El arzobispo de La Plata se vuelca con la "comunión pastoral" que pide el Papa

Monseñor Fernández coloca su diócesis en la estela de la primavera de Francisco

Invita a ser católicos que reflejen "el amor de Jesucristo y el rostro de una Iglesia de puertas abiertas"

Monseñor Fernández coloca su diócesis en la estela de la primavera de Francisco
Monseñor Víctor Manuel Fernández, arzobispo de La Plata, rodeado de fieles

Ningún esfuerzo de diálogo con el mundo, de transformación social... tendrán verdadera fecundidad si no generamos una dinámica realmente misionera centrada en lo esencial, con un corazón cercano a los últimos

(C. Doody/Aica).- «En misión permanente, saliendo a llevar el gran anuncio», «como Cristo, con los pobres y abandonados» y «creciendo juntos, para ser santos». Son las líneas maestras del plan de acción del recién llegado arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, tal y como las ha definido en su primera carta pastoral, «El camino sinodal para una comunión evangelizadora». Una misión que resume, no obstante, en una sola idea: un plan pastoral que encarne al 100% los planteamientos del Papa Francisco.

El prelado subraya, en primer lugar, la idea de «una Iglesia que camina y trabaja en comunión», en la que puntualiza que la «comunión pastoral» no se logra sólo cumpliendo algunas normas comunes, sino que debe expresarse también «en un espíritu que nos anime a todos con algunos objetivos compartidos».

«A este plan pastoral arquidiocesano tendremos que ponerle ‘carne’ entre todos, a partir de las grandes líneas del Papa Francisco», asevera.

En este sentido, el arzobispo platense sostiene que el punto de partida debe ser «la escucha de la propuesta de Francisco» y considera que hay que «aterrizar» y encarnar las tres grandes líneas del programa del Papa.

Monseñor Fernández considera importante que en esta tarea se pueda reflejar «el amor de Jesucristo y el rostro de una Iglesia de puertas abiertas», al advertir: «Ningún esfuerzo de diálogo con el mundo, de transformación social, o de búsqueda de nuevas metodologías y de nuevos lenguajes tendrán verdadera fecundidad si no generamos una dinámica realmente misionera centrada en lo esencial, con un corazón cercano a los últimos y con un permanente dinamismo de santificación».

Asimismo, invita a proponer «acciones y estrategias que permitan aplicar las tres grandes líneas provocando una nueva dinámica evangelizadora» y a hacerlo «con plena libertad», porque «es mejor equivocarse participando generosamente que aislarse y negarse a la comunión».

Monseñor Fernández, con Bergoglio


Los pasos a seguir

El arzobispo propone una serie de pasos a seguir para alcanzar los objetivos:

1) Trabajo comunitario sobre las tres líneas en parroquias, grupos, comunidades, instituciones y movimientos.

2) Recepción de las propuestas concretas.

3) Elaboración de una síntesis.

4) Envío de la síntesis a toda la arquidiócesis.

5) Trabajo de esa síntesis en asambleas.

6) Recepción de nuevas opiniones.

7) Lanzamiento del plan pastoral en un acto masivo.

Monseñor Fernández agradece la oración de «quienes están ya acompañando este camino con su intercesión», en especial «a las hermanas contemplativas, que alimentan el fuego del amor misionero en la hoguera del Corazón de Cristo». 

«Les ruego que sigan orando no sólo para que el Señor nos ilumine de manera que seamos creativos y eficaces para encontrar estrategias y acciones adecuadas, sino también para que podamos hacerlas carne en nuestros corazones. Al mismo tiempo, no dejemos de pedir que el Señor nos regale la valentía y las fuerzas para aplicarlas. Esto redundará, sin dudas, en bien de todos, y nos brindará una renovada alegría. ¡Gloria al Señor resucitado!», concluyó.

Para leer la carta pastoral completa, pincha aquí:

Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído