'ESTADO DE ALARMA'

EL LADO OSCURO DE LOS MEDIOS / Se buscan activistas disfrazados de sanitarios: razón, Cintora

Al régimen socialcomunista se le acumulan los problemas: las vacunas no llegan, los parados se multiplican como chinches y la tercera ola de coronavirus ya está aquí después de 80.000 muertos. Vayan ustedes y expliquenle a alguien que no viva en España que el gestor de todo esta hecatombe social sigue liderando cómodamente las encuestas y que la popularidad de su mano derecha en: Sanidad le ha catapultado a disputar la Generalitat de Cataluña. No es que vivamos en el mundo de Truman Show, sino que Sánchez cuenta con auténticas armas de manipulación masiva listas para bombardear con mentiras a la población cuando se encuentra en dificultades, y necesita de un apaño de cinismo demagógico.

Nada de esto se explicaría si los españoles al encender la televisión no sintieran ser protagonistas de un eterno show de Truman en la que todo lo que se muestra como real es un decorado de cartón piedra. Todo es falso pero nadie se atreve a denunciarlo porque los aborregados ciudadanos se han convertidos en meros espectadores atenazados por el miedo, esa cuerda que ata las manos de la gente a través del Ministerio de la Paz y el Ministerio del Amor en el 1984 de Orwell.

¿Que usted no se fía de las vacunas? Cuidado, hable bajo. ¿Que usted se ha reunido con más familiares o amigos de los que el Gobierno permitía? Cuide sus espaldas, no vaya a ser que le multen. Y si se le ocurre comer roscón en Galapagar vigile que sea bien lejos de la casa del sátrapa comunista para evitar que los del tricornio -esto es, la Guardia Civil bolivariana que protege al macho alfa— le detengan.

Todo es falso pero pocos se atreven a denunciarlo por miedo a ser linchados en las redes o censurados por los verificadores oficiales del Gobierno. ¿Y cómo nos engañan? Una de las formas más viejas es hacerse pasar por algo que uno no es. Pongamos como ejemplo: un sanitario cabreado. Este espécimen era una especie casi en extinción que la izquierda lo resucitó para cargar el mochuelo de la pandemia a las Comunidades Autónomas

Ahí aparecieron sacrificadas enfermeros como Flora Espejo o Guillén del Barrio que se paseaban por TVE o laSexta criticando a Ayuso con el objetivo de desgastar políticamente al Gobierno de la Comunidad de Madrid con datos falsos y argumentos tergiversados e incompletos. De eso ya hablé en otro episodio de esta sección en septiembre de 2020.

Tanto fue así que Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, envío una carta a Rosa María Mateo, administradora provisional única de RTVE, para expresar su «profunda indignación por los ataques que sigue sufriendo la Sanidad pública madrileña» en la cadena pública de TVE con entrevistas a ‘expertos’ vinculados a Podemos. «Las televisiones, sobre todo la pública, no pueden estar al servicio de una ideología, sino ayudando a sus ciudadanos», afirma Ayuso en esta carta.

La carta llegaba después de que TVE entrevistara a un «psicólogo» para hablar sobre la crisis del coronavirus que en realidad era Javier Barbero, concejal de Más Madrid en el Consistorio de la capital y edil de Salud con Manuela Carmena durante su mandato. La cadena pública no reveló en ningún momento la condición política de Barbero. Esta entrevista se convirtió en un mitin político contra el PP y Ayuso por su gestión de la Sanidad pública madrileña.

Pero seis meses después tengo que volver sobre este tema porque Jesús Cintora, el presentador de ‘Las cosas claras’, no deja de colarnos activistas disfrazados de sanitarios echando pestes contra Ayuso, jamás contra el Gobierno del resiliente Sánchez. A las puertas de la tercera ola, estos sanitarios fake cumplen la función de culpar a la sociedad, no al Gobierno por la llegada de una tercera ola porque los españoles son muy irresponsables y no entienden otro lenguaje que no sea el de la represión y el castigo. Escuchen a Maribel Giráldez, médico de familia del Centro de Salud de Fátima.

Solo un apunte. Que Maribel Giráldez es portavoz de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid. Es una que no se perdía ni marea blanca contra Ana Mato en la gestión del ébola. «Es desagradable comprobar que personas que han hecho una gestión tan nefasta del ébola sigan en sus puestos, gente que incluso ha culpado a la trabajadora cuando todo tiene que ver con la gestión del conflicto», dijo Maribel Giraldez, que exige dimisiones cuando muere solo un perro pero no cuando mueren 80.000 personas. Qué nivel, Maribel. Recordemos a nuestra izquierda histérica por Excalibur…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído