Que Irán se queje ante la ONU de Hillary es de lo más irónico

Que Irán se queje ante la ONU de Hillary es de lo más irónico

(Robert Spencer).-El pasado miércoles, el representante diplomático de Irán ante Naciones Unidas en funciones, Mehdi Danesh-Yazdi, presentaba una protesta formal al secretario general Ban Ki-moon y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas contra… Hillary Clinton.

Hillary provocó las iras de Danesh-Yazdi con sus comentarios acerca de lo que haría ella si Irán bombardease a Israel siendo ella Presidenta. “Quiero que los iraníes sepan que si soy Presidenta, atacaremos a Irán. En los próximos 10 años, durante los cuales podrían considerar demencialmente iniciar un ataque contra Israel, seríamos capaces de diezmarlos por completo.”

En su protesta formal, el representante iraní dice que este tipo de discurso es “provocador, irresponsable e injustificable.” Afirmaba: “Me gustaría reiterar la posición de mi gobierno de que la República Islámica de Irán no tiene intención de atacar a ninguna otra nación,” pero “Irán no dudará en actuar en autodefensa para responder a cualquier ataque contra la nación iraní y tomar las medidas defensivas apropiadas para protegerse.”

Se diría que Hillary había invitado a bombardear a Irán solamente para poder contemplar la hermosa nube con forma de hongo nuclear. Se le puede perdonar pensar que Irán tiene planes contra Israel teniendo en cuenta el hecho de que el Presidente de Irán Mahmoud Ahmedinejad ha cacareado que “la aniquilación del régimen sionista llegará pronto.” Ahmadinejad ha instado a los palestinos a mantener la presión sobre Israel con el fin de provocar “la caída y la destrucción del régimen sionista”. Ha afirmado que “el régimen sionista es artificial e ilegítimo y no puede sobrevivir.”

Ahmadinejad tampoco es el único alto funcionario iraní que se va a dormir por la noche y sueña con un Tel Aviv cubierto de escombros y sembrado de cadáveres. Yahya Raheem Safavi, un alto mando de la Guardia Islámica Revolucionaria, afirmaba el 30 de julio de 2006 mientras las fuerzas israelíes enfrentaban con Hizbulah en el Líbano: “a la luz de los crímenes y la opresión de los sionistas, pido a Alá que apresure los años en que su régimen ya no exista más… los sionistas están precipitando su propia muerte a través de sus alocadas obras, puesto que Hizbulah y el pueblo libanés no serán derrotados. Es necesario derrocar al artificial régimen sionista, este tumor canceroso [llamado] Israel, que fue fundado con el fin de diezmar los recursos y la riqueza de los musulmanes.”

Que Irán se queje ante la ONU de Hillary es aún más irónico teniendo en cuenta que un ex presidente del país, el ayatolá Akbar Hashemi Rafsanjani, decía “hasta el uso de una única bomba nuclear dentro de Israel lo destruirá todo,” mientras que la represalia “solamente perjudicará levemente al mundo islámico.” Incluso añadía: “no es irracional contemplar tal eventualidad.”

¿No irracional? ¿De veras? Tales aspiraciones de asesinato a gran escala pueden ser racionales desde la perspectiva de las tendencias apocalípticas chiítas que suscriben Ahmadinejad y otros altos funcionarios iraníes. No solamente esperan el retorno del imán Mahdi, la figura mesiánica chiíta, el decimosegundo imán que desapareció a finales del siglo noveno y volverá los últimos días previos al juicio final para islamizar el mundo – también creen que volverá en un momento de gran sufrimiento para los musulmanes.

Este sufrimiento, sin embargo, no estaría más allá del control de los musulmanes, como observa el analista del terror Patrick Poole: “Pero al contrario que en el Apocalipsis bíblico, donde el retorno de Jesucristo está precedido por oleadas de desastres naturales decretados divinamente, el advenimiento del Mahdi a través del caos y la violencia se encuentra por completo en el ámbito de la actividad humana.” Es decir, “Se encuentra por completo en la mano de los creyentes provocar la reaparición del Mahdi, instituyendo el gobierno islámico mundial y la destrucción de todas las religiones competidoras.” Los creyentes pueden así influenciar la reaparición del Mahdi provocando el caos y la violencia entre los musulmanes –, no inconcebiblemente en forma de represalia nuclear. Tal ataque, decía Rafsanjani, “solamente perjudicará levemente al mundo islámico” y precipitaría el advenimiento del Mahdi.

Esta ideología peculiar genera una situación para Irán en la que no hay nada que perder. Los mulás dominan a la perfección los juegos de Naciones Unidas, utilizando los comentarios de Hillary para movilizar a la opinión pública internacional contra Estados Unidos una vez más, en torno a la fantástica afirmación de que ellos no tienen ningún deseo de atacar a ninguna otra nación. Pero en su país siguen persiguiendo una ideología genocida de odio a Israel y amor a la muerte, envuelta de promesas del retorno del Mahdi – que rematará todo el caos que los mulás han liberado por el mundo. De lo que Hillary Clinton no se da cuenta es de que la amenaza de “diezmar” a Irán no va a servir para detener sus planes, dado que no tienen miedo a la destrucción total. Donde el embajador iraní llama “provocadoras, injustificables e irresponsables,” a las declaraciones de Hillary, debería aplicarse sus palabras a él y a este siniestro fermento ideológico – que, al margen de quien acabe en el Despacho Oval, amenaza con desatar muerte y desastres por el mundo a una escala sin precedentes.

A menos que, por supuesto, algún líder occidental tenga las agallas y la visión de hacer lo necesario para prevenir esto.

ROBERT SPENCER es Licenciado con honores en Estudios Religiosos por la Universidad de Carolina en Chapel Hill, y es profesor adjunto de la Free Congress Foundation. Es autor de 5 libros y 7 monografías acerca del fundamentalismo islámico, entre los que destacan la GUÍA POLÍTICAMENTE INCORRECTA DEL ISLAM (Y DE LAS CRUZADAS

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

De 2007 a 2021 fue Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído