¿Cuál es el mejor aceite de oliva para aliñar nuestras ensaladas?

Sin lugar a dudas, lo ideal es elegir siempre que se pueda un aceite de oliva virgen extra (#aove) de calidad superior, con un contenido interesante en polifenoles, vitamina E y antioxidantes naturales. Después existen diferentes variedades populares como la arbequina, la hojiblanca, la manzanilla o la picual, que es la que solemos recomendar por su mayor personalidad y capacidad de aportar sabor. Vamos a ver aquí, aconsejados por los amigos de Directo al Olivar, cuál es el mejor aceite para ensaladas y porqué.

Por definición, una ensalada es una mezcla de ingredientes naturales, frescos y ligeros, cuya base principal son hortalizas, sal, vinagre y aceite de oliva. También suelen añadirse conservas, huevo cocido, frutas o frutos secos, lo que da como resultado un plato super-nutritivo y con un gran abanico de sabores. Por ello, el mejor aceite de oliva para acompañar estas ensaladas es un #AOVE joven y fresco, bien un aceite verde o un aceite sin filtrar de los primeros días de cosecha. Un zumo de este tipo, independientemente de la variedad de aceituna, tiene un interesante abanico de matices frutados (hojas de olivo, hierba, tomatera, etc.) que maridan a la perfección con el resto de ingredientes de una ensalada fresca. Además, en estos aceites más jóvenes extraídos de aceitunas que aún no han madurado completamente, hay presentes una interesante cantidad de polifenoles, vitamina E y antioxidantes naturales, que al margen de sus propiedades saludables, aportan ese toque amargo y picante que puede convertir una clásica ensalada mediterránea en un plato de altos vuelos.

Aparte de la clásica ensalada mediterránea a base de lechuga, tomate, cebolla, huevo duro y atún con sal, vinagre y aceite de oliva, existen otras ensaladas originales y saludables. Aquí citamos el top 5 de ensaladas favoritas de los amigos de Directo del Olivar, regadas con un buen aceite de oliva virgen extra verde o sin filtrar:

1. Ensalada verde de rúcula, kale y espinacas frescas con frutos secos.
2. Ensalada de tomate con sal gorda o en escamas.
3. Ensalada de remolacha con cítricos, queso fresco, frutos secos y vinagreta de mostaza.
4. Ensalada de naranja y granadas con frutos secos.
5. Ensalada de aguacate, quinoa, legumbres y frutos secos.

Como apuntábamos antes, un AOVE temprano procedente de aceitunas verdes o en envero aportará matices más frescos y verdes (frutados) a estas ensaladas, aunque nos confiesan que su variedad preferida es la picual por su mayor personalidad, densidad, untuosidad en boca y ese distinguido toque deliciosamente amargo y picante.

Como ya saben los consumidores más ilustrados, todos los aceites de oliva virgen extra no son iguales. Y no es sólo una cuestión de acidez y ácidos grasos, la verdadera diferencia está en los micronutrientes y compuestos minoritarios de un buen aceite de oliva virgen extra. En este sentido, recomendamos los aceites de oliva virgen extra verdes y sin filtrar, que tiene un mayor contenido en polifenoles, vitamina E y antioxidantes naturales, además de unas propiedades organolépticas superiores que se traducen en un mayor frutado, picor y amargor. Y es que la mayoría de los aceites que podemos encontrar en supermercados, a pesar de cumplir con la analítica de acidez y demás parámetros químicos para poder etiquetarse como virgen extra, tienen un bajo contenido en estos micronutrientes. Son aceites con un frutado, picor y amargor prácticamente inapreciables, por lo que apenas podemos notar su olor y sabor cuando los añadimos a una ensalada.

Pues muchas gracias por estos buenos consejos a Directo del Olivar.¿Qué les ha parecido?

Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído