Las víctimas fueron capturadas durante la Guerra de Corea, pero no fueron repatriados con del armisticio

Corea del Sur ordena a Kim Jong Un pagar una indemnización a dos exprisioneros surcoreanos

Es la primera vez que un tribunal del país asiático reclama jurisdicción sobre Corea del Norte o emite una orden de compensación contra su líder

Corea del Sur ordena a Kim Jong Un pagar una indemnización a dos exprisioneros surcoreanos
Kim Jong Un PD

Una sentencia tensa las relaciones entre Corea del Norte y Corea del Sur.

Un tribunal de Corea del Sur ordenó al líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, el pago de indemnización a dos exprisioneros de guerra que pasaron décadas como trabajadores forzados.

Se trata de una medida que podría sentar un precedente legal de gran alcance en la península.

Este fallo constituye la primera vez que un tribunal de Corea del Sur reclama jurisdicción sobre Corea del Norte o emite una orden de compensación contra su líder.

Los dos hombres, de los que se conoce apenas sus apellidos (Han, de 87 años, y Ro, de 90), afirman que fueron capturados durante la Guerra de Corea de 1950-53, pero no fueron repatriados después del armisticio que puso fin a las hostilidades.

En cambio, dicen que se vieron obligados a trabajar en minas de carbón y otras instalaciones durante décadas, hasta que escaparon del norte a través de China.

Ro regresó a Corea del Sur en el 2000 y Han un año después, y ambos presentaron la demanda en 2016, afirmando que habían sufrido “daños mentales y físicos enormes” en el norte.

El Tribunal del Distrito Central de Seúl ordenó a Corea del Norte y a Kim pagarle a cada uno el equivalente a unos 17.500 dólares.

Tras el fallo, los activistas que apoyan a los dos demandantes dijeron que tomarían medidas legales para confiscar los activos de Corea del Norte bajo el control de Seúl, como las tarifas de derechos de autor para la televisión estatal de Pyongyang.

Al final de la guerra, había 170.000 norcoreanos y chinos en los campos de prisioneros de guerra de las fuerzas de la ONU liderados por Estados Unidos, mientras que 100.000 soldados surcoreanos y de la ONU se encontraban en el norte, según datos del Monumento a los Caídos en Corea

Luego del armisticio Pyongyang repatrió a 8.343 surcoreanos, según el gobierno de Seúl.

Desde entonces, Corea del Sur ha planteado el problema en reiteradas oportunidades, pero el Norte sostuvo que ningún exsoldado del Sur estaba retenido contra su voluntad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído