33 cerveceras artesanas nacionales en 31 locales de Lavapiés: emprendedoras 1/3

La feria, que apuesta por las emprendedoras y el productor nómada, celebra su quinta edición, del lunes 1 al domingo 7 de abril, con más de 400 variedades y 50 actividades. Así es, 33 cerveceras independientes pinchan más de 400 variedades en 31 locales del barrio madrileño durante la Artesana Week Lavapiés (#AWL). 14 fabricantes proceden de la Comunidad de Madrid y 19 de otras 15 provincias.Es interesante resaltar que aumentan los proyectos gestionados por mujeres, como la ilerdense Quiònia Pujol de Cervesas Lo Vilot; la maestra cervecera Nora Arrastia, de Cervezas Eterna; y la cooperativa de mujeres Bailandera. En un regreso al origen craft, ‘la senda de los nómadas’ integra siete cerveceras fieles a la tradición de producir sin fábrica propia.

Comencemos nuestro recorrido en tres capítulos. Hoy empezamos hablando de las emprendedoras. Quiònia Pujol es copropietaria de Farm Brewery Lo Vilot. Esta granja cervecera de la comarca del Segrià (Lleida) produce y transforma todos los ingredientes necesarios para sus 19 cervezas artesanas de Km 0, cuya producción supera los 40.000 litros anuales. Además, comercializa sus propios lúpulos y cebadas. Su proyecto ejemplifica el emprendimiento sostenible a través de la cerveza artesana en entornos rurales. Así, la emprendedora ilerdense y su ‘cerveza de granja’ han sido reconocidas con el Premio Emprendeduría Quintanes/BBVA 2018. Afrutadas, aromáticas, tostadas… Las cervezas Lo Vilot se sirven en Cascorro Bistrot (Plaza de Cascorro, 21).

Cinco mujeres integran la cooperativa Bailandera, donde todas cobran por igual. “Aunque no hagamos lo mismo, valemos lo mismo”, subrayan. Sus cervezas transmiten la esencia de su origen, la Sierra Norte de Madrid, al elaborarse con ingredientes ecológicos y de proximidad cultivados en la localidad de Bustarviejo. Las pincha Parrondo (c/Santa Isabel, 8).

Además de socia, Nora Arrastia es la maestra cervecera de Eterna, fabricante madrileño de reciente creación. Cuenta con una dilatada trayectoria como brewmaster, habiendo sacado al mercado seis estilos de cerveza artesana desde 2014. Reinventada tras abandonar el marketing y la publicidad, también regenta el local Beer Bang del barrio de Salamanca. Pues bien, una Catrina mexicana preside la etiqueta de Eterna, flanqueada por un círculo de flores del ‘Día de los Muertos’ y una cruz que evoca el paso al otro mundo. La etiqueta negra identifica su rubia (Lager Helles) y la brown, su Indian Pale Ale. Pruébalas en Como vaca sin cencerro (c/Olivar, 54).

Mañana continuaremos hablando de la cerveza del futuro en la #AWL.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Luis Recio

licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, actualmente es director ejecutivo de Berbés Asociados, consultores de comunicación.

Lo más leido