Todo es un brindis al sol

El chapucero ‘apagón’ energético de Pedro Sánchez tiene la virtud de cabrear a casi todo el mundo

¿Va a colocar el ministro Marlaska a un policía de guardia en cada oficina y tienda para controlar los termostatos y las luces?

El ‘apagón’ energético es una chapuza muy al estilo de Pedro Sánchez y sus compinches.

El decreto del Gobierno PSOE-Podemos ha conseguido cabrear a comerciantes, hosteleros y ciudadanos de todas las regiones de España.

No es raro si se tiene en cuenta que el líder del PSOE, la ministra Ribera y su legión de asesores, lo improvisaron en dos tardes.

El Gobierno socialcomunista no calculó en serio cuánto se puede ahorrar con las medidas, ni reparó en el pequeño detalle de que al final puede resultar inaplicable.

¿Va a colocar el ministro Marlaska a un policía de guardia en cada oficina y tienda para controlar los termostatos y las luces?

¿Aplicarán el apagón de Sánchez las comunidades autónomas, que son las que al final tienen las competencias en la regulación del comercio?

¿Están correctamente informados los empresarios sobre lo que tienen que hacer desde este miércoles, en plenas vacaciones de agosto?

Todo es un brindis al sol. Otra pifia de un Gobierno chapucero, que adora el intervencionismo, pero que ni siquiera es capaz de hacer que se cumplan de forma normal sus ocurrencias.

Sánchez y sus ministros son muy flojos. Y a España le hacen más falta unas elecciones anticipadas que a los españoles un ventilador en estos sofocantes calores de agosto.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído