Evaristo Castedo

Pistachos y nueces: los mejores frutos secos contra el colesterol

Alrededor de 28-30 gramos al día es suficiente, lo que viene a ser un puñado

Pistachos y nueces: los mejores frutos secos contra el colesterol
Pistachos. PD

En este post nos hacemos eco de los resultados de un trabajo recientemente publicado en el American Journal of Clinical Nutrition1, que compara el efecto hipolipemiante de distintos tipos de frutos secos.

Actualmente se estima que las enfermedades cardiovasculares causan casi 18 millones de muertes anuales a nivel mundial, lo que representa el 31% de los fallecimientos.

La concentración plasmática elevada de LDL, triglicéridos y colesterol total es un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular.

Las modificaciones de la dieta son uno de los factores que se ha demostrado que reducen el riesgo cardiovascular por su efecto positivo sobre el colesterol LDL y los triglicéridos, el llamado «colesterol malo».

Las últimas Guías de Práctica Clínica del American College of Cardiology/American Heart Association recomiendan incluir en la dieta una serie de alimentos para bajar el colesterol LDL (cereales integrales, frutas, verduras, legumbres, pescado azul, etc), entre los que se encuentran los frutos secos.

Los frutos secos contienen varios componentes potencialmente beneficiosos desde el punto de vista cardiovascular: ácidos grasos insaturados, fibra, minerales «no sódicos» (potasio, magnesio, calcio y selenio), fitosteroles, polifenoles y antioxidantes.

Varios estudios observacionales han demostrado que el consumo de frutos secos disminuye el riesgo cardiovascular y previene la enfermedad coronaria. En un reciente meta-análisis sobre el impacto cardiometabólico de 10 grupos de alimentos, los frutos secos se han mostrado como el alimento más eficaz para reducir el LDL y el colesterol total2.

El mecanismo de acción por el los frutos secos son buenos para el colesterol es múltiple:

  • Contienen ácidos grasos insaturados, grasas más «sanas» que las saturadas presentes en la carne, cremas o la mantequillas y que son fuente de LDL.
  • Contienen fibra, la cual arrastra el colesterol en el tubo digestivo, impidiendo su absorción.
  • Contienen esteroles vegetales, que también disminuyen la absorción del colesterol en el tracto digestivo.
  • Pueden reducir la absorción del colesterol inhibiendo la enzima β-hidroxi-β-metilglutaril coenzima A reductasa e incrementando la producción de ácidos biliares.
  • Pueden modular algunos microRNAs comunes involucrados en el metabolismo lipídico.
  • Las diferencias en el efecto hipolipemiante de los distintos tipos de frutos secos no ha sido correctamente evaluada.

En conclusión.

  • Pistachos y nueces, por este orden, parecen ser globalmente los mejores frutos secos para mejorar el perfil lipídico.
  • Las almendras son también eficaces para bajar el LDL.
  • Ningún fruto seco tuvo impacto significativo en el HDL, el «colesterol bueno».

Es importante tener en cuenta que los frutos secos son alimentos ricos en calorías y pueden hacernos ganar peso. Aunque en la mayoría de los estudios no se ha observado que una dieta enriquecida con frutos secos modifique el peso corporal1,3, esto puede ser atribuido a que son simplemente eso, dietas «enriquecidas», no dietas «a base» de frutos secos.

Debemos consumirlos con moderación, sin atiborrarnos.

Alrededor de 28-30 gramos al día es suficiente, lo que viene a ser un puñado.

Evaristo Castedo

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído