Grita Echeyde

Grita Echeyde

 

Si tienen TV de Movistar en casa háganse un favor y vean este documental. Se llama Grita Echeyde y, para los que tienen poco tiempo o mucha prisa, decirles que sólo dura veintiún minutos, que les aseguro que serán ventiún minutos muy bien invertidos.

Ya les he contado en este blog que mi cuñado -y sin embargo buen amigo- Jaime Lafita, tiene ELA y que, rodeado de un gran grupo de excelentes personas que le quieren muchísimo, le está plantando cara a la enfermedad cual jabalí cabreado.

Jaime es de los que no se rinden y dalecandELA es la asociación que fundaron él y sus familiares y amigos hace cuatro años para ayudar a los afectados por la ELA y para recaudar fondos para la investigación.

Desde entonces mucha gente ha aportado su granito de arena y lo que empezó como un pequeño grupo de amigos que no sabían ni por dónde empezar ha sido un no parar que ha crecido a base de eso, de no parar. Conciertos, venta de ropa por Internet con el logo de dalecandELA (el autor de los dibujos es el propio Jaime), multitud de actos y entrevistas en prensa, radio y TV, exposiciones, mercadillos, comidas, charlas, documentales, campeonatos y retos deportivos -como el del documental Grita Echeyde-, y en breve un disco grabado por grupos locales -había cola para grabar- que ya les anticipo que va a ser una bomba.

Lo recaudado por todo lo anterior ha sido aportado para investigación y ayuda a los enfermos. Todo es poco para plantar cara a esa putada, con perdón, que les ha tocado a los enfermos de ELA y a sus familias, y la verdad es que la ola de solidaridad no ha hecho más que crecer y se ha convertido en un tsunami. Un tsunami imparable, y no sólo en el País Vasco, de donde son Jaime y los fundadores de dalecandELA, sino en toda España y en breve en todo el mundo -hala, ya he dicho la bilbainada- lo que demuestra una vez más que Bilbao es tan grande que ya casi no cabe en la galaxia.

En cuanto al grupo de dalecandELA, decirles que si hubiera una selección nacional de buenos amigos todos serían titulares, pero es que además el banquillo se ha quedado muy pequeño y la cantera no saben cómo viene de buena.

El próximo reto será la travesía desde Guecho, en el puerto de Bilbao, hasta La Rochelle -190 millas náuticas- en varios barcos de vela. Y desde allí 800 kilómetros en bici hasta llegar al Parlamento Europeo en Bruselas el 21 de Junio, día mundial de la ELA. En total serán unos diez días de paliza con la sola ayuda del viento y de las piernas de los participantes, todo sin quemar una gota de combustible, porque si bien es cierto que la ELA mata a las motoneuronas, también es cierto que, como dice Jaime, «sin motor también se puede funcionar», y para demostrarlo también se ha apuntado al palizón. Irá en una bicicleta tándem y muy bien acompañado.

En Bruselas esperan encontrarse con otra gente que lucha contra la ELA y por supuesto también esperan ser recibidos por el Presidente del Parlamento Europeo y por representantes políticos de los ciudadanos europeos. Cuantos más mejor, porque es vital que el asunto tenga mucha repercusión y que a los políticos no les quede más remedio que rascarse el bolsillo -que es nuestros bolsillo- para ayuda e investigación, digo yo.

Y para demostrar que la investigación es la madre del cordero y que es fundamental para vencer a esta enfermedad -y a todas- hace poco hemos recibido una gran noticia de boca del investigador Óscar Fernández-Capetillo. Es sólo un paso, pero un gran paso que nos llena de esperanza a todos.

En cualquier caso, no dejen de ver Grita Echeyde. Les aseguro que les va a encantar y además les va a emocionar. Lo dicho, veintiún minutos bien invertidos.

 

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Enrique Zubiaga

Soy un aviador vasco que he visto mucho mundo y por eso puedo decir alto y claro, y sin temor a equivocarme, que tenemos un país increíble y que como España en ningún sitio.

Enrique Zubiaga

Soy un aviador vasco que he visto mucho mundo y por eso puedo decir alto y claro, y sin temor a equivocarme, que tenemos un país increíble y que como España en ningún sitio.

Lo más leído