También se celebra la reciente entrada en vigor del Tratado México-Estados Unidos-Canadá

Trump y López Obrador negocian en la Casa Blanca una solución «a largo plazo» para la inmigración ilegal

El presidente de EEUU y México mantienen un encuentro histórico para vencer sus diferencias migratorias

Trump y López Obrador negocian en la Casa Blanca una solución "a largo plazo" para la inmigración ilegal
AMLO y Donald Trump PD

Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador celebraron un histórico encuentro en la Casa Blanca.

Los presidentes de EEUU y México quieren encontrar una solución “a largo plazo” para la inmigración ilegal. Un aspecto que ha disparado las tensiones entre ambos países en los últimos años.

El objetivo de la visita también es celebrar la reciente entrada en vigor del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) y fortalecer la alianza estratégica de ambas naciones.

López Obrador llegó a la Casa Blanca tras visitar la embajada mexicana en Washington.

El mandatario mexicano, su comitiva y periodistas que lo acompañarán en los eventos en la Casa Blanca, fueron sometidos a una prueba COVID-19 de último minuto, como parte del protocolo para ingresar al recinto.

La comitiva mexicana está integrada por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon; la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín; el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, embajadora de México en EEUU, Martha Bárcena, y el jefe de la Ayudantía de Presidencia, Daniel Asaf Manjarrez.

López Obrador inició sus actividades oficiales visitando los monumentos a Abraham Lincoln y la estatua de Benito Juárez, en los cuales depositó una ofrenda floral.

La visita al monumento de Lincoln no duró más de 10 minutos, como estaba contemplado en la agenda.

Luego ya en la estatua del Benemérito de las Américas, bajo una estricta vigilancia del Servicio Secreto, se realizó una breve ceremonia en la que se entonó el himno nacional mexicano.

Dicha estatua fue un regalo de México a Estados Unidos, en reciprocidad con la estatua del presidente Abraham Lincoln ubicada en Lincoln Park en la Ciudad de México.

Cerca de la estatua a Benito Juárez, en donde el presidente mexicano depositó una ofrenda floral, se congregaron varias personas para hacer evidente su postura respecto al gobierno mexicano.

En ese mismo lugar, los simpatizantes del jefe del Ejecutivo, quien iba resguardado por una escolta del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU, también entonaron el Himno Nacional Mexicano y lanzaron frases como “¡No estás solo!”, en repetidas ocasiones.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído