rondada por sus propios fantasmas, frágil criatura que lo acompañará en un viaje de investigación marcado por tintes oníricos.

JOHN BANVILLE

John Banville (Wexford, Irlanda, 1945) es uno de los más prestigiosos escritores europeos de la actualidad. Antaño editor de ‘The Irish Times’, entre sus novelas más destacadas se encuentran ‘El libro de las pruebas’ (Finalista del Premio Booker en 1989), ‘El Intocable‘, ‘Eclipse‘, ‘Imposturas‘, ‘El mar‘ (premio Booker en 2005) y ‘Los infinitos‘.

Entre otros numerosos galardones, ha recibido el Kafka Prize, James Tait Black Memorial Prize, el Guardian Fiction Prize, el Irish Book Award y el Guiness Peat Aviation Award.

El escritor ha sido finalista de la última edición del Premio Príncipe de Asturias de las Letras y el pasado mayo fue escogido nuevo duque del Reino de Redonda por Javier Marías (el autor irlandés escogió el título de «Duke of Infinidades» en un guiño a una de sus novelas).

Bajo el seudónimo Benjamin Black ha escrito un ciclo de novelas negras de gran éxito que se ambientan en el Dublín de los años 50, protagonizadas por el patólogo forense Quirke, que Alfaguara ha publicado: ‘El secreto de Christine‘ (2007), ‘El otro nombre de Laura‘ (2008), ‘En busca de April’ (2011) -elegida entre las mejores novelas el año por la revista Qué Leer- y ‘Muerte en verano‘ (2012).

Este otoño arranca el rodaje de la adaptación televisiva que la BBC realizará sobre Quirke con el reputado actor Gabriel Byrne al frente del reparto y con vistas a estrenarse entre el verano y el otoño de 2013.

En Alfaguara también ha aparecido ‘El lémur‘ (2009), una novela que Benjamin Black publicó por entregas en el diario ‘The New York Times‘.

Asimismo, recientemente se ha anunciado que Black será el encargado de resucitar al mítico detective Philip Marlowe surgido de la imaginación de Raymond Chandler en una novela original que saldrá al mercado en 2013.

De esta sólo ha trascendido que tendrá lugar en Bay City -la recreación marlowiana de Santa MÓnica- durante los años 40, que en ella aparecerá el policía Bernie Olds y que su autor pretende imbuirla de «una atmósfera ligeramente surrealista o hiperrealista».

Habitual colaborador de ‘The New York Review of Books‘, el escritor reside actualmente en la capital irlandesa.

JOHN BANVILLE, ‘ANTIGUA LUZ’ (ALFAGUARA)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Elena Bellver

Redactora de contenido web & Seo, Copywriter & Community Manager. Es la redactora de las recetas de cocina de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído