El Grupo Godó, Ara y Jaume Roures, grandes beneficiados de las ayudas a dedo del Ejecutivo catalán

La Generalitat de Cataluña riega de millones a periodistas y medios que promueven el independentismo

El Mundo, con unas cifras de usuarios cercanas a la de la Vanguardia, apenas llega a los 14.000 euros en publicidad institucional por los prácticamente 4 millones que se embolsa el rotativo catalán

La Generalitat de Cataluña riega de millones a periodistas y medios que promueven el independentismo
Jaume Roures (Público-Quinze), Esther Vera (Ara) y Javier Godó (La Vanguardia), grandes beneficiados por la Generalitat catalana.

No se trata de tener más difusión o más lectores.

La Generalitat de Cataluña, saltándose el lógico proceso de reparto de la publicidad institucional, y que no es otro que los datos objetivos de ventas y/o de lectores en el caso de las ediciones en Internet, ha optado por dar mayoritariamente el parné a los medios que más se arriman a la causa independentista.

Según el informe de la Memoria de la Comisión Asesora sobre la Publicidad Institucional de la Administración Catalana al que ha tenido acceso el diario El Mundo este 12 de agosto de 2021, queda bien claro que durante el período de Quim Torra al frente del Gobierno catalán el objetivo era mimar a los medios afines.

De hecho, durante el año 2020, con la pandemia haciendo estragos, se incrementó la cantidad destinada a publicidad institucional en unos cuatro millones de euros, pasando de los 29 a los 33.

Baste como ejemplo un botón.

Las webs de La Vanguardia y la de El Mundo arrojan estas cifras de usuarios únicos. Algo más de 23 millones en el primer caso y un poco menos, algo más de 20 millones en el segundo rotativo.

Pues esa escasa diferencia es agrandada a la hora de las dádivas de la pasta institucional. Al diario de Godó le cae un premio que supera los 1,3 millones de euros, mientras que al periódico on line de Unidad Editorial le corresponde la ridícula ayuda de 9.493 euros.

Y eso en cuanto a la edición en Internet, porque a nivel impreso la diferencia de pasta institucional es mucho más sangrante.

La Vanguardia se alza con más de 2,6 millones de la Generalitat por unos escasos 5.000 euros para El Mundo.

Muy por encima del diario dirigido por Francisco Rosell están en esa clasificación de publicidad institucional medios como Ara, dirigido por Esther Vera, que, a pesar de tener apenas 1,1 millones de usuarios únicos, se lleva un buen bocado, más de 1,6 millones de euros entre la web y la edición impresa.

Tampoco pierde ripio a la hora de poner la mano, previo masaje a la causa independentista, el empresario Jaume Roures que con Público/El Quinze ha sacado una buena tajada, cerca del millón de euros.

El Punt-Avui, que tuvo en su momento al prófugo Carles Puigdemont como redactor jefe, también es de los agasajados por la Generalitat y se ha hecho con más de 830.000 euros entre la edición de papel y la de internet.

El Periódico de Cataluña también se lleva a la saca un buen mordisco con más de 2,1 millones de euros en publicidad del Gobierno catalán.

Incluso, ya traspasando los límites del descaro, el Ejecutivo de Torra llegó a dar más de 30.000 euros al proyecto de Jaume Giró, The New Barcelona Post, en septiembre de 2020. Ahora mismo este responsable es consejero de Economía y Hacienda en el Ejecutivo de Pere Aragonès.

 

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído