El autócrata llegó a ordenar arrestar al entrenador contrario cuando fue avergonzado en un partido de fútbol

Muere el dictador de Burundi: un tirano con miles de muertos para aferrarse al poder

Pierre Nkurunziza falleció a los 55 años de un paro cardíaco

Muere el dictador de Burundi: un tirano con miles de muertos para aferrarse al poder
Pierre Nkurunziza PD

El dictador de Burundi, Pierre Nkurunziza, falleció este martes 9 de junio de un fallo cardíaco.

“El Gobierno de la República de Burundi anuncia con gran tristeza la inesperada muerte de Su Excelencia Pierre Nkurunziza, Presidente de la República de Burundi tras un fallo cardíaco el 8 de junio de 2020”, dijo en un post en su cuenta oficial de Twitter.

Se trataba de un evangélico que creía haber sido elegido por Dios para gobernar la nación de África Oriental.

Nkurunziza llegó al poder en 2005, cuando fue elegido por el Parlamento. Su controvertida y finalmente exitosa candidatura para un tercer mandato en 2015 sumió al país en una crisis.

La violencia dejó por lo menos 1.200 muertos, desplazó a cientos de miles de personas y las autoridades llevaron a cabo una represión sostenida contra la oposición y los medios de comunicación.

Sus locuras

Hay un episodio que simboliza el estilo autocrático de Nkurunziza.

El presidente solía jugar algunos partidos con el club Hallelujah FC, el cual también presidía.

Por supuesto, todo solía estar organizado para que Nkurunziza luciera sus limitadas habilidades con el balón y su equipo saliera victorioso.

Pero en marzo de 2018 fue invitado por algunos funcionarios regionales de su gobierno a jugar un partido en Kiremba contra un combinado de jugadores locales y refugiados congoleños que, al parecer, no conocían a Nkurunziza.

El presidente fue marcado agresivamente durante todo el partido, sufrió varios golpes y se cayó varias veces.

Al terminar el partido, Nkurunziza ordenó el arresto de dos funcionarios que se habían encargado de organizar el encuentro, uno de de ellos incluso había oficiado de director técnico del equipo local.

La prensa oficial explicó que en el partido había habido un intento de “socavar la seguridad del Estado” y que los equipos rivales del Presidente debían estar exclusivamente conformados por burundeses.

La muerte de Nkurunziza se produce tras las elecciones del 20 de mayo, en las que su sucesor, Evariste Ndayishimiye, elegido a dedo, se aseguró un mandato de siete años como presidente, resultado confirmado por el Tribunal Constitucional.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído