El 58% de la población afirma haber leído informes recientes sobre casos concretos

Los estadounidenses ven los abusos sexuales en la Iglesia como un problema actual

Los estadounidenses ven los abusos sexuales en la Iglesia como un problema actual
Theodore Edgar McCarrick (izquierda) y Donald Wuerl (derecha). EP

Crisis de credibilidad. Los informes y noticias más recientes sobre casos de abusos sexuales en el seno de la Iglesia Católica «reflejan problemas actuales». Así lo cree el 79% de los adultos estadounidenses según el centro de investigaciones Pew Research.

«Más de 15 años después de que los obispos estadounidenses prometiesen tolerancia cero para los abusos sexuales de menores por sacerdotes católicos, los informes de casos no publicados anteriormente siguen recibiendo una amplia cobertura mediática», puede leerse al principio de una reciente publicación de la entidad.

Hasta un 92% de los entrevistados han afirmado haber escuchado o leído informes recientes sobre casos de abuso sexual por parte de sacerdotes y obispos católicos.

Del total de las personas consultadas, el 48% considera que este tipo de conductas son más habituales entre el liderazgo de las comunidades católicas que en el del resto de las confesiones.

La percepción de los casos de abusos sexual en la Iglesia Católica cambia sustancialmente entre los estadounidenses que se declaran católicos y los que no.

De los primeros, el 69% considera que los recientes informes publicados «reflejan problemas actuales que todavía están sucediendo», mientras que el 24% afirma que se trata de hechos que «han ocurrido en el pasado y la mayoría no se han repetido».

En el caso de los no católicos, en cambio, el 81% cree que las últimas publicaciones hacen referencia a problemas actuales y solo el 9% piensa que son eventos pasados.

Las diferentes confesiones en Estados Unidos analizadas coinciden, en general, en que han escuchado y leído informes recientes sobre casos de abusos sexuales en la Iglesia Católica.

«Aproximadamente nueve de cada diez adultos estadounidenses han oído al menos algo de los informes recientes sobre casos de abuso sexual por sacerdotes y obispos católicos», dicen desde Pew Research.

«La familiaridad con los informes recientes de abusos sexuales por líderes sacerdotes y obispos católicos es de base amplia», añaden.

En concreto, agnósticos, ateos, católicos, protestantes y judíos aseguran en porcentajes superiores al 90% estar al corriente de los últimos informes y noticias publicadas al respecto de casos de abusos sexuales en el seno de la Iglesia Católica.

Las diferencias más evidentes tienen que ver con la idea de considerar que muchas de las revelaciones actuales tienen que ver estrictamente con casos pasados.

En este sentido, un 24% de los católicos considera que es así, mientras que solo el 3% de los ateos y el 7% de los judíos lo piensan.

En medio de ambos grupos se sitúan los protestantes, con un 11% de los entrevistados a favor de creer que tales casos de abusos sexuales en las comunidades católicas ocurrieron hace tiempo y no ahora, mientras que el 80% piensa que sí son problemas actuales.

La distancia entre las confesiones tiene que ver con la percepción entre los casos de abuso sexual entre clérigos católicos y los relacionados con líderes de otras comunidades religiosas.

Así, solo el 33% de los católicos piensa que este tipo de sucesos sean más habituales en el ámbito católico, mientras que entre los protestantes la idea agrupa al 56% de los entrevistados. En el caso de los judíos, la cifra asciende al 72%.

En agosto de 2018, la Corte Suprema de Pensilvania publicó un informe identificando a unos 1.000 menores que habían sido víctimas de abuso sexual por parte de hasta 300 sacerdotes.

Aunque la mayoría de los casos correspondían a antes del año 2000, el jurado subrayó que también se habían producido algunos durante la última década.

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido