"Tenemos miedo, los políticos no nos hacen caso y hemos decidido actuar"

Los vecinos de la Casa de Campo se hartan de los ‘menas’ por los robos, hurtos y agresiones

La concentración, organizada por la asociación vecinal Casa de Campo Unidos, clama por el regreso de la tranquilidad a su barrio

Los vecinos de la Casa de Campo se hartan de los 'menas' por los robos, hurtos y agresiones
El albergue convertido en centro de menores no acompañados en la Casa de Campo (Madrid).

Los vecinos de la Casa de Campo están ‘hasta el gorro’ de la situación de inseguridad que padece su barrio, denuncian que la inseguridad se ha apoderado del lugar desde la llegada de «los menas».

«Esto es una vergüenza. Aquí solo vienen los políticos cuando quieren nuestros votos, pero cuando tenemos un problema y pedimos soluciones nadie da la cara», fueron las palabras de un a vecina en una protesta en la estación del metro de Batán, según publica La Razón.

Decenas de vecinos decidieron salir a las calles este domingo 5 de julio de 2020 para manifestarse contra la «usurpación ilegal» de un albergue que convertido en un centro de menores no acompañados, conocido como «menas» –bajo la jurisdicción de la Comunidad de Madrid– por las consecuencias negativas que este ha dejado para su localidad.

«Tenemos miedo, los políticos no nos hacen caso y hemos decidido actuar», dijo uno de los organizadores de la concentración y miembro de la asociación vecinal Casa de Campo Unidos, siempre según La Razón.

Y es que desde que este centro inició sus actividades un barrio que se caracterizaba por su tranquilidad, ha visto como comenzaron a registrarse asaltos, agresiones, robos, peleas, hurtos, intimidaciones, hechos que se hicieron mucho más recurrentes durante la vuelta a la normalidad tras el estado de la alarma.

Entre cuatro y cinco denuncias se presentan cada día en la comisaría de Latina y ya se han detectado asentamientos ilegales sin control de magrebíes alrededor del albergue, que por culpa del «efecto llamada» han convertido esta zona de la Casa de Campo en «zona de guerra», que los vecinos y deportistas evitan transitar.

Muchos vecinos aseguran que estos «menas» han perdido el miedo y el respeto y se han atrevido incluso a cortar la carretera de salida de la Casa de Campo, junto a la entrada alta del parque de atracciones. «No dejaban pasar a nadie. Eran unos 20 los que cortaron el tráfico e insultaban y tiraban piedras a los que les reprochaban su actitud.

Ante la pasividad de las autoridades y lo políticos esta asociación ha decidido movilizarse e iniciar actividades de calle para que se pueda visibilizar el problema.

«Empezamos unos pocos, pero ahora ya somos cientos porque la situación se está descontrolando, nadie hace nada, los vecinos tenemos miedo y estamos hartos”, destacaron los habitantes del barrio Batán.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído