PISAR MOQUETA HACE MODERAR LAS POSICIONES DE LA BANDA MORADA

Raúl del Pozo condensa en una genial frase en qué ha convertido Pablo Iglesias sus ideales comunistas

"El de Podemos se ha convertido en un marxista pragmático y ha retirado el cesto de paja de la Puerta del Sol"

Raúl del Pozo condensa en una genial frase en qué ha convertido Pablo Iglesias sus ideales comunistas

Raúl del Pozo, siempre inteligente en sus tribunas en el diario El Mundo, comenta este 22 de enero de 2020 como Pablo Iglesias ha renunciado a sus principios de ‘asaltar los cielos’ como buen comunista y acabar conformándose con una porción de poder en el Ejecutivo de Pedro Sánchez:

De la izquierda caviar a la izquierda climática. Cuando el calentamiento global es más importante que el calentamiento sexual, los progres son esclavos de la zanahoria, amantes de los perros y confunden la gente con la clase obrera, de pronto, inesperadamente, han entrado comunistas en el Gobierno y nadie ha cruzado la frontera. Han llegado cuando no están de moda, aunque aún dan miedo. En el último siglo militaron en los partidos comunistas los mejores científicos, poetas, cantautores, pintores, actores; hoy asusta la palabra. El PCI, el partido príncipe, el que quería Ferraris para todos, tuvo que cambiar de nombre; se hizo socialdemócrata y dejó Italia a merced de los bufones y los fachas. El fracaso del socialismo real desacreditó lo que fue un sueño de millones de personas. Lo redujeron a algo monstruoso y criminal. Los propios comunistas descubrieron con Solzhenitsyn en el Archipiélago Gulag el infierno de la verdad, colas, policía secreta, riadas de prisioneros, los mejores bolcheviques en la Lubianka.

Hace un repaso histórico:

Casi nadie recuerda que el Ejército rojo liberó Berlín o que los tanques que cruzaron el Arco del Triunfo de París, la victoria de la democracia, se llamaban Guadalajara, Teruel, Madrid, Ebro y eran conducidos por comunistas españoles. Casi nadie se atreve a decir que en 1956 el PCE hizo el llamamiento a la reconciliación y a la democracia. El comunismo pasó de moda, aunque rebrotó en algunos países de Latinoamérica y triunfó en China, donde se logró la síntesis de las perversiones del capitalismo y el marxismo o la apoteosis del dinero con los comunistas en el papel de patronos.

Expone en qué consiste el comunismo actual:

Ahora aparece el comunismo del siglo XXI: feminismo, cambio climático, animalismo. La historia les ha dado en España una nueva oportunidad en un Gobierno de coalición con los socialistas, a los que los ortodoxos ven como los rábanos, rojos por fuera, blancos por dentro. Siempre prometen cambios que se quedan en movidas. Refiriéndose a ellos, dijo Marx: «He sembrado dragones y he cosechado pulgas». Como ha declarado Alberto Garzón a Ana Pastor, sin el PCE no hubiera sido posible la democracia ni la Constitución del 78, pero no les dejaron gobernar. Ahora lo que no pudo lograr el PCE en 40 años lo logró Podemos en cinco.

Y define con precisión las preocupaciones de Iglesias:

El comunismo del siglo XXI ya no pretende asaltar el cielo. Aquel Pablo Iglesias que en la fiesta del PCE del pasado otoño decía: «Nosotros no nacimos para regalar cuatro millones de votos a Pedro Sánchez para que duerma bien la señora Botín», se ha convertido en un marxista pragmático y ha retirado el cesto de paja de la Puerta del Sol.

VER ‘EL QUILOMBO’ – PRESENTADO POR LUIS BALCARCE

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído