Ya han sido sacrificados 2 millones de animales

La medida desesperada de Dinamarca para contener el COVID-19: matar a 17 millones de visones

Los animales están vinculados con una posible variación del coronavirus, lo que podría en peligro a todas las vacunas que se están diseñando

La medida desesperada de Dinamarca para contener el COVID-19: matar a 17 millones de visones
Visones muertos PD

Dinamarca está apostando por una medida desesperada para intentar evitar que se extienda una nueva mutación del COVID-19.

Más de 17 millones de visiones están siendo sacrificados y arrojados en fosas comunes en medio de un desesperado intento para que una mutación del coronavirus asociada con estos animales no se propague y diluya la esperanza de vencer la enfermedad con la aplicación de una vacuna.

La nueva variante del COVID-19 se llama Cluster 5 y ha causado una alarma generalizada por que tiene el potencial, si llega a propagarse entre las poblaciones, de hacer que una eventual vacuna sea mucho menos efectiva.

A la fecha hay 13 casos identificados al norte de Dinamarca de personas contagiadas con esta variante del virus, y las autoridades están actuando lo más rápido posible para contener las infecciones y evitar que la mutación llegue a la población general.

En medio de esta guerra contra el virus los visones quedaron como enemigos número uno. Estos pequeños animales peludos fueron identificados como portadores de la variación Cluster 5 y debido a su cantidad y cotidianidad en las granjas danesas, se convierten en propagadores naturales de ella.

La hipótesis que manejan los científicos es que el virus mutante pasó de los trabajadores de las granjas peleteras al visón en el verano antes de que se transmitiera a los humanos. Al cruzar las especies se produjo una mutación en su proteína ‘pico’, que utiliza para ingresar las células humanas.

Lo grave es que todas las vacunas candidatas para combatir el coronavirus, incluyendo la de Pfizer que acaba de anunciar resultados positivos de un 90% de efectividad contra el virus, funcionan digiriéndose esta proteína.

Cabe destacar que todavía no está demostrado que la cepa nueva pueda obstaculizar la eficacia de las vacunas, pero la ubicación de la mutación sugiere que esta teoría es posible.

Y por eso Dinamarca está sacrificando visones a un ritmo vertiginoso, ya lleva dos millones y planea llegar a los 17 millones lo más pronto posible.

Las imágenes de la matanza son crueles e inverosímiles, en ellas se ven retroexcavadoras cargadas con los cuerpos muertos de estos pequeños animales que los van dejando apilados en fosas comunes que según autoridades danesas están ubicadas en terrenos militares cerca de la ciudad de Holstebro, debido a que no hay suficientes incineradores para quemar todos los cadáveres.

La piel del visón es una materia prima muy cotizada en la industria de la moda y en Dinamarca, así como en otros países de la región, existen granjas que cultivan estos animales para tal fin.

Dinamarca es el mayor productor mundial de piel de visón y sus principales mercados de exportación son China y Hong Kong.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído