Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

Rajoy se equivoca al ceder a la presión marroquí

El tiempo dirá si este juicio es acertado o no. Con mucho gusto quisiera reconocer que me equivoco. Pero todos los indicios apuntan a dos hechos: primero, la visita de Rajoy a Marruecos ha sido resultado de la cesión a una presión o chantaje; y, segundo, esa visita tendrá graves consecuencias para España.

I. INDICIOS DE QUE LA VISITA DE RAJOY A MARRUECOS ES RESULTADO DE UNA PRESIÓN O CHANTAJE
Antes de las elecciones generales, el día 16 de noviembre de 2011, el diario «El País» hizo una entrevista a Mariano Rajoy Brey en la que hubo este diálogo:

P. ¿Cuál será su primer viaje al extranjero?
R. No lo tengo pensado. Lo que sí le puedo decir es que me importa el Magreb. Desde luego me importa mucho la UE, y yo le voy a dar una gran prioridad en los próximos tiempos a Iberoamérica. Porque yo creo que la política exterior de este Gobierno en relación con Iberoamérica es mejorable, por no decir otra cosa, y creo que el hecho de que nosotros pertenezcamos a la UE, y al mismo tiempo podamos tener una relación más intensa con Iberoamérica, la conjunción de esos dos factores nos da una fuerza importante en el mundo, es decir, nos puede hacer ser actores en un mundo que es más global, más abierto, más complejo, con países como China y como otros. Nosotros exportamos a todo Iberoamérica menos que a Portugal. Y con China, India, Rusia y Brasil, que son cuatro países que están creciendo, hacemos el 7% de nuestras exportaciones. El trabajo que hay que hacer ahí es ingente.

P. Tradicionalmente el presidente viajaba siempre la primera vez a Rabat.
R. Bueno, no siempre
. Ya veremos. Yo le he dicho que mis prioridades son el Sur, Europa e Iberoamérica.

P. Muy brevemente le pido ideas fuerza respecto a países clave. Marruecos.
R. Quiero tener la mejor relación, somos vecinos y vamos a seguir siéndolo. A lo largo de esta legislatura hubo algún problema y algún mal entendimiento, pero creo que podemos tener una buena relación. Marruecos es un país que ha hecho avances en materia de derechos humanos y que está intentando generar progreso económico, y eso es muy reconfortante.

Para sorpresa general, en el debate de investidura, Mariano Rajoy no hizo ninguna referencia ni al Norte de África, ni a Marruecos, ni a Argelia, ni al Sahara Occidental o a Mauritania.

Después, comenzó la presión para que Rajoy viajara a Marruecos. Creo que un elemento de esa presión fue el viaje secreto de Javier Arenas Bocanegra a Marrakech, el día 31 de diciembre. Según información del diario «El País», Arenas viajó con su familia a Marrakech «para celebrar su cumpleaños«. Algo extraño, a mi modo de ver.
¿Y si en lugar de «celebrar el cumpleaños» no hubiera estado realizando alguna gestión política en favor del lobby pro-marroquí?

Tres días después de la visita de Arenas a Marrakech, el 3 de enero de 2012, Rajoy telefoneó a Mohamed VI y le trasladó su deseo de viajar a Marruecos.

El día 10 de enero Rajoy concede una entrevista al director de la agencia Efe donde daba a entender que viajaría primero a Bruselas, pero que ese no era un viaje al «extranjero»:

P. ¿Cuál será su primer viaje al extranjero en visita bilateral?
R. Bueno, yo voy a ir el 30 de enero -pero eso ya no se si calificarlo de viaje al extranjero- a Bruselas
. Allí tenemos un Consejo Europeo, donde vamos a tratar algunos de los temas… vamos a ver cómo cumplen los países los requisitos de déficit público, vamos a explicar las reformas, vamos a hablar del crecimiento económico y del empleo, de las medidas que hay que tomar a esos efectos… En fin, eso no se si es una visita.
Va a venir aquí Sarkozy a España el próximo lunes 16. También va a venir la presidencia actual, la semestral, que es la presidencia de Dinamarca. También Van Rompuy, el presidente del Consejo Europeo, a venir a España.
Y yo, en principio, si le podemos llamar visIta oficial, creo que la primera visita -ya estamos hablando con las autoridades de ese país-, que voy a hacer, va a ser en Marruecos. A Marruecos, en cuanto las agendas se logren casar, pero supongo que será en un periodo de tiempo relativamente breve.

P. Se mantiene la tradición…
R. Pues si señor…

Las declaraciones de Rajoy debieron disparar las alarmas en el majzen, que debió decidir un aumento brutal en la intensidad de la presión o del chantaje. Un día después, el 11 de enero, Europa Press comunica que la visita será el miércoles 18.

Todo lo anterior parece indicar que ha habido una presión brutal sobre Rajoy. Hay cosas extrañas que así lo indican.
En primer lugar, resulta extraño que el 17 de noviembre de 2011 Rajoy niegue, con razón, que sea una «tradición» que el primer viaje de un presidente del gobierno español sea a Marruecos pues no siempre ha sido así (ni Suárez ni Calvo-Sotelo lo hicieron)… y el 10 de enero diga que «sí señor», «se mantiene la tradición».
Y, en segundo lugar, resulta extrañísimo que el 10 de enero al contestar sobre su primer viaje al extranjero mencione el viaje del 30 de enero a Bruselas, se intente «justificar» (¿ante quien?) diciendo que ese no es un viaje al «extranjero» (¿por qué entonces mencionarlo en una pregunta sobre su primer viaje al extranjero si no es ni su primer viaje al exterior ni lo considera al «extranjero»?) y diga que viajará a Marruecos «en cuanto las agendas se logren casar, pero supongo que será en un periodo de tiempo relativamente breve»… para decir ¡al día siguiente! que viajará el 18 de enero o sea, en un tiempo no «relativamente breve» sino ¡brevísimo!.

No quiero tratar aquí, en este momento, la cuestión de cuál haya podido ser el motivo de chantaje o presión que el majzen y su lobby han ejercido sobre Rajoy.

II. INDICIOS DE QUE RAJOY VA A SER NINGUNEADO
He dejado escrito aquí que el homólogo de Rajoy no es el sedicente «jefe de gobierno» marroquí Abdelilá Benkirán, sino que su verdadero homólogo es Mohamed VI, porque es Mohamed VI, igual que Rajoy, quien preside el Consejo de Ministros. Para que no haya dudas, quien ha venido a España a trasladar la presión del majzén, no ha sido el «ministro de exteriores», el islamista Uzmani, sino el viceministro de Exteriores impuesto por Mohamed VI, Yusef Amrani.
El domingo día 15, Erena Calvo ha publicado en la edición digital del diario El Mundo un artículo importantísimo que revela lo que prepara el majzen. Una cuidadosa lectura de ese artículo nos revela que el majzen va a humillar a Rajoy al nivel de homólogo de Benkirán, dejando la entrevista con Mohamed VI en un «encuentro»:

Una visita en la que será recibido por su homólogo, el islamista del Partido Justicia y Desarrollo (PJD) Abdelilah Benkirane, y en la que se prevé también un encuentro con el rey Mohamed VI.
(…)
Ambos mandatarios han sido elegidos en las urnas de sus países recientemente y han formado Gobierno casi de forma paralela en el tiempo. Y ambos estrenarán juntos su agenda de política exterior. (…)
La cita entre Rajoy y Benkirane, (…)
Entre otros, Rajoy y Benkirane abordarán el dossier del terrorismo y el secuestro de los dos cooperantes españoles en los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia) el pasado octubre, para cuya resolución Marruecos mostró su disposición a colaborar.

Pero la guinda va a ser a raíz del acuerdo pesquero.
Como es notorio, el acuerdo pesquero de la UE con Marruecos es ilegal por reconocer (y cobrar) como «marroquíes» aguas que no son de Marruecos, las del Sahara Occidental. El gobierno Rajoy ha cometido el error de decir que va a presionar para que se firme un nuevo acuerdo pesquero.
Sin embargo, el gobierno de Rajoy declaró a la agencia EFE el día 12 de enero que:

El Gobierno de Mariano Rajoy está convencido de que su posición favorable a un referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental no interferirá en sus relaciones con las autoridades de Marruecos, país al que el jefe del Ejecutivo viajará el próximo miércoles.

Ahora bien, tampoco esto debió agradar al majzen. La misma agencia EFE ha recogido el día 14 de enero unas declaraciones del ministro de comunicación marroquí, Mustafá Jalfi:

En la agenda de la visita, Jalfi hizo hincapié sobre «las cuestiones económicas» y resaltó la importancia del acuerdo de pesca para la Unión Europea y Marruecos.
«El acuerdo pesquero tiene que respetar la unidad territorial de Marruecos y preservar sus recursos pesqueros», dijo a Efe el ministro.

Dado que para el majzen, la expresión «respetar la unidad territorial de Marruecos» quiere decir que no se puede considerar (aunque así lo exija el Derecho Internacional) el Sahara Occidental como algo distinto de Marruecos, todo parece indicar que el gobierno Rajoy ha caído en una absurda trampa: o se desdice de las posiciones que dice defender sobre el Sahara Occidental o tendrá que reconocer su fracaso para conseguir un acuerdo pesquero de la UE con Marruecos.

En definitiva, todo parece indicar que el gobierno Rajoy está cometiendo un gravísimo error en relación con Marruecos.
No será porque no estuvo avisado.
E insisto, Dios quiera que me equivoque. Pronto lo sabremos.

Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído