Artículo de opinión

Opinión: Por qué Maduro quiere ganar como sea Barinas…

Opinión: Por qué Maduro quiere ganar como sea Barinas…
Nicolás Maduro PD

Perder la cuna del “Comandante”: Valor de Barinas para el PSUV

La MUD-G4 en términos cualitativos perdió el 21 noviembre pasado al no sumar electores nuevos al proceso.

El PSUV sacó 3,7 millones de votos, las oposiciones sacaron 4,4 millones…

Hubo dos mensajes muy fuertes. El Chavismo: tiene menos votos que nunca antes, ganaron siendo minoría. A la Oposición: Venezuela ni les cree ni los quiere, perdieron pudiendo ser mayoría.

El PSUV no busca ser popular. No busca tener más votos. El sueño de los 10 millones ya no lo tienen. Su interés es mantener el poder.

Nuestro análisis se basa en los números arrojados por el CNE. Pueden no ser exactos. Pueden estar maquillados. Salvo prueba en contrario, como siempre decimos, en política valen los hechos más que las especulaciones, las cuales hacemos desde una base experiencial.

Para mi está claro, Venezuela está  buscando en quien confiar.

No hay vidrios que recoger, tenemos que hacer un nuevo vitral…

Si los autodenominados líderes no son capaces de entenderlo, será malo no sólo para ellos, sino para el país.

La clase política opositora, debe hacer pedagogía del resultado.

Entender el mensaje. No hay credibilidad. No hay afectividad.

Un error trazar el camino del REVOCATORIO, sin reconstruir los partidos. Renovar los cuadros. Reconectar el país.

El resultado del país que tenemos no es del chavismo. Ellos están allí por la omisión, error, carencia de una fuerte oposición.

El chavismo subsiste y hace todo lo posible por ello. Su problema es distinto. No les molesta la alta migración. Por el contrario, les favorece. Menos ciudadanos. Más control. Más recursos y menos necesidades que resolver. Como Fidel con el Mariel…

El único partido que por razones muy largas de enumerar, que entendió la dinámica necesaria es El Nuevo Tiempo. Yo creí que AD. Primero Justicia y Voluntad Popular sólo son siglas.

No estoy afirmando que el partido zuliano sea bueno. Nadie llega al poder, haciendo exclusivamente el bien. El camino no es recto.

Para que Pinochet saliera del poder, la oposición chilena supo negociar. Taparse la nariz en muchos casos.

EL GRAN PERDEDOR

Inobjetable: Henry Ramos Allup. Su AD y el de Bernabé, como muchos sabíamos, desaparecieron. Eran un cadáver ambulante. En Zulia no tenían nada, empezando por la conducción y en Táchira, hicieron perder a una mujer llena de errores, no obstante la única capaz de ganar como lo demostró.

Ramos Allup es el Mariscal de esta derrota. Tres errores fundamentales cometió: 1) Impuso un veto a cualquier posibilidad de apoyar candidatos distintos a la MUD. debió prevalecer el realismo político. 2) Su punto de honor de hacer perder a Laidy Gómez en Táchira llegando al poder un personaje tan peligroso como Freddy Bernal. 3) Sus discursos, sus sátiras, sus odios irracionales. Si Ramos Allup fuera serio debiera ceder el poder y renunciar. Sobre Bernabé pienso igual. Jamás un hombre de su carencia moral debió llegar al poder, ni siquiera en la forma que lo hicieron.

ROSALES se juramenta: Un pie adelante

Si a alguien conozco perfectamente es a Manuel Rosales. Cómo piensa, cómo siente, sus errores, su pasado, sus virtudes, sus amores y desencantos. Cuando me decida a escribir el libro, primero debo buscar financiamiento, ya tengo nombre y todo.

Rosales no ganó porque lo querían a él, que sí goza de gran aprecio comparando a los demás. Gana por la ausencia de rivales de peso. Por el voto castigo contra una gestión que no quiso nunca entender y que siempre fue producto de la suerte y esta finalmente se acaba.

Su popularidad no trasciende el Zulia es cierto. Su partido a pesar de los ciegos enemigos, tiene una estructura nacional que ha crecido. Su debilidad es que carece de otras estrellas. Sin embargo FUERZA VECINAL con todo y las estrellas que tiene, no supera su espacio de dos o tres alcaldías. Morel Rodríguez no es Fuerza Vecinal, es MOREL.

Rosales entiende que debe cumplir. Tiene 90 días para ello. Ese es su reto. Si lo supera, veremos otro Rosales, antes son “pamplinas” lo que se dice.

Sí Rosales es colaborador o del chavismo, si recibe o no financiamiento, es extemporáneo decirlo y mucho más si no hay pruebas. Hay presunciones.

No es culto, como no lo fue Gómez y gobernó 27 años. Es similar a Maduro y este ya lleva casi 10 años en el poder, por encima de intelectuales y cultos.

El que tenga vocación intelectual no haga política. Ni en Venezuela ni en los Estados Unidos ni en Europa.

Se hacía dónde juega. Es prematuro anunciarlo.

Sobre su gabinete, Rosales tiene una característica: Ni su almohada sabe como piensa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído