UNEDISA deja claro que no hay dinero para todas las salidas y que el director 'elegirá'

Pedrojota desbordado por la solicitud de bajas voluntarias en ‘El Mundo’

Se inician meses clave para la supervivencia tanto de 'El País' como de 'El Mundo'

‘El Mundo' está en venta, pero el problema es que a excepción de los bancos liderados por Moncloa, nadie quiere comprar Unidad Editorial

Lo que parecía un conflicto cerrado ha vuelto a complicarse. El pasado 13 de septiembre de 2013 y tras serias amenazas de Pedrojota, la Asamblea de ‘El Mundo’ aprobaba por mayoría, aunque en segunda votación, los planes de recortes de la empresa.

En este plan se incluían bajas voluntarias que según la última contabilización, superan largamente las expectativas de la empresa, incluso poniendo en riesgo la operatividad de muchas secciones.

Se habla de que ‘pesos pesados’ habrían pedido su salida, algo que preocupa al propio Pedrojota Ramírez. Tampoco habría dinero suficiente para tantas indemnizaciones.

‘El Mundo’ nunca contempló este desborde de solicitudes de bajas voluntarias que en principio darían 35 días de indemnizaciones, hasta llegar a 45 días en algunos casos excepcionales.

Ahora se enfrentan a una compleja situación en que pueden perder a ‘pesos pesados’ del equipo. Ante esta situación, algunos directivos incluyendo al propio Pedrojota Ramírez podrían pedir veto en algunas salidas.

Esta situación también complica el dinero destinado a las indemnizaciones, con la liquidez del Grupo pasando por uno de sus peores momentos.

Esta situación se produce por la lógica desconfianza de la plantilla en el proyecto de la empresa, sin rumbo y con evidentes problemas económicos. Hace una semana se ha aprobado este plan de bajas y reducciones salariales, que ya se suman a la salida de 50 empleados a comienzos de año y tres Eres en tres años en toda la empresa. Durante el tiempo que ha durado la crisis la plantilla ha pasado de 2.200 empleados a los actuales 1.400.

De aprobarse esta avalancha de salidas en los propios sindicatos se reconoce que es muy difícil que los actuales productos periodísticos puedan seguir saliendo a la calle.

UN PANORAMA SOMBRÍO PAREA LA PRENSA

Los dos principales periódicos de España son el mejor ejemplo de la decadencia de un sector que completará seis años de crisis.

El desplome de la publicidad, las ventas y una falta de modelo alternativo les deja en la peor situación económica de su historia.

‘El Mundo’ está en venta, pero el problema es que a excepción de los bancos liderados por Moncloa, nadie quiere comprar Unidad Editorial.

Dentro del grupo la situación es compleja y en privado los gestores reconocen que si de no haber llegado in extremis la inyección de 400 millones desde la matriz italiana, Unidad Editorial hubiera tenido serios problemas para llegar a fin de mes y pagar a sus proveedores, incluidos los salarios de su plantilla.

Cada día que pase sin tener claridad respecto de esta asfixiante situación, es un paso más que se da hacia el precipicio de un Grupo que tiene pocas soluciones para sobrevivir en lo que queda de año.

En el caso de ‘El País’, el único diario que supera a ‘El Mundo’ en difusión y en tirada, la situación es similar.

El Grupo Prisa, editor de la cabecera, debe 3.500 millones de euros a los bancos y su capital está repartido entre fondos de inversión y bancos españoles, que han canjeado deuda por capital.

‘El País’ es una de las garantías financieras que ha puesto Juan Luis Cebrián para garantizar la operación. ‘El País’, uno de los diarios más importantes de habla hispana, es por tanto un activo de la banca y como tal está a merced de los vaivenes financieros.

El diario probablemente cierre este año con pérdidas por segundo año consecutivo y con una brutal e imparable caída de ingresos.

Al igual que ‘El Mundo’ sin un modelo digital y sin nuevos ingresos que puedan mitigar sus paupérrimas cuentas de resultados.

Y ya no estamos hablando de que el papel ha muerto, el que ha muerto es el modelo de negocio de estos dos grandes diarios, que jugaron a ser actores políticos y que murieron presa de superestructuras que no pudieron reducir a tiempo.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído