CONEXIÓN QUILOMBO

Entrevista con Fernando Sánchez Dragó: «Estos chicos del ‘Black Lives Matter’ son unos ignorantes, nosotros sí éramos cultos»

En su libro España Guadaña: Arderéis como en el 36, el escritor y periodista Fernando Sánchez Dragó cuenta con fervorosa nostalgia que fue a ver ‘Lo que viento se llevó’ con su madre, a un cine de la Gran Vía cuando en esa emblemática avenida estaba abarrotada de salas de cine.

Ochenta años después, HBO ha decidido quitar de su plataforma la película de David Selznick por su «insensibilidad racial».

Sánchez Dragó, que nació vacunado de odio, es uno de los últimos testigos de un mundo en el que aún imperaba la sensatez. Con 83 años has fundado un semanario online La Retaguardia, periodismo a la vieja usanza para nuevas generaciones adictas a Internet.

Desde su ‘estado de cautiverio’ que es como llama al estado de alarma, Dragó conversa con ‘El Quilombo’ de Periodista Digital sobre estos tiempos de intolerancia y odio:
«La barbarie avanza. La Ilustración retrocede. La cultura se desmorona», tuiteó.

«Me desenganché rápido de la fe en el Partido Comunista de cuando nos enfrentábamos al franquismo en las universidades»

«No le quito yerro a la muerte de Floyd, pero no dejo de pensar que toda esa peña que hoy vocifera y se arrodilla en Madrid o San Sebastián no movió ni movería un dedo por los centenares de inocentes asesinados por ETA. ¿De verdad alguien cree que esto va de racismo?»

Dragó tiene la mejor definición que le he escuchado a alguien de la corrección política:

«Es la más feroz herramienta de liberticidio de la Historia universal. Es la Inquisición sin necesidad de potro de tortura y por consiguiente es mucho más peligrosa. La corrección política es la muerte de todo. De la literatura, del arte… Todo esto ya está pasando y si mueren las bellas artes desaparece la libertad. No solo la libertad de expresión, sino la libertad de pensamiento, de imaginación. Luego está la corrección política servida por internet, que puede convertir el ser humano en pura ciencia ficción. Eso conduce a que ahora los chicos jóvenes son aburridos y ni siquiera follan… Y si follan, follan fatal. No saben cómo era el mundo. Esa España de Hemingway, esa España de Frank Sinatra, de Ava Gardner, de Orson Wells…»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído