"España está bailando con la muerte"

‘The Economist’ señala con claridad al culpable de la situación en Madrid: «Pedro Sánchez»

“Sánchez entregó el control de la pandemia a las regiones y se fue de vacaciones”

'The Economist' señala con claridad al culpable de la situación en Madrid: "Pedro Sánchez"
Pedro Sánchez, el confinamiento de Madrid y el coronavirus. PD

La primera en la frente, la segunda en el pecho y la tercera en la boca… como en cristiana señal de la cruz. Así le da a Pedro Sánchez en siempre alabado The Economist.

El prestigioso semanario británico dedica un artículo a analizar las causas y señalar al culpable de la mala situación que vive España, y más concretamente Madrid, con el coronavirus.

Lo titula ‘Spain’s poisonous politics have worsened the pandemic and the economy’.

La conclusión es tan clara como demoledora: el culpable de que seamos el pero país de Europa es del Gobierno PSOE-Podemos, que preside el socialista Sánchez y donde farandulean el podemita Pablo Iglesias y una veintena larga de ministros.

El reportaje lleva un antetítulo en el que se asegura que España está “bailando con la muerte” y subraya que la “venenosa clase política” del país ha agravado tanto la situación pandémica como la económica.

The Economist comienza recordando que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró el 5 de julio que España había “vencido al virus” y controlado la pandemia.

“Sin embargo, el país vuelve a ser el punto negro del coronavirus en Europa”, asevera el artículo, que se pregunta a continuación qué es lo que salió mal.

El semanario recuerda que, después del confinamiento más estricto de Europa, España se apresuró en su desescalada y subraya que el PP se unió a los nacionalistas catalanes y vascos en su negativa a seguir apoyando el estado de alarma con el que el Gobierno podía restringir la actividad.

Tras ello, continúa el artículo: “Sánchez entregó el control de la pandemia a las regiones y se fue de vacaciones”.

“Varias de las regiones, especialmente Madrid, no lograron fortalecer la atención primaria de salud y el rastreo de contactos. El gobierno no les exigió que lo hicieran ni estableció reglas claras para manejar los brotes del virus. El verano hizo el resto: prestando atención al triunfalismo de Sánchez, los españoles volvieron a su feliz convivencia habitual en bares, discotecas y reuniones familiares”.

Ahora, se señala, Isabel Díaz Ayuso se opone a medidas más drásticas argumentando que dañarían la economía.

El semanario asegura que ha sido la falta de control de la pandemia la que ha cortado de raíz la recuperación de una economía que es “particularmente vulnerable porque, en total, el turismo y la hostelería representan el 26% del PIB, cinco puntos más que la media europea”.

“España confía en la ayuda de la UE, pero la mayor parte no llegará hasta 2022. Puede estar ligada a reformas del mercado laboral, pensiones, educación y formación. Todo ello requiere un consenso político que es escaso”, dice The Economist, que lamenta que las relaciones entre Sánchez y Pablo Casado “están marcadas por la desconfianza mutua”.

Añade que la coalición de Gobierno entre PSOE y Podemos tiene problemas porque la derecha niega su legitimidad y la oposición acusa a Sánchez de poner en peligro la Constitución porque Pablo Iglesias ataca a la monarquía y al Poder Judicial.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído