LA DOBLE VARA DE MEDIR DEL EJECUTIVO

La última desvergüenza del Gobierno: los hosteleros a la ruina y la cafetería del Congreso, con precios de risa

Un café a 0,95 euros y una caña a 1,05 euros hasta el 2023

La última desvergüenza del Gobierno: los hosteleros a la ruina y la cafetería del Congreso, con precios de risa

Así actúa este Ejecutivo.

Mientras miles de hosteleros sufren los efectos devastadores de la pandemia, el Congreso de los Diputados, que está bajo el dominio del PSOE y Podemos, tiene unos precios irrisorios de la cafetería cobrando productos como un café a 0,95 euros y una caña a 1,05 euros hasta el 2023, según publica este 10 de noviembre de 2020 OkDiario.

Se trata de unos precios muy por debajo de los que se pueden encontrar en cualquier bar o cafetería de la zona. El medio, que ha tenido acceso al expediente para el nuevo servicio de restauración, afirma que la Cámara baja destinará a este servicio 1,2 millones de euros en 2021.

A diferencia del expediente anterior, el Congreso no establece ahora precios máximos para la mayor parte de las consumiciones, sino que ha fijado unos precios de venta al público ‘invariables’ hasta el año 2023.

«Existen, además, una serie de precios unitarios que son pagados directamente por los usuarios de los servicios y que constituyen un precio de venta al público, invariable durante toda la duración del contrato y por el que el empresario obtendrá unos ingresos directos de la explotación del servicio», recoge el medio digital.

El contrato establece un plazo de ejecución de 34 meses, desde marzo de 2021 hasta diciembre de 2023. Con un total presupuestario que asciende a 4.323.137,06 euros.

Además -publica OkDiario- en la cláusula número 20 del pliego de condiciones administrativas, la relativa a ‘Revisión de precios’, se dice que «no procede la revisión ni del importe del canon (…) ni de los precios de venta al público que figuran en el Anexo B del PPT, ni del precio del menú diario que se oferte por los licitadores».

Con este cambio, una caña de cerveza valdrá 1,05 euros, una «copa de vino blanco o rosado de la casa» saldrá por 1,25 euros, los refrescos costarán 1,10 euros y un desayuno-merienda estándar valdrá 1,15 euros.

El sector, arruinado

Por su parte, hosteleros de Madrid han solicitado con urgencia a las CCAA y al Gobierno la celebración de la conferencia extraordinaria para elaborar el Plan de Apoyo a la Hostelería anunciado por la ministra Reyes Maroto el pasado 28 de octubre.

El sector hostelero está formado por 300.000 establecimientos, además de dar trabajo a 1,7 millones de personas y aportar cerca de 20.000 millones de euros a las arcas públicas del estado, según los datos del año 2019. «La crisis sanitaria y las medidas restrictivas aprobadas sobre el sector podrían causar la desaparición de 1,1 millones de puestos de trabajo y el cierre de 100.000 establecimientos», han apuntado desde la entidad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído