Lo anunció el embajador colombiano en Caracas, Armando Benedetti

Venezuela y Colombia reactivan la cooperación judicial después de tres años y medio ‘congelada’

Los países restablecieron sus relaciones diplomáticas tras la asunción del guerrillero Gustavo Petro como presidente del país cafetero

Nicolás Maduro y Gustavo Petro
Nicolás Maduro y Gustavo Petro PD

El guerrillero Gustavo Petro sigue dando pasos a favor de la dictadura de Nicolás Maduro.

El embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti, anunció que se reanudó la cooperación judicial entre ambos países, que restablecieron sus relaciones diplomáticas el pasado agosto, luego de tres años y medio rotas.

“Ya está activada la cooperación judicial entre Venezuela y Colombia”, indicó el diplomático, sin más detalles, en un breve mensaje que difundió a través de su cuenta de Twitter.

Desde que rompieron relaciones en 2019, la cooperación judicial bilateral ha sido prácticamente nula con solicitudes de extradición sin atender ni trabajo conjunto en temas de amplio alcance entre sus fronteras, como el narcotráfico, la trata de personas o el contrabando.

Gustavo Petro y Nicolás Maduro

Gustavo Petro y Nicolás Maduro

Con la llegada al poder del izquierdista Gustavo Petro en Colombia, comenzó un acelerado restablecimiento de las relaciones que hasta ahora incluyen la designación de embajadores en cada país y el reanudación de la cooperación militar, entre otros asuntos.

En este sentido, el primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela(PSUV), Diosdado Cabello, expresó en agosto su deseo de que Colombia extradite a antichavistas a los que el régimen de Nicolás Maduro tacha de “asesinos” o “ladrones”.

Aunque Cabello no nombró a nadie directamente, aseguró que existen varios dirigentes opositores viviendo en Colombia que tienen causas pendientes con la Justicia venezolana.

Ante este planteamiento, Petro salió al paso al asegurar que su país garantiza el derecho al asilo y al refugio.

Entre otros asuntos, la reactivación de la cooperación judicial abre las puertas a la revisión del caso de la petroquímica Monómeros, una filial de la estatal Pdvsa en Barranquilla, que estuvo en manos del opositor Juan Guaidó mientras fue reconocido por el anterior Gobierno de Colombia como mandatario interino de Venezuela.

Durante la gestión de Monómeros por parte de la oposición, el régimen venezolano denunció diversos delitos de corrupción que llevaron a la empresa a la “ruina”.

Benedetti aseguró que el control de la empresa será devuelto a la Administración de Maduro, que es la que reconoce Petro como única y legítima autoridad de Venezuela.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído