GUERRA DE CLANES EN LA EDITORA DE 'EL PAÍS'

El fondo buitre Amber marca paquete en pleno desguace de PRISA fulminando a Monzón con el visto bueno de Moncloa

El apoyo de Telefónica a Amber ha sido clave para lograr el 52% de apoyo para destituir al directivo nombrado por Santander.

El fondo buitre Amber marca paquete en pleno desguace de PRISA fulminando a Monzón con el visto bueno de Moncloa

¿Qué hay detrás de la guerra de clanes entre el fondo Amber y el viejo PSOE que se cobró la cabeza de Javier Monzón como presidente no ejecutivo en PRISA?

La Junta de Accionistas de la compañía ha decidido destituir a su presidente no ejecutivo en una votación donde la clave fue el cambio de bando de Telefónica.

¿Es Joseph Oughourlian (el representante del fondo Amber y máximo accionista) el hombre de Pedro Sánchez en PRISA? ¿El interés del armenio es político o financiero?

Oughourlian susurra a sus aduladores españoles (léase el panegírico que le dedica ‘El Español) que él solo quiere rentabilizar los 300 millones que lleva invertidos en PRISA pero la caída de Javier Monzón es una maniobra política que tiene un gran beneficiario y se llama Pedro Sánchez.

PRISA hoy no tiene otro proyecto que su propio desguace. El reto de sus accionistas ya no es hacerla rentable sino resignarse a venderla a trozos al mejor postor, coger el dinero y salir corriendo.

Es tal el descontrol que existe en esa compañía que astutos tiburones como Blas Herrero se permiten ofrecer 150 millones por los medios de PRISA intentando pescar en río revuelto.

Herrero afirmó que era Oughourlian el que estaba detrás de la operación a través de un banco de inversión.

El armenio tuvo que salir al paso diciendo que no conocía de nada «a este señor, ni le hemos llamado por teléfono para apoyar ninguna operación». El grotesco episodio sirve de muestra de la vulnerabilidad financiera del grupo y la batalla de poder en la que se encuentra.

La editora del diario ‘El País’ está inmersa en una guerra de clanes en la que cada Junta de Accionistas es una pelea a navajazo limpio.

La última fue el 29 de junio de 2020 en la que Monzón salvó el pellejo por los pelos gracias al apoyo de Telefónica. Seis meses después, la operadora ha cambiado de bando y Monzón, el protegido del Santander y el viejo PSOE felipista ya es historia.

Los mercados financieros siempre ha considerado a Monzón hombre de confianza de Banco Santander y de Botín, como queda demostrado por su papel de agente doble como presidente al mismo tiempo de PRISA y de Openbank, filial de la entidad financiera

DESBANCAR A MONZÓN, PRIORIDAD DE AMBER

Oughourlian siempre vio con recelo a Javier Monzón, un fichaje urdido a oscuras entre su archienemigo Juan Luis Cebrián, Felipe González y el Santander de Ana Patricia Botín y que tuvo también con el plácet del PP de Pablo Casado. 

La operación del viejo PSOE de quitar de la dirección de ‘El País’ la ultraizquierdista Soledad Gallego-Diaz y sustituirla por el dócil Javier Moreno a espaldas del armenio fue la prueba definitiva de que el máximo accionista de PRISA (fondo que controla el 29,8 por ciento de la compañía)tenía que andarse con cuidado.

En el laudatorio que le dedica ‘El Español’ de Pedrojota Ramírez a Oughourlian se dice que el empresario armenio se reunió en al menos cuatro ocasiones con Sánchez en sus primeros seis meses como inquilino del palacio de la Moncloa.

«Con la llegada de la pandemia sus visitas a Palacio se han reducido, pero la relación y las charlas y confidencias se mantienen intactas».

Pedro Sánchez y Oughourlian comparten un enemigo con dos cabezas: el tándem Felipe González / Juan Luis Cebrián.

Tanto el ex presidente como el ex hombre fuerte de PRISA (puro ADN Ibex-35) han intentado desde las páginas de ‘El País’ dinamitar la coalición del PSOE de Sánchez con los chavistas de Podemos. «Una coalición que es una mera yuxtaposición de partidos mal avenidos”, según editorializó ‘El País’ el 21 de mayo de 2020 en plena pandemia.

«Un Ejecutivo de coalición no puede ser el cuadrilátero político donde dirimir mediante golpes de efecto las disputas entre socios».

PEDRO SÁNCHEZ SE LA TIENE JURADA AL VIEJO FELIPISMO

El mismo día que se conocía la destitución Gallego-Díaz como directora de El País, una de las escuderas mediáticas más serviles de Pedro Sánchez, Cebrián resucitaba de sus cenizas para lanzar otro nuevo ataque al Gobierno socialcomunista:

«Hay quien piensa que el Gobierno es rehén de Venezuela debido a la presencia de Podemos, pero la mayor amenaza que puede esgrimir Caracas es desvelar la naturaleza oculta de las gestiones de Zapatero con Maduro o el origen de los millones de dólares depositados en Suiza por su antiguo embajador».

Sánchez no olvida cómo ‘El País’ de Antonio Caño le calificó de «insensato sin escrúpulos» en octubre de 2016 días después de que Felipe González dijera en la cadena SER que se «sentía engañado y defraudado por Pedro Sánchez».

Esto provocó un cisma en la izquierda mediática entre los que entendían que ‘El País’ defendía un PSOE moderado y constitucionalista y los que decían que el diario de PRISA se había convertido en la portavocía de los sublevados contra Sánchez.

El actual presidente llegó a culpar a PRISA de haberle desbancado de la secretaría general del PSOE en 2016.

«Me reuní con los responsables de El País y me dijeron que o Rajoy o la línea editorial de El País no iba a ayudar para que hubiera un gobierno progresista liderado por el Partido Socialista», dijo llorando en el hombro de Jordi Évole.

Con estos antecedentes, y aunque el mutismo de Moncloa sobre PRISA es absoluto, no sería extraño que haya visto con buenos ojos la jugada de Amber para derrocar a Monzón.

Y tampoco sorprendería que haya habido una llamada desde el Ejecutivo a Telefónica para volcar la votación a favor de la salida del hombre de paja de Botín y dejar al periódico de la Transición en manos de un fondo buitre como finalmente ha sucedido.

Parece mentira ver a la primera empresa cotizada de España apoyar la deriva absolutista con que Sánchez y su cuadrilla ejercen el poder a marchas forzadas.

Sorprende que José María Álvarez-Pallete haya maniobrado en el consejo de administración de PRISA para colocar a José Miguel Contreras, uno de los apoyos mediáticos más significativos del sanchismo, a quien el líder supremo acaba de premiar regalándole 46.000 euros por programa a su productora por el espacio de Jesús Cintora.

Soprende ver a la multinacional ir feliz de la mano de elementos tan compremetidos con el ‘rojerío patrio’ como Andreu Buenafuente o Jaume Roures.

Contreras, que trabajó toda su vida para jerarcas del PSOE incluido Felipe González, es partidario de hacer buenas migas con Podemos y enterrar a Cebrián, a quién detesta desde el día en que le llamó «brujos visitador» de Zapatero.

¿Se lo imaginan dictando consignas socialcomunistas en el consejo de PRISA? Hoy todo posible.

Rubalcaba debe estar revolviéndose en la tumba….

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído