EL EX PRESIDENTE HA INSTALDO SU CUARTEL GENERAL EN PALM BEACH, FLORIDA

Impeachment: La mayoría de los senadores republicanos votan en contra del juicio político a Trump

El ex mandatario ha sido acusado por la Cámara de Representantes de “incitación a la insurrección” por su papel en el asalto de sus partidarios al Capitolio, que dejó cinco muertos

Impeachment: La mayoría de los senadores republicanos votan en contra del juicio político a Trump
Donald Trump. PD

Donald Trump, desde la oficina del expresidente que se ha montado en Florida, sonríe.

El denostado expresidente de Estados Unidos dice que desde allí gestionará su agenda y comunicaciones públicas.

Y no es mal sitio Palm Beach, una ciudad que durante todo el año tiene apenas 11.000 habitantes, una cifra que se triplica en temporada alta (de noviembre a abril), cuando llegan las llamadas «aves migratorias», personas que normalmente residen en lugares más fríos del país.

Separada del continente por una enorme masa de agua, el lago Worth, los residentes hablan de su ciudad como una isla a la que se puede acceder por la carretera de la costa o a través de una serie de puentes, uno de los cuales conduce directamente hasta Mar-a-Lago.

En entrevista con BBC Mundo, Kessler recuerda que, tanto en 2016 como en 2020, una mayoría de la gente de Palm Beach votó por Trump, aunque estos días algunos hayan escrito cartas de protesta contra él.

«Siempre ha habido la conocida ‘vieja guardia’ que tiende a ser antisemita y antinegros y a la que [Trump] nunca le cayó bien. El club de Trump admitía negros y judíos».

«A algunos no les gusta su estilo, piensan que es extravagante, algo en lo que casi todo el mundo está de acuerdo, pero creo que es solo eso, un segmento de la población».

Pues desde allí, al igual que sus ricos vecinos, Trump se ha enterado de que que casi todos los republicanos en el Senado de Estados Unidos votaron este martes, 26 de enero de 2021, a favor de desestimar el histórico segundo juicio político de Donald Trump, una clara señal de que una condena al ex presidente sigue siendo poco probable.

Trump, que concluyó su mandato el 20 de enero, fue acusado una semana antes por la Cámara de Representantes de “incitación a la insurrección” por su papel en el asalto de sus partidarios al Capitolio, que dejó cinco muertos.

El Senado, que recibió el lunes el acta de acusación, debe ahora juzgarlo.

La votación del martes se realizó justo después de que los 100 senadores se comprometieran a impartir “una justicia imparcial” en el proceso que está programado para comenzar en la Cámara Alta la semana del 9 de febrero.

El procedimiento es doblemente histórico: es la segunda vez que Trump será sometido a un juicio político, tras ser absuelto de otro en febrero de 2020. Y es la primera vez que un presidente estadounidense es juzgado tras dejar la Casa Blanca.

El ex presidente de EE.UU. Donald TrumpEs precisamente este último punto el que impugnó el republicano Rand Paul, quien se presenta como conservador y libertario, al considerar este juicio inconstitucional ya que el magnate republicano ya no está en el cargo.

En una moción para que los senadores se pronunciaran abiertamente, Paul planteó este punto en la sesión, lo que obligó a votar a favor o en contra de bloquear el proceso.

Y 45 de los 50 senadores republicanos apoyaron su iniciativa, incluido el poderoso líder de la minoría, Mitch McConnell, que aún no descartó condenar al expresidente.

Para Paul, este resultado significa que el juicio “nació muerto”, dado que una condena a Trump requeriría una mayoría de dos tercios del Senado, esto es, 17 votos republicanos además de los 50 demócratas.

Pero si bien algunos han enfatizado que esta votación no prejuzga su decisión final de condenar o no a Trump, evidencia la aún fuerte influencia del ex presidente en su partido.

Solo cinco republicanos votaron en contra de la moción de Paul, junto con los 50 demócratas: Mitt Romney, Susan Collins, Lisa Murkowski, Ben Sasse y Pat Toomey.

Tras el rechazo de la moción, los senadores votaron las reglas para la organización del juicio, una resolución aprobada por 83 votos contra 17.

En una imagen poco común en la Cámara Alta, los 100 senadores estaban presentes para prestar juramento a sus funciones como jurados.

El demócrata Patrick Leahy presidirá el juicio, en su calidad de “presidente pro tempore” del Senado, título que tradicionalmente ostentaba el miembro de mayor edad de la mayoría.

“Todos hemos sido testigos” de la violencia perpetrada por manifestantes pro-Trump el 6 de enero, dijo el líder de la mayoría demócrata, Chuck Schumer.

“Para mí, Trump hizo la cosa más despreciable que haya hecho un presidente. Creo que debería ser condenado”.

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído