Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

Sigue el «efecto Haidar» en Marruecos: destituidos los ministros de Interior y Justicia

¿Seguirán diciendo algunos que Marruecos ha «ganado» en el caso de Aminatu Haidar? Por si el examen comparado de los comunicados de Francia, España, USA y Marruecos no fuera suficiente… por si no fuera suficiente que Mohamed VI se haya visto obligado a hacer un «nuevo» apolillado «anuncio», llega hoy otra noticia: el ministro del Interior, responsable de lo que ocurre en el Sahara ocupado ha sido sustituido. Más claro, agua.

Aquí he tenido ocasión de demostrar, a partir de los datos objetivos plasmados en los comunicados de Francia, España, USA y Marruecos, que con la liberación de Aminatu Haidar, Marruecos no sólo no ha ganado nada, sino que ha perdido posiciones en España y en USA. En el caso de España, incluso el Gobierno ha desautorizado expresamente a Marruecos al decir que no ha reconocido a Marruecos ningún título jurídico sobre el Sahara Occidental. En el caso de USA, incluso Hillary Clinton, la amiga de Marruecos, omitió cualquier referencia a la «autonomía» en su nota sobre la liberación de Haidar.

Marruecos intenta, como he dejado escrito aquí, recuperar a toda costa la iniciativa. Y para ello, incluso ha vuelto a sacar una apolillada propuesta de «regionalización». Una propuesta que, como ya he dicho en más de una ocasión, es muy vieja (ya en 1997, hace 13 años, Marruecos lanzó una ley de «regionalización» que, como se puede comprobar, era una cáscara vacía de contenido). El «nuevo» «anuncio» es tan vacío como los anteriores. Sólo es un inútil intento de recuperar la iniciativa y una forma no humillante de destituir al embajador marroquí en España.

Aminatu Haidar ha ganado y Mohamed VI ha perdido. Y como suele ocurrir en los sistemas de poder absoluto, el tirano no quiere asumir responsabilidades y ha buscado una «cabeza de turco» (de «moro» cabría decir aquí). Y esas cabezas son dos: la de Chakib Benmusa, el hasta ahora ministro del Interior que acaba de ser destituido; y la del ministro de Justicia, Abdeluahid Radi.Ambos están entre los cinco ministros destituidos.

Si tenemos en cuenta que Chakib Benmusa es el responsable de la policía y que quien provocó la deportación de Aminatu Haidar fue la policía…
Si tenemos en cuenta que Abdelwahid Radi vino a España para intentar «persuadir» al gobierno y partidos españoles de las «buenas razones» de Marruecos para deportar a Haidar…
Si tenemos en cuenta todo esto y constatamos que ambos han sido destituidos, cada vez que alguien diga que Marruecos ha «ganado» en el conflicto provocado por la deportación de Haidar, tendremos que pensar que es tonto… o algo peor.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído