«Estupor» en la UE por la decisión de Bono de eliminar a España de la Asamblea de Defensa

«Estupor» en la UE por la decisión de Bono de eliminar a España de la Asamblea de Defensa

(PD).- La propuesta de José Bono, apoyada por las mesas del Congreso y Senado, de retirar la representación española en la Asamblea Parlamentaria de Seguridad y Defensa de la Unión Europea Occidental, ha causado «estupor» en este organismo internacional.

Las razones de austeridad esgrimidas para impedir que los diputados y senadores asistan a las reuniones de este organismo -cuyo Pleno se celebra en París dos veces al año, así como otros encuentros de carácter mensual-, suponen el incumplimiento del Tratado de Bruselas.

Explica Paloma Cervilla en ABC que esta decisión, adoptada en octubre de 2008, empieza a tener ahora consecuencias para el papel que España tiene en los organismos internacionales, como así lo han puesto de manifiesto el ex presidente socialista de la citada asamblea, Jean Pierre Masseret, y su sucesor, Robert Walter, en sendas cartas remitidas al presidente del Congreso.

En el momento que Masseret tuvo conocimiento de esta decisión, a través de los medios de comunicación, le envió una carta a Bono, con fecha 13 de noviembre de 2008, en la que le expresaba «mi desacuerdo con una decisión unilateral que, en mi opinión, vulnera el espíritu y el Tratado de Bruselas modificado».

Además, se mostraba dispuesto a mantener un encuentro con el presidente del Congreso, ya que creía que «sería posible hallar una fórmula que, teniendo en cuenta las dificultades presupuestarias a las que todos nos enfrentamos, pueda, al mismo tiempo, resolver el problema político planteado».

Esta misma carta, esta vez con fecha de 19 de noviembre, se la envía al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, al que le pide su apoyo «para poder tener de nuevo entre nosotros, en el más breve plazo de tiempo, a la delegación parlamentaria española».

Masseret apunta que «estamos seguros de que usted y su Gobierno estarán convencidos de la necesidad de mantener en su integridad, comprendida su dimensión parlamentaria, el Tratado de Bruselas».

Esta orden de no asistir a las reuniones de la asamblea parlamentaria sólo se levanta el 17 de noviembre, y con un único objetivo: que los parlamentarios «asistan a la asamblea General del mes de diciembre, a fin de que los miembros titulares de la delegación española puedan cerrar ordenadamente su participación en la asamblea Parlamentaria de la Unión Europea Occidental».

A pesar de las cartas enviadas por el presidente de esta asamblea a Bono para intentar solventar el problema, éste no hace caso, por lo que Masseret le remite otra carta en la que critica con contundencia esta insólita propuesta del presidente del Congreso, secundadas por las mesas de las dos Cámaras.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído