EN PALMA

Un fallo protocolario pone en grave apuro a la Princesa Leonor y acaba enfureciendo a Doña Letizia

Una indiscreta pregunta a la heredera provoca la intervención de la Reina para evitar males mayores

Un fallo protocolario pone en grave apuro a la Princesa Leonor y acaba enfureciendo a Doña Letizia
Doña Letizia y la Princesa Leonor junto al Rey Felipe y la Infanta Sofía.

Son Roca, uno de los barrios más desfavorecidos de Palma se convirtió este pasado martes en el centro de la actualidad informativa. El motivo, la visita que realizaron los Reyes y sus hijas para conocer de cerca el proyecto socioeducativo Naüm y la labor que realiza para promover la inclusión social.

A mediodía, Felipe VI, Doña Letizia y sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, llegaban a Son Roca donde un grupo de vecinos les recibió entre vítores, aplausos y banderas. Al llegar al centro educativo, Felipe VI y la çprincesa Leonor subieron a las aulas por la escalera, mientras que Doña Letizia y la Infanta Sofía lo hicieron por el ascensor, ya que la hija menor de los Reyes todavía camina ayudada por un muleta a causa de la herida que se produjo en la rodilla el pasado domingo.

Los Reyes y sus hijas visitaron algunas de las aulas y se interesaron por el desarrollo de las actividades hablando con los jóvenes y los niños que acuden a Naüm. En todo momento se mostraron cercanos, preguntando el nombre de sus interlocutores y escuchando las explicaciones de usuarios y trabajadores. Se pudo ver a la Reina y al Rey prestando especial atención a las palabras del pequeño Juan Diego que les mostraba uno de sus dibujos.

La Familia Real atendió a las explicaciones de los jóvenes que se forman como fontaneros gracias a este proyecto y también departieron con un grupo de niños de entre ocho y diez años que acuden a la escuela de verano del centro y con algunos de los chicos que trabajan como voluntarios. Los instantes en que los Reyes y sus hijas charlaron con los jóvenes y niños dejaron momentos fuera del protocolo.

Y es que Casa Real decidió no ‘filtrar’ lo que los chavales querían preguntarle a la Familia Real, algo que no ha sentado bien sobre todo a Doña Letizia, tal y como aseguran a Periodista Digital fuentes próximas a Zarzuela. Juanma Díaz, de quince años, abría la ronda de preguntas interrogando al Rey sobre su altura. “¿Cuánto mide?, decía el adolescente a Don Felipe.

Pero el momento más inoportuno y delicado llegaba cuando la inocencia infantil de una niña, Peinda Sibide, hacía pasar un mal momento a la comitiva real y sobre todo a Doña Letizia.

La pequeña se dirigía directamente a la heredera de la Corona, la Princesa Leonor para preguntarle qué quería ser de mayor. Con cara de sorpresa y algo apurada, su madre, la Reina Letizia, intervenía rápidamente para zanjar la pregunta y no dejaba contestar a la Princesa: «Lo que tiene que, no lo que quiere», decía Letizia para evitar males mayores.

El posterior enfado de la Reina fue ya inevitable.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído