Coloquio en París sobre la disidencia radical

Un repaso a las culturas políticas de la extrema izquierda europea

Coloquio en París sobre la disidencia radical
Concentración del 15-M en la Puerta del Sol de Madrid en 2011

La onceava edición del Coloquio Internacional sobre la Transición que se viene celebrando anualmente en el Colegio de España de París, estuvo dedicada los pasados 27 y 28 de mayo al tema ‘Culturas políticas de la nueva izquierda en Europa desde 1956 a la actualidad’. Entre los asistentes estuvo el editor de esta ‘Guía Cultural’ en una doble tarea: desarrollar el tema ‘La violencia en la izquierda radical: del franquismo a la monarquía parlamentaria’ con especial atención a las trayectorias de ‘FRAP y GRAPO, los más extremos de la extrema izquierda’, y presentar su obra ‘Crónica de medio siglo. Del FRAP a Podemos. Un viaje por la historia reciente con Ricardo Acero y sus compañeros’ ante el plantel notable de especialistas reunidos, expertos en la rama historiográfica centrada en la historia actual.

Los convocados formaron seis mesas de trabajo en las que expusieron sus ponencias seguidas de debate abierto a todos los asistentes. En la primera, ‘Orto y ocaso de la nueva izquierda en Europa’, István Szilágyi, de la University of Pécs de Hungría abordó ‘La revolución húngara de 1956 como origen de la nueva izquierda’; Julio Pérez Serrano, catedrático de la Universidad de Cádiz y uno de los directores y organizadores del Coloquio, se ocupó de ‘La encrucijada del 68 y la implosión de la nueva izquierda’, mientras Ricardo Martín de la Guardia, catedrático de la Universidad de Valladolid) abordaba ‘La caída del muro de Berlín y las transformaciones de la izquierda radical en la Europa del Este’, examinando en particular el caso del partido comunista checo de Bohemia-Moravia.

Szilágyi no abordó la relación cronológica entre el XX Congreso del PCUS que marcó el final y la condena del estalinismo, el posterior levantamiento reformista húngaro y el drástico cambio simultáneo de la política del PCRE español adoptando lo que se llamará carrillismo. En realidad, fue a partir del discurso secreto de crítica a los excesos de Stalin realizado por su sucesor al frente de la URSS Nikita Krushev en este congreso en febrero de 1956, cuando comenzaron a surgir protestas y demandas de mayor libertad en Hungría. La revuelta comenzó como una protesta estudiantil que atrajo a miles de personas a una marcha por el centro de Budapest hacia el edificio del Parlamento húngaro, y duró entre el 23 de octubre y el 10 de noviembre. El ejército soviético movilizó treinta mil soldados y un millar de tanques y el 4 de noviembre invadió Budapest y otras regiones del país. 2500 húngaros y 722 soldados soviéticos perecieron en los enfrentamientos y unas 200.000 personas se exiliaron. Hubo muchas detenciones y procesamientos, pero para enero de 1957 el nuevo gobierno instalado por los soviéticos y liderado por János Kádár controlaba de nuevo completamente la situación. Todo el movimiento comunista internacional apoyó la intervención soviética salvo muy pequeñas disidencias. Pero las denuncias de Krushev del estalinismo y su nueva política de coexistencia política hicieron que Dolores Ibárruri, la líder de facto del PCE, cambiara de posición y desde una ortodoxia que buscaba la expulsión de Santiago Carrillo pasara a promoverlo como secretario general.

Por su parte, Julio Pérez insistió en el concepto de cultura política para describir la influencia real más allá de la estrictamente política de la llamada Nueva Izquierda que nace en torno a 1956 en Europa principalmente en Reino Unido, Francia y Alemania, representada en España por el Frente de Liberación Popular, el ‘Felipe’. Será rebasada en 1968 por un nuevo fenómeno cultural -música, moda- coincidente con el fin del ciclo expansivo económico, la llamada ‘crisis del petróleo’. En el 68 cristalizan las tres tendencias principales de la extrema izquierda -anarquismo, trotskismo, maoísmo- que van a protagonizar la rebeldía política en las siguientes décadas. Y del 68 surgirá una tendencia de legitimación del recurso a la lucha armada que va a plasmarse con intensidad en buena parte de Europa Occidental.

En el debate posterior, Martín de la Guardia opinó que en el Este los defensores del antiguo régimen socialista no pasan de ser nostálgicos sin ninguna expresión política y que realizadas las correspondientes transiciones políticas de las dictaduras comunistas al sistema democrático en su mayor parte por los mismos políticos evolucionados los países han adoptado el cambio sin resistencias.

La segunda mesa del Coloquio estuvo dedicada a ‘La izquierda radical en Portugal’. António Pedro Pita, de la Universidad de Coimbra planteó el caso y la influencia de la revista Abril, mientras que José Manuel Lopes Cordeiro, de la Universidade do Minho, reconstruyó la evolución del CM-LP -los primeros prochinos portugueses- en 1966-70, João Madeira, de la Universidade Nova de Lisboa, presentó el intento «Abril de novo pela força do povo» con el que los marxista-leninistas intentaron reconducir los perdidos imnpulsos revolucionarios, así como la trayectoria de la UDP hasta nuestros días. Y finalmente,  Ana Sofia Ferreira de esta misma universidad tituló su comunicación ‘»Armar. Pela Revolução Socialista» – O PRP entre a ditadura e a democracia’.

En conjunto supuso un repaso completo a la historia de los ‘eme-ele’ portugueses, hoy día uno de los ejes principales del gobierno portugués de coalición de izquierdas.

En la tercera mesa tocaba prestar atención a la violencia revolucionaria en España como una de las derivas de la Nueva Izquierda y del Mayo del 68 común a toda Europa. José Catalán Deus fue el encargado de tratar ‘La violencia en la izquierda radical: del franquismo a la monarquía parlamentaria’, en un período de medio siglo en el que destacan dos iniciativas consecutivas -FRAP y GRAPO- que a pesar de la cercanía de sus culturas políticas siempre se mostraron hostiles. Junto a él, Sara Álvarez Pérez, de Université Paris 9/ Université de Nantes, disertó sobre el tema ‘¿Es ETA un movimiento de izquierdas? Evolución ideológica, política y estratégica de una organización terrorista (1959-1979)’, completando el panorama de los movimientos armados del período en la Península Ibérica.

En la cuarta mesa se trató el enunciado ‘Represión y control de la izquierda radical’ por los tres ponentes convocados: Raúl Ramírez Ruiz, de la Universidad Rey Juan Carlos, con el tema ‘La represión del TOP contra la izquierda radical española’, Julio Ponce Alberca, de la Universidad de Sevilla, con ‘El Estado ante la extrema izquierda (1965-1985)’, e Isabel Cubero Trujillo, de la Universidad de Cádiz, con ‘La CIA y el control de la izquierda radical en Europa Occidental’. A ellos, María Emilia Prado, de la Universidade do Estado do Rio de Janeiro, unió una interpretación personal de la situación en Brasil desde el punto de vista de la izquierda.

Ramírez Ruiz ha realizado un análisis pormenorizado sobre un muestreo del diez por ciento de las sentencias del TOP en toda su historia, y sus conclusiones vienen a coincidir con estudios anteriores, resaltando más la presencia de la tendencia maoísta -fundamentalmente PCE (m-l)/FRAP- como la más castigada tras el mayoritario PCE, a pesar de no considerar un todo las distintas organizaciones creadas y coordinadas por este Partido y el Frente que dirigía, lo que elevaría aún más el volumen conjunto de la represión sufrida. La ponencia de Ponce Alberca, por su parte, confirma la laguna documental que aún se sufre sobre la actividad de los servicios del información del Régimen -tanto policiales como gubernamentales- en los últimos años del franquismo, mientras que el estudio de Cubero Trujillo viene a dar por buenas las escasas y dudosas fuentes existentes que han dado a los proyectos Gladio y Chaos de la CIA de infiltración y manipulación de la extrema izquierda europea, una legendaria importancia que los datos de momento no corroboran.

La quinta mesa se tituló ‘Las corrientes de la izquierda radical’ y a ella Emanuele Treglia, de la UNED, aportó ‘Los vientos de China. La ORT y el maoísmo en España’; Georgy Filatov, de la Academia de Ciencias de Rusia, expuso ‘Percepción de la nueva izquierda en la URSS: el caso español’ a partir de incursiones fragmentarias en los archivos del PCUS; Víctor Peña González, de la Universidad de Cádiz, se centró en ‘Las reunificaciones de la corriente prosoviética española en la Transición’ reproduciendo fielmente su trayectoria a lo ancho de una densa sopa de siglas; y finalmente, Miguel Ángel González Claros, de la Universidad de Cádiz, introdujo ‘Auge y declive de la OCE(BR) en Málaga (1972-1975)’, mostrando un conocimiento detallado de ese pequeño grupo local de la extrema izquierda.

Y en la sexta -‘De la Nueva Izquierda a Podemos’, Alberto Martín Torres, de la Universidad de Cádiz, expuso ‘Trayectorias políticas de los dirigentes del Frente de Liberación Popular (1959-1968); Anaïs Hollard, de Université de Nantes, eligió ‘Podemos y las culturas políticas de la izquierda radical en España: “romper, pero no ofender a nadie”, y finalmente la catedrática emérita de Université Paris Nanterre y coorganizadora de estos encuentros parisinos, abordó ‘Representaciones en El Pais y ABC del FRAP a  los Indignados’.

Martín Torres confirma las líneas generales ya conocidas, aunque no incluía alguna derivas interesantes, como la de José Bailo Ramonde ‘Juan’ y desde 1975 ‘Ramon Sánchez’, quien tras ser importante dirigente del FLP-2 lo fue también del PCE (m-l) en el que ocupó un puesto en su comité ejecutivo. Por su parte la doctoranda Hollard diseccionó el discurso de Pablo Iglesias Turrión el 11 de noviembre del pasado año junto a la alcaldesa Colau en Barcelona (en el que, posponiendo su tradicional prudencia en este tema, terminó con un Viva la República tras una crítica contundente a la monarquía ‘transmitida por vía reproductiva’) elevando algunos de los recursos dialécticos ‘moderados’ del orador a categoría significativa., que pudiera no serlo tanto. Y Marie-Claude Chaput se fijó especialmente en el desafortunado artículo del hoy eurodiputado Herman Tertsch en ABC atribuyendo al padre del citado fundador de Podemos una actividad terrorista que no existió y deduciendo de ello que el hijo era como el padre, algo que  nunca debe hacerse y por lo que ha sido condenado ya en segunda instancia.

El intenso coloquio en torno a las seis mesas de trabajo se vio reforzado por dos actos complementarios. Las presentaciones de la Revista de Historia Actual que edita el Grupo de Estudios de Historia Actual (GEHA) y dirige el catedrático Julio Pérez Serrano, y la ‘Crónica de medio siglo. Del FRAP a Podemos. Un viaje por la historia reciente con Ricardo Acero y sus compañeros’, la extensa obra de José Catalán Deus en vías de realización, con 16 episodios ya publicados y otros tantos previstos. Junto a ello, la conferencia de clausura estuvo a cargo de José Sanroma Aldea, líder histórico de la ORT, que título su disertación ‘Perspectivas revolucionarias ante el final de la dictadura’.

Los Coloquios Internacionales sobre la Transición en el Colegio de España de París se han convertido con el paso de sus ya once ediciones en todo un acontecimiento en el ámbito de la historia reciente de nuestro país. Siempre organizados desde 2009 por Marie-Claude Chaput (Université Paris Ouest Nanterre La Défense) y Julio Pérez Serrano (Universidad de Cádiz) han ido repasando una variada selección de temas: ‘España, Europa y el 68, cincuenta años después’ en 2018, ‘El retorno a Europa. España en la CEE’ en 2017, ‘Sindicalismo y nuevos movimientos sociales’ en 2015, ‘Ciudadanía, democracia y opinión pública’ en 2014, por citar solo las última ediciones.

La Asociación de Historia Actual (AHA) es una entidad cultural y científica de ámbito internacional creada en el año 2000, resultado de un proceso de convergencia entre historiadores y científicos sociales de distintos países iniciado en la década de 1990. Como antecedente inmediato tuvo especial relevancia la celebración en Salta (Argentina) del Encuentro de Fin de Siglo, que congregó a varios centenares de profesores e investigadores comprometidos en el análisis crítico del siglo XX. Desde entonces, la AHA ha logrado reunir a casi doscientos socios y extenderse a una buena parte de las universidades españolas y latinoamericanas, el núcleo original, así como a un nutrido grupo de Universidades y centros de investigación del resto de Europa, Estados Unidos, el norte de África y Asia Oriental.

La Historia Actual es una corriente historiográfica que se reconoce deudora de los esfuerzos realizados tras la Segunda Guerra Mundial para reincorporar el presente al quedacer histórico. En diferentes países europeos y en los Estados Unidos esta corriente ha adquirido una influencia creciente en las últimas décadas, muy especialmente tras la caída del Muro de Berlín y el fin de la Guerra Fría. Esta corriente quiere destacar por su carácter innovador, por el encuentro multidisciplinar y por la recuperación del espíritu crítico.

Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído