BOCHORNO

La dirección de Telecinco humilla a Jorge Javier Vázquez en directo y él responde: “¡los cojones!”

La dirección de Telecinco humilla a Jorge Javier Vázquez en directo y él responde: “¡los cojones!”
Jorge Javier Vázquez, en GH VIP.

Lo de esta edición de Gran Hermano VIP, que hace la número 7 porque la audiencia así lo quiere, lleva camino de superar todos los registros de la telebasura. Peleas, insultos, comportamientos machistas, acoso… un bochornoso espectáculo pero rentable para las arcas de Telecinco.

Los programadores de Mediaset echan el resto (es su apuesta este otoño) y tenemos GH VIP no solo en Telecinco sino también en la parrilla de Cuatro. La segunda cadena de Paolo Vasile –con audiencias como la de Risto Mejide más propias de la TDT– quiere arañar share y para ello programa galas del reality con toda su artillería: Jorge Javier Vázquez, Kiko Hernández, Luján Argüelles (que va pero no habla) y otras ‘estrellas’ que calientan motores para ‘cebar’ la gala del jueves.

La casa de Guadalix de la Sierra es un polvorín: el espectáculo se basa únicamente en la antología de lo soez y grotesco y eso es un arma de doble filo porque lo que en prinicipio puede resultar atractivo para una audiencia sedienta de morbo, al final agota al espectador: es imposible seguir el hilo de las conversaciones que se reducen a los gritos…

Y Jorge Javier Vázquez, al que le han impuesto un ritmo de trabajo y exigencia en directo hasta ahora nunca vistos con sus dobletes en Telecinco y Cuatro, está al límite… Y ese límite parece haberle superado este martes durante la gala Gran Hermano VIP Límite 48 horas: ha perdido los papeles.

A saber, todo ocurría en medio de una gran bronca en directo en la casa de Guadalix. Los famosillos peleaban entre sí y Jorge Javier se desgañitaba para hacerse oír. Viendo que perdía la batalla, el presentador optaba por no levantar la voz y, en contra de su habitual proceder, cambiaba el registro y hablaba de forma pausada tratando así –con este cambio de estrategia- que los habitantes de la casa callaran.

Después de un minuto de charla pisándose, finalmente solo se escuchaba a Jorge Javier Vázquez que hablaba de asuntos personales, contaba su visita a dos funciones de teatro en Madrid. Tanto se salía del guión que él mismo quedó un par de segundos en blanco, momento en el que la realización y dirección del programa ponían un sonido incómodo y humillante para el presentador: unos grillos sonaron para hacerle callar.

Mal, muy mal se lo tomaba Jorge Javier Vázquez que, lejos de aceptar el toque de atención de la dirección, se lo tomaba tan mal que visiblemente molesto soltaba un exabrupto en pleno directo:

“¡Los grillos, los cojones!”.

Exponiendo así la tensión que se respira en Mediaset. Poco después, Jorge Javier reconocía, haciendo alusión a su enfermedad, que Hugo Castejón “me puede provocar otro ictus en directo”.

Te puede interesar

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído