Los cinco caprichos más curiosos de los clientes de lujo

Los cinco caprichos más curiosos de los clientes de lujo

Ibiza sigue demostrando días tras día que es el destino preferido de los clientes que buscan y exigen excelencia, perfección, lujo y exclusividad. Dicha excelencia no solo se consigue a través de ofrecer el mejor servicio, sino que recae en ciertos detalles que marcan la diferencia, como en la capacidad de cumplir los deseos más caprichosos e inesperados de sus clientes.

Aunque haya que salirse del guion e improvisar, los 48 socios que componen Ibiza Luxury Destination son capaces de realizar verdaderas gestas para satisfacer la experiencia de sus clientes y marcarles personalmente con un recuerdo que no olvidarán. Te contamos las cinco peticiones más curiosas que nos han pedido, que demuestran que desde Ibiza Luxury Destination intentamos que nada sea imposible.

1.-Un príncipe saudí reservó una de nuestras lujosas villas para dos semanas, pero exigió que absolutamente todo el suelo de los tres dormitorios estuviera recubierto de alfombras. No pidió un tipo específico de alfombra, de diseño ni de longitud, ni siquiera que fueran las mismas. La única condición era que todo el suelo estuviera plenamente tapado, y así se hizo.
2.-Unos huéspedes solicitaron poder llegar a su alojamiento de un resort de lujo a través de su helicóptero personal, ya fuera aterrizando en la azotea del edificio o en otro espacio que se pudiera habilitar, aprovechando que dicho resort se encuentra en una ubicación privilegiada y alejada de las aglomeraciones.
3.-al fue la satisfacción y el disfrute de una cliente extranjera en una de las haciendas de Ibiza Luxury Destination, que decidió querer recordar para siempre su experiencia dándole un nombre español a la hija que llevaba aún en su vientre. A escasas semanas de finalizar su embarazo y dar a luz, la cliente pidió al equipo de la hacienda una lista con algunos de los nombres españoles de sus empleados, y así quiso recompensar el trato y cuidado que ella afirma que recibió.
4.-Ante una de las preguntas más importantes que se pueden hacer en la vida, como es pedirle la mano a tu pareja, no uno, sino dos clientes quisieron hacerlo por todo lo alto en la hacienda donde se alojaban, gracias a sus múltiples posibilidades por espacio y recursos. El primero nos pidió que montáramos un auténtico espectáculo flamenco, y conseguimos que no faltara ningún tipo de detalle. Con la presencia de cantantes, bailaoras, tablado y toda clase de artistas propios de esta tradición tan pasional, el establecimiento perteneciente a Ibiza Luxury Destination transportó a esos clientes a alguno de los mejores escenarios flamencos de España, para así poder declarar amor eterno a la persona con la que quería pasar el resto de sus días. El otro cliente enamorado no quiso quedarse atrás y propuso una pedida de mano en la que los empleados de la hacienda debían interpretar la escena de una película, teniendo que montar una caja dentro de otra, envueltas como regalos, y en la última aparece la caja del anillo, pero estaba vacío cuando la chica la abre, para que entonces apareciera el novio con la alianza y pudiera formular la tan esperada pregunta en su pedida de mano soñada.
5.-En uno de nuestros restaurantes más lujosos, no solo se nos exige que preparemos las mejores creaciones culinarias, sino que además, un cliente ruso nos pidió, dos horas antes de su cena de gala, que trajéramos a una sevillana montada a lomos de un caballo blanco. A pesar de ser una petición tan inesperada y con poco margen de maniobra, conseguimos cumplir sus deseos para que la cena y posterior fiesta fuera un absoluto éxito, hasta el punto de que el cliente no dudo y repitió la cena en esa misma semana.

Te puede interesar

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido