CRIMEN SIN CASTIGO

Este facineroso golpea y rapa el pelo a su esposa porque no quiso bailar delante de sus amigos

Este facineroso golpea y rapa el pelo a su esposa porque no quiso bailar delante de sus amigos

Un miserable, que merece lo peor (Violan a una joven, lo denuncia y vuelven a violarla en venganza).

«Me quitó la ropa delante de sus empleados, que me sujetaban mientras me afeitaba el pelo y lo quemaba. Mi ropa estaba ensangrentada. Estaba atada a una tubería y colgada del ventilador. Amenazó con colgarme desnuda».

Es el relato de Asma Aziz, una joven pakistaní de 22 años, en un vídeo en el que aparece con la cara magullada y la cabeza rapada (Seis facinerosos violan a una niña de 12 años en un autobús de Birmingham).

Aziz explica que fue atacada tras negarse a bailar delante de los amigos de su esposo, Mian Faisal, en su casa de Lahore (Pakistán).

La denuncia de la joven ha generado un fuerte debate sobre la seguridad de las mujeres en el país y los casos de violencia machista.

Según la « BBC», la mujer acudió a la policía para presentar una denuncia pero, según su testimonio, las autoridades retrasaron el procedimiento, señalando que los trabajadores del edificio impidieron la entrada de los agentes a las instalaciones.

La denuncia se registró tras la intervención de Shireen Mazari, Ministra Federal de Derechos Humanos en Pakistán, que publicaba en su cuenta de Twitter que su oficina fue informada del suceso.

Tras esto, el marido de Aziz, que negó los hechos, y uno de los empleados fueron arrestados y se encuentran bajo custodia policial.

En otro tuit, Amnistía Internacional declaraba observar con consternación «el alarmante aumento de los casos denunciados de violencia contra las mujeres. Es necesario un cambio sistémico para proteger a las mujeres. No se pueden tomar medidas caso por caso».

El Índice de Desigualdad de Género de la ONU de 2018 situaba a Pakistán en el puesto número 150 de una lista de 189 países.

Este índice mide tres aspectos: la salud reproductiva, que se mide por la tasa de mortalidad materna y la tasa de fecundidad entre las adolescentes; el empoderamiento, que se mide por la proporción de escaños parlamentarios ocupados por mujeres y la proporción de mujeres y hombres adultos de 25 años o más que han cursado como mínimo la enseñanza secundaria; y la situación económica, expresada como la participación en el mercado laboral y medida según la tasa de participación en la fuerza de trabajo de mujeres y hombres de 15 años o más.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído