Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

Entrega del Sahara a Marruecos: aniversario de la traición.

El 14 de noviembre de 1975 España entregó a los saharauis a los marroquíes. España faltó a su compromiso de celebrar un referéndum de autodeterminación. Y para el pueblo saharaui comenzó un brutal genocidio. Pero ningún periódico habla ya de ello.

Los mismos que hablan de «memoria histórica» están haciendo todo lo posible para que las jóvenes generaciones desconozcan la mayor traición de la historia de España desde que en el año 711, el conde de Ceuta, Don Julián, facilitara la invasión musulmana que significó la pérdida de España (como la calificó el insigne historiador del Sáhara, José Ramón Diego Aguirre).

España había ganado a Marruecos todas las batallas internacionales sobre el asunto del Sáhara Occidental:
La Asamblea General de la ONU había reconocido el derecho a la autodeterminación y la independencia del pueblo saharaui;
el Tribunal Internacional de Justicia (TIJ) confirmó ese derecho el 16 de octubre de 1975;
el Consejo de Seguridad condenó la invasión marroquí del territorio mediante la siniestra «marcha verde».

España había dado su palabra de celebrar un referéndum de autodeterminación. Se dispuso a organizar el referéndum en 1974, pero la ONU le pidió suspenderlo hasta que el TIJ determinara si el Sáhara Occidental fue alguna vez marroquí. Una vez que dijo que nunca había sido de soberanía marroquí, no quedaba ya ningún obstáculo para proseguir con el referéndum.

Es más, el propio Príncipe de España, Juan Carlos de Borbón, dijo el 2 de noviembre en El Aaiún (que los colaboracionistas con Marruecos llaman «Layún»):
«

«España cumplirá sus compromisos y tratará de mantener la paz, don precioso que tenemos que conservar. No se debe poner en peligro vida humana alguna cuando se ofrecen soluciones justas y desinteresadas y se busca con afán la cooperación y el entendimiento entre los pueblos. Deseamos proteger también los legítimos derechos de la población civil saharaui, ya que nuestra misión en el mundo y nuestra historia nos lo exigen»

Sin embargo, el 14 de noviembre de 1975, en secreto, a espaldas de la opinión pública, el gobierno firmó el «acuerdo de Madrid» que, de hecho, cancelaba la celebración del referéndum y entregaba el territorio a Marruecos y Mauritania.

¿Qué ocurrió?
No hay explicación lógica ni razonable. Sólo la hipótesis de que hubo una traición permite explicar lo ocurrido. Una traición que sigue actualizándose mientras España no denuncie ese acuerdo inmoral, ilegal y políticamente suicida.

Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído