Señorío de Cuzcurrita 2018, un vino nacido de los viejos viñedos del Castillo

Señorío de Cuzcurrita 2018, un vino nacido de los viejos viñedos del Castillo

El vino que hoy traemos a El Buen Vivir, Señorío de Cuzcurrita 2018, es un vino de municipio, elaborado a partir de los viejos viñedos del recinto amurallado del Castillo de Cuzcurrita, así como de otros viñedos situados en su entorno. Representa, de manera genuina, el singular carácter de los vinos de Cuzcurrita, demostrando en cada año el máximo potencial que estos pueden alcanzar. Se corresponde con la añada 2018 y se ha usado para su elaboración tempranillo exclusivamente.

El terruño donde cree la vid, en la D.O. Ca. Rioja,  consta de muchos suelos de aluviones del río Tirón, con abundantes cantos rodados y subsuelo arcillo calcáreo, un suelo muy profundo y muy suelto. Las cepas, todas en vaso con una media de edad de 30 años, con un cultivo de viticultura integrada y algunas viñas en ecológico fueron vendimiadas el 23 de octubre en cajas de 20 kg y con mesa de selección, siendo con ello una de las añadas más tempranas desde el año 2000,cuando se procedió a la primera vendimia de esta marca.

En su elaboración, se llevó a cabo la fermentación alcohólica en acero y la maloláctica en barrica, procediéndose a una crianza de 12 meses en barricas bordelesas nuevas y de segundo y tercer año de roble francés de grano no y tostado medio y 5 meses en depósitos de hormigón de 20.000 litros para su ensamblaje antes de ser embotellado, lo que se hizo a finales de abril del 2020 sin ningún proceso previo de clarificación o estabilización.

En cuanto a la cata, cabe resaltar su bonito color rojo picota, así como su nariz intensa y compleja con notas de frutas negras como ciruela madura, arándanos, grosellas y algunas notas balsámicas y especiadas, como cedro y regaliz. Untuoso a su paso por el paladar, con taninos suaves y envolventes, equilibrado, complejo, resulta en suma muy elegante y con un final amable y largo, dotado de gran persistencia aromática. La producción del 2018 fue de 82.251 botellas de 0,75 litros y 3429 botellas de 1,5 litros. Su PVP aprox. en tienda es de 22 €.

Por cierto, Castillo de Cuzcurrita tiene una historia muy interesante y diferente, cargada de peculiaridades que sin duda merece ser conocida. Para empezar, les contaré que la nueva etapa de la bodega comenzó en el año 2000, cuando la propiedad del Castillo, junto con 7 hectáreas de viñedo, fue adquirida por un grupo empresarial, interesado en negocios relacionados con la agricultura. Hasta el año 2005 se estuvo elaborando en las antiguas instalaciones y ya desde ese año en la nueva bodega, con una capacidad para elaborar 200.000 kg. de uva. En resumen, Castillo de Cuzcurrita es una bodega pequeña, con un viñedo de poco más de 15 hectáreas en total y un castillo del siglo XIV, todo dentro del mismo recinto amurallado, pero con unos vinos muy interesantes por lo que mañana continuaremos hablando de otro de ellos, Cerrado del Castillo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído