El queso Cheddar y la cerveza Inedit, contentos de estar juntos

Y no es un queso Cheddar cualquiera, sino el prestigioso Cathedral City. Y es que combinar cerveza y queso es una tendencia que se está imponiendo en los últimos tiempos. La cerveza está ganando adeptos e importancia dentro del mundo gourmet y, en ocasiones, desplaza al considerado hasta ahora como el mejor compañero del queso: el vino.

Bien cierto es que el toque amargo de la cerveza descrema y purifica el paladar de la grasa de los quesos mucho mejor que el vino, y además, son los quesos de vaca los que encuentran el mejor aliado en esta bebida. Así lo atestigua el matrimonio perfecto que consiguen el Cheddar Mature de Cathedral City y la cerveza Inedit de Damm. Dos productos que juntos potencian sus cualidades más exquisitas y establecen un juego de sensaciones difícil de mejorar. Juntos obtienen un equilibrio y armonía perfectos. Una mezcla que respeta el verdadero sabor de este queso Cheddar de nueve meses de curación, de sabor profundo y textura suave.

El Cheddar es un queso anglosajón que Cathedral City elabora sólo con leche de vacas del suroeste de Inglaterra. El queso más vendido en Reino Unido y reconocido como Sabor del Año 2014 por los consumidores españoles en catas a ciegas, mantiene sus propiedades gracias a la elaboración según la receta tradicional a la que aplican un proceso tecnológico propio que permite el envasado al vacío. Este sistema de envasado logra que la maduración de los quesos vaya de los 4 a los 20 meses y se obtengan los distintos sabores, olores y texturas. Todo este proceso es controlado por el afinador Mark-Pitts Tucker, con más de 25 años de experiencia en el sector.

Por otra parte, conviene recordar que la cerveza Inedit Damm ha sido creada por los maestros cerveceros de Damm junto a Ferrán Adrià y el equipo de sumilleres de ElBulli. Es un coupage único de malta de cebada y trigo, aromatizado con cilantro, piel de naranja y regaliz. Es una bebida multifacética, ya que puede acoger el amplio festival de sabores presentes en la gastronomía.
De alta intensidad y complejidad aromática, su aspecto es ligeramente turbio. Muy afrutada y floral en nariz, con sensación de levadura fresca y recuerdos a especias dulces. De textura cremosa y fresca, suave volumen y carbónico delicado. Goza de un larg postgusto de afable recuerdo.

Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído