La Hora de la Verdad

Miguel Ángel Malavia

Maldita Europa

No, no hay tiempo para debates. Es ridículo discernir si la foto de un niño sirio muerto en una playa que ilustra mil diarios ahora mismo es sensacionalista o un necesario espadazo que todos debemos incrustarnos en el corazón. Es inhumano que David Cameron diga que castigará a todas las personas que entren ilegalmente en su país y a los que colaboran con ellos. Es digno de condena eterna el muro alambrado que Hungría ha levantado en Serbia… Maldita Europa, ¿aún no te has dado cuenta? No hay tiempo para hablar de cara a la galería, ni para convocar cumbres de “emergencia” con todos los ministros de Justicia e Interior dentro de dos semanas. No, malditos, no: los llamados refugiados son cientos de miles de personas que han de elegir entre esperar a ser asesinados e intentar huir, aunque ello les cueste la muerte. Porque aquí no hay metáforas que valgan: en Siria e Irak, el Estado Islámico decapita, viola, crucifica. En Nigeria, Boko Haram secuestra, revienta a niños-bomba, ametralla.

Que nadie exhale excrementos de su boca y pregunte si “estarías dispuesto a meter a un inmigrante en tu casa”. Que nadie venga esquivando el hachazo de la conciencia fustigando a quienes “quieren cambiar las cosas escribiendo tranquilamente en las redes sociales”. Que no nos engañen: podemos y debemos hacer algo. Exijamos políticos y partidos decentes. Votémosles. Involucrémonos en política. Mejoremos nuestra democracia con nuestra voz y nuestras manos. No mañana, sino hoy. Ya. Pongamos la cara roja a Rajoy con una manifestación en la que media España se eche en la calle. Mandemos 20 millones de cartas a La Moncloa. Que en los medios no se hable de otra cosa. Es fácil: “Señor Rajoy, si Alemania puede acoger a 170.000 refugiados, ¿España se contenta con 2.000? ¿Que estamos en crisis? ¡Demos datos! Turquía acoge a 1,9 millones de refugiados, Líbano a 1,1 y Jordania a 620.000… Líbano, por cierto, tiene una población de 4,4 millones de habitantes; es decir, uno de cada tres es refugiado. Y los libaneses llevan en crisis desde hace décadas… ¡Maldita España ciega!

Han llegado a nuestras fronteras 300.000 refugiados en lo que va de 2015. Pasando todo tipo de penurias. Somos una población de más de 500 millones de personas. Somos una gran potencia mundial. No, no es una utopía. No hay excusas: un reparto justo entre todos los estados de la Unión, apoyar a los países vecinos de los arrasados por la guerra, exigir el cumplimiento de la ley (sí, la solicitud de asilo es un derecho protegido, reglamentado). Maldita Europa. Has pasado por mil crisis, pero esta es la primera vez en que te has constituido como unidad en base a la solidaridad. Si no respondes como es justo a la peor crisis de todas, has fracasado. Has muerto.

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA

Autor

Miguel Ángel Malavia

Conquense-madrileño (1982), licenciado en Historia y en Periodismo, ejerce este último en la revista Vida Nueva. Ha escrito 'Retazos de Pasión', ¡Como decíamos ayer. Conversaciones con Unamuno' y 'La fe de Miguel de Unamuno'.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Miguel Ángel Malavia

Conquense-madrileño (1982), licenciado en Historia y en Periodismo, ejerce este último en la revista Vida Nueva. Ha escrito 'Retazos de Pasión', ¡Como decíamos ayer. Conversaciones con Unamuno' y 'La fe de Miguel de Unamuno'.

Lo más leído