ABANDONA LA CENTENARIA CABECERA TRAS MÁS DE TREINTA AÑOS

El Quilombo / Ramón Pérez Maura se marcha de ABC: «Los accionistas de Vocento quieren hacer hoy un periódico diferente»

El adjunto al director y columnista de ABC, Ramón Pérez Maura se despide este 16 de octubre de 2020 de la centenaria cabecera en la que llevaba trabajando desde 1989.

La revolución planteada por Luis Enríquez, CEO de Vocento, y la llegada del nuevo director, Julián Quirós, en sustitución de Bieito Rubido, provocó la salida de las históricas hermanas Luca de Tena del Consejo de Administración —aunque siguen siendo accionistas— y la desaparición del apellido del fundador del ABC de la mancheta del diario, algo que ha sido determinante para Pérez Maura a la hora de decidir marcharse de ABC.

«Me fui de La Sexta, me fui de la COPE, me fui de Cuatro y ahora he concluido que debo irme de ABC«, escribe el ya exadjunto al director de ABC en una columna titulada ‘El legado Luca de Tena’.

Pérez Maura recuerda a las Luca de Tena en su columna de despedida y en especial aquella Tercera de Catalina Luca de Tena del 3 de septiembre de 2020 «que pasará a la historia del periodismo en España por el enorme impacto que tuvo, pese a no haberse difundido en todas las plataformas de las que dispone el diario. El patrimonio moral de una familia que ha ejercido 117 años como editora de Prensa rindió cuentas».

«Yo he trabajado 31 años en ABC con tres editores con ese apellido: Guillermo Luca de Tena, Nemesio Fernández-Cuesta Luca de Tena y Catalina Luca de Tena. En ellos he visto la verdadera característica de editor: buscar el director que se cree idóneo para cada momento y después darle toda la libertad para que su empleado pueda hacer lo que crea coherente con la línea editorial de la Casa».

«Cuando crees que el director no está cumpliendo con su cometido como debe hacerlo, la labor del editor es destituirlo y nombrar un sustituto. Estos tres editores lo han hecho de forma impecable. Y, cuando eso ya no fue posible, cuando Catalina Luca de Tena ya no tenía la libertad de actuar conforme al cargo que ostentaba, escogió renunciar a presidir ABC para no manchar su limpio nombre. No cabe mayor coherencia».

Pérez Maura hacía mención sin comentarlo a la salida de la expresidenta Catalina Luca de Tena, su hermana Soledad Luca de Tena, Juan Carlos Guerra Zunzunegui y José María de Areilza y Carvajal, quienes dimitieron del órgano gestor del diario marcando sus diferencias con Enríquez.

«He trabajado con Catalina toda mi vida profesional. No siempre hemos coincidido y en alguna ocasión hemos tenido desacuerdos que para mí han sido humillantes. Pero siempre la he visto defender la independencia de ABC como una cuestión vital. Paradigmática. Guillermo Luca de Tena tuvo millonarias ofertas para comprarle ABC y las descartó –cuando no podía ni pagar al sastre– porque quería mantener la independencia del diario que fundó su abuelo. Las hermanas Luca de Tena podrían haber vendido su participación en Vocento y haber vivido luengas y ociosas vidas. Pero optaron por mantener el legado de sus mayores, aun a costa de su salud»

«Después de la fusión de Prensa Española y el Grupo Correo, he visto a Catalina y Soledad Luca de Tena batallar desesperadamente defendiendo la identidad del diario frente a quienes querían que se pareciese más a otro de la competencia».

¿Se refiere al diario El Mundo, a quien Pérez Maura no ha perdido ocasión de criticar desde las páginas de ABC al igual que a su exdirector Pedrojota Ramírez?

La columna mantiene un tono elegante (tan elegante como la postura del diario ABC de permitirle despedirse con una columna, algo poco habitual en nuestra prensa) pese a marcar sus diferencias con la cúpula empresarial de Vocento — «los accionistas mayoritarios de Vocento quieren hacer hoy un periódico diferente. Están en su derecho»—pero esta mención sin nombrarlo al fallecido David Gistau raya el mal gusto:

«Y así, cuando se ficha a un columnista que en otro lugar es un referente, acaba teniendo que marcharse porque sus compañeros llevan mal que miccione una y otra vez sobre los principios editoriales que sustenta esta cabecera».

ABC pierde así a un periodista que, a diferencia de sus melifluos compañeros de patio de columnas, hay que reconocerle que siempre dio la cara para defender al diario y criticar a medios de izquierdas como laSexta, con quien Pérez Maura saldó varias cuentas pendientes.

«Yo quiero declarar que he sido un tonto útil durante los últimos tres años y medio, al intervenir en el programa ‘Al Rojo Vivo’ en La Sexta«, confesó alguna vez. .

Una de esas cuentas pendientes le costó perder hasta 30.000 euros en una apuesta con su archienemigo Maurizio Carlotti, que Pérez Maura acabó donando a Caritas.

NOTA DE LA REDACCIÓN: Minutos después de la publicación de este artículo, Pérez Maura ha emitido un comunicado en el que ha vuelto a cargar duramente contra la dirección del periódico de Vocento, y en especial, contra Luis Enríquez.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído