El presidente del Banco Mundial insta a Europa a hacer más esfuerzos para prevenir la crisis de la deuda

El presidente del Banco Mundial, Robert B. Zoellick, ha advertido al G-20 de que todavía queda mucho trabajo por hacer en la Eurozona para que se solucione el problema de la deuda soberana, siendo necesaria una garantía financiera adecuada y dotada de recursos suficientes para prevenir el contagio a los países más endeudados. «Hay que evitar que los problemas de la Eurozona puedan convertirse en los problemas del resto del mundo», afirmó.

El Banco Mundial, que representa a 187 países miembros, se muestra especialmente preocupado por los efectos que la crisis de la Eurozona puede provocar en los países pobres o en vías de desarrollo, a los cuales ve en una situación mas débil que en el año 2008 de cara a resistir un nuevo golpe de la crisis. En opinión de Zoellick, el miedo reside en que los precios del capital, la demanda comercial y de consumo puedan sufrir debido a la presión existente en este momento sobre las operaciones financieras y los flujos de capital.

Por otro lado, el máximo dirigente del Banco Mundial también ha dirigido su mirada hacia el FMI, indicando que los recursos con los que cuenta este organismo deben ser revisados de cara a lidiar con la crisis.

TODAS LAS OFERTAS

LA MEJOR SELECCIÓN DE OFERTAS ONLINE

Seleccionamos y organizamos miles de ofertas online para ti

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído